CLAC continúa fomentando la campaña con universidades por un Comercio Justo

Construir relaciones estables y de mutuo beneficio entre las organizaciones de productores de comercio justo y el mundo académico es una tarea un tanto difícil y larga; sin embargo, los productores latinoamericanos han entendido que es un desafío muy importante para concientizar a los ciudadanos en nuestras sociedades y para educar sobre los valores y principios de una economía más solidaria, un consumo más responsable y comprometido, y un comercio más justo y equitativo.

 Nueve meses después del lanzamiento de la campaña, la Uniminuto de Bogotá fue declarada como primera universidad latinoamericana por el Comercio Justo. En Colombia, otras tres universidades están en los trámites internos para cumplir con los criterios, valorizando a través de la campaña todo el trabajo en comercio justo local que ya están desarrollando. En Costa Rica, otras tres universidades están interesadas en la campaña y se espera recibir pronto su compromiso formal para que se sumen a la red. En Ecuador, también se está trabajando con dos potenciales universidades por el comercio justo, así como en Nicaragua con una, y en Perú con dos más.

 En estos últimos meses hemos recibido varias cartas de apoyo a la campaña: de la Universidad de Cantabria (universidad española por el comercio justo), del Fair World Project (Estados Unidos), de la Coordinadora de Comercio Justo de Costa Rica y Panamá y de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo. Desde CLAC seguiremos fomentando este esfuerzo conjunto que confiamos dará muy buenos frutos para nuestro continente.

 Para más información sobre esta iniciativa consulte http://www.clac-comerciojusto.org/ulcj/