La CLAC participa en el desarrollo de la próxima estrategia de incidencia de Fairtrade (2016-2020).

Durante los días 2 y 3 de diciembre se desarrolló en Bruselas el taller del grupo de Incidencia del sistema Fairtrade International, para culminar el proyecto global Fairtrade que empezó a finales del año pasado y estuvo coordinado por la Fair Trade Advocacy Office.

En el taller participaron: Caroline Hickson y Will Flinterman (Fairtrade International-FI), James Mwai (Fairtrade Africa), Ann Brown (Fairtrade America), BarbaraCrowther y Tim Aldred (Fairtrade Foundation-UK), Martin Schüller (Fairtrade Germany), Anthony Pel (Max Havelaar France), Sergi Corbalán (FTAO) y Marco Coscione como representante de CLAC.

El principal objetivo del taller fue analizar el enfoque de la próxima estrategia Fairtrade (2016-2020) en el ámbito de incidencia, presentar el trabajo desarrollado por CLAC y Fairtrade Africa durante el 2015 en incidencia, así como otro insumos desde el equipo Fairtrade; y empezar a construir las prioridades y el proceso de trabajo del grupo global de incidencia.

Respecto a la anterior estrategia Fairtrade, la futura estrategia está dando más espacio para el trabajo de incidencia, considerándola como una de las prioridades para los próximos cinco años; esto necesitará, sin duda, una coordinación global, pero también que las diferentes personas a cargo de las actividades de incidencia en los diferentes países y regiones empiecen a trabajar de forma articulada, valorando las diversidades globales, regionales y locales, pero al mismo tiempo aprovechando las experiencias de todos para ser más incisivos a nivel internacional. El protagonismo de las redes de productores será fundamental.

Del taller salieron tres principales prioridades: el cambio climático, como nueva área específica para empezar un trabajo más coordinado en términos de incidencia, dado que ambas redes de productores presentes en el taller subrayaron la prioridad que esto representa para los productores; ingresos y salarios dignos y sostenibles, para garantizar una vida digna a pequeños productores y trabajadores; promover un ambiente favorable para que los gobierno adopten políticas públicas que respondan a las necesidades de pequeños productores y trabajadores rurales, y que fomenten relaciones justas y solidarias en las economías y sociedades de los países. Además, hubo referencias muy importantes al tema de la transparencia y trazabilidad a lo largo de las cadenas de suministros, así como a las relaciones entre comercio justo, derechos humanos y actores económicos globales.

En los próximos meses, los integrantes del grupo global de incidencia tendrán también que concretar una manera efectiva y sostenible de seguir trabajando la incidencia desde el sistema Fairtrade. En el taller se hizo la propuesta de mantener el grupo, pero contar con una coordinación que podría estar rotando cada tres años entre Europa, África, Norte América, América Latina y el Caribe, etc. Una gestión que podría favorecer el desarrollo de capacidades de todas las regiones en ámbito de incidencia. Esta propuesta fue presentada por el Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia de CLAC y muy bien valorada por el grupo.