Comercio justo beneficiando a las comunidades en Argentina

Los trabajadores y las trabajadoras de comercio justo de Argentina están desarrollando proyectos exitosos dirigidos a sus comunidades, beneficiando de esta manera, a sus organizaciones y familias, gracias al manejo efectivo de la prima de comercio justo.

Este es el caso de los trabajadores de finca Algarve, productora de uvas para vino, ubicada en el pueblo de Palmira, del departamento de San Martín en la provincia de Mendoza, quienes han priorizado a los niños y niñas como beneficiarios de sus proyectos.

Marcelo Arancibia, trabajador en Algarve, nos comparte su testimonio: “acá (por la finca) somos todos un solo grupo, los permanentes, los temporarios, todos. Siempre hemos tenido muy buena relación con los patrones pero ahora uno se siente muy bien ayudando a otros sin ningún interés. Esto nos ha fortalecido como grupo y nos llena de felicidad poder hacerlo”.

Por otra parte, los trabajadores de la Bodega Altavista, que integran la Asociación Flores del Monte, se organizaron y restauraron la plaza del Barrio Virgen de Luján. En el barrio viven unas 72 familias cuyos niños no podían disfrutar de un lugar de juegos. El municipio local tenía abandonada la plaza y el mantenimiento general del barrio durante muchos meses; así que el grupo de trabajadores aportó su trabajo, motivación, los materiales y la solidaridad.

Finalmente, también los trabajadores de la Bodega Vinecol en Argentina, decidieron trabajar sobre un plan de alimentación y cuidado de la salud basados en la experiencia de los trabajadores de la Asociación Flores del Monte. El municipio de La Paz, departamento donde se encuentra la bodega, proporcionó el asesoramiento permanente de una nutricionista y bajo su supervisión se armaron bolsones alimentarios para ser repartidos entre los trabajadores y sus familias. Los alimentos seleccionados fueron frutas, verduras, alimentos con bajo sodio y orgánicos. Como estos productos no son fáciles de encontrar en su pueblo, se tuvo que realizar la compra en Mendoza, Capital.

Uno de los principios y valores del Comercio Justo es y seguirá siendo la solidaridad, no solamente entre el norte y el sur, pero también de Sur a Sur.