Productores de caña de azúcar en Belice buscan ser “los mejores de la clase” en protección de la niñez y los jóvenes

Cuando auditores independientes encontraron evidencia de menores de edad laborando en horario escolar en dos plantaciones de caña de azúcar de comercio justo en Belice, de inmediato tomaron medidas: suspendieron la certificación de las plantaciones y emitieron medidas correctivas que tenían que cumplir antes de poder reiniciar operaciones con Fairtrade.

Para los productores de caña de azúcar podría ser un golpe demoledor, considerando que la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de Belice (Belize Sugarcane Farmers Association, BSCFA) tiene más de cincuenta años operando y que se unió al sistema de Fairtrade en 2008. Con la suspensión, los 5 mil productores asociados a la BSCFA enfrentaban una pérdida de millones de dólares al año en pagos de sobreprecio de comercio justo (Fairtrade Premium) y perder contacto con mercados de comercio justo vitales. Y todo ello después de lidiar con huracanes, desplome de precios del azúcar e impactos del cambio climático.

Leonardo Cano, presidente de la BSCFA señala: “Teníamos dos opciones, reaccionar y enfrentar el asunto del trabajo infantil o perder de una vez nuestra certificación de comercio justo. La suspensión por seis meses fue una verdadera llamada de atención para que respondiéramos ante el tema de los niños trabajadores en la industria de la caña, a sabiendas de que es un tema complicado.”

Después de la inspección y suspensión en 2014, Fairtrade conminó a que la BSCFA pusiera en marcha un programa ambicioso que ayudara a identificar y separar a los niños que ya estuvieran en una situación de trabajo inaceptable, y establecer medidas de largo plazo para reducir el riesgo de incurrir en dicha situación. Sin embargo, para los productores eso no fue suficiente.

Nuevamente señala Cano: “Queríamos convertirnos en paladines del bienestar de los niños. No queríamos cumplir solo con el requisito mínimo para recuperar nuestra certificación, queríamos promover los derechos de los niños y los jóvenes, protegerlos de las influencias dañinas, del abuso y de la explotación. Esto es, estamos hablando de construir el futuro.”

De inmediato los productores se percataron de que si querían salir exitosos iban a necesitar ayuda, y solicitaron a Fairtrade y UNICEF que organizaran talleres y sesiones de capacitación para directivos y personal de la BSCFA. La capacitación se centró en los derechos de la infancia (como los ampara la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño), la legislación sobre trabajo infantil en Belice y los posibles impactos negativos del trabajo infantil en los jóvenes y sus comunidades.

Anita Sheth, Asesora Senior de Fairtrade Internacional sobre Cumplimiento y Desarrollo Social, cometa al respecto: “El trabajo infantil es uno de los mayores desafíos que enfrentan los productores y trabajadores en los países en desarrollo. La Organización Internacional del Trabajo estima que hay cerca de 168 millones de niños trabajadores en el mundo y que de ellos, cerca de 98 millones trabajan en la agricultura. El enfoque de Fairtrade basado en los derechos para eliminar el trabajo infantil busca enfrentar las causas que se encuentran en la raíz del problema, permite que los productores vayan más allá de una respuesta reactiva ante la detección del trabajo infantil y fomenten empleo juvenil decente. No obstante, muchos de los niños que entrevistamos en Belice nos dijeron que no les interesa como medio de vida sostenible trabajar en el cultivo o procesamiento de la caña de azúcar. Y eso, en un país que depende del azúcar, es un hecho preocupante.”

Y continua: “Fairtrade cuenta con normas exigentes sobre derechos de los trabajadores, trabajo infantil y trabajo forzado, y el hecho de que la auditoría detectó serios problemas de incumplimiento muestra que hay una observancia rigurosa de dichas normas. Resulta fabuloso que los productores de caña tomaron la iniciativa para resolver esto por sí mismos. Reconocieron que tenían un problema y mostraron determinación para hacer todo lo que estuviera en sus manos para corregirlo.”

El programa de sensibilización se introdujo en las 18 ramas de la BSCFA, a lo que siguió introducir una política integral de trabajo infantil, así como una declaración y procedimientos de protección de la infancia. Lo cual incluye un Sistema de Control Interno para hacer seguimiento de, entre otras cosas, las edades y participación de trabajadores en la producción de caña de azúcar. Fairtrade International también ayudó a introducir un sistema de Vigilancia y Remediación Comunitarias Inclusivas de la Juventud (YICBMR, por sus siglas en inglés) sobre trabajo infantil. El sistema lo desarrollaron conjuntamente con los productores de caña de azúcar con el fin de averiguar si la Asociación estaba interesada en establecer un sistema de auto control para detectar y responder ante el trabajo infantil de forma continua y mejorada. Después de seis meses, BSCFA y Fairtrade International acordaron aplicar una prueba piloto del sistema en dos comunidades productoras de caña de azúcar.

Un elemento central del programa YICBMR es la activa participación de niños y jóvenes, incluyendo adultos, en la comunidad para identificar cualquier riesgo que amenace el bienestar de la niñez y hacer recomendaciones de cómo responder ante dichos riesgos. Se contrató a seis jóvenes como monitores especiales para apoyar a los productores en el nuevo programa. La idea fue que dichos monitores presentaran informes que permitirían generalizar los procedimientos de las prueba piloto y luego aplicarlos en toda la Asociación. Voceros de la BSCFA señalan que el hecho de que ésta asignara 150 mil dólares para financiar el proyecto, después de la suspensión, muestra la seriedad con que toma el creciente bienestar infantil y juvenil en las comunidades donde tiene presencia.

Al respecto comenta Cano: “El proyecto es una asociación entre nosotros y Fairtrade International. Realmente era muy importante que incluyéramos a niños y adultos en cada una de las comunidades donde aplicamos la prueba piloto, para que desarrollaran sensibilidad y conocimiento con respecto a cómo el comercio con ética puede tener un impacto positivo en la siguiente generación de productores, comercializadores y consumidores. De lo que se trata es de incluir a los jóvenes y de la participación cívica y de cómo llegar a una solución todos juntos.”

En las dos comunidades seleccionadas para la prueba piloto (Yo Creek Village en el distrito de Orange Walk y San Victor Village en el distrito de Corozal) se identificó a los niños en riesgo de trabajo infantil y explotación, y se tomaron medidas para remediar la situación. Las cuales incluyeron becas para niños que no asistían a la escuela, actividades alternativas para que los jóvenes generen ingresos, y hacer cabildeo en las dependencias públicas pertinentes, con autoridades escolares y con grupos de la sociedad civil que abogan por ambientes seguros para la niñez. Desde entonces FLOCERT (el órgano independiente que certifica los productos de comercio justo) ha practicado auditorias de seguimiento a las medidas correctivas que aplica BSCFA y ya levantó la suspensión.

No son solo los niños y los jóvenes que se benefician. Julia Clark de Tate & Lyle Sugars, comprador de azúcar de Belice, indica al respecto: “Es importante que el azúcar que compramos sea de una producción sustentable. Nos interesa asegurar que no haya jóvenes laborando en las plantaciones de caña de azúcar de donde nos surtimos de azúcar.”

En octubre de 2015, BSCFA organizó una reunión pública para presentar sus hallazgos y su programa preventivo, a la que asistieron representantes de organismos públicos nacionales y locales, de instituciones educativas e industria de Belice, así como personal diplomático de las embajadas de México, Estados Unidos y Honduras.

En enero del año en curso, Fairtrade International, la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC) y BSCFA organizaron la primera reunión de partes interesadas para planificar cómo poner en práctica el sistema de vigilancia y remediación, no solo en las comunidades restantes de la BSCFA sino con otros productores de caña de azúcar de comercio justo en el país. Un objetivo es explorar la posibilidad de incluir el trabajo y esfuerzos nacionales que el gobierno ha realizado para eliminar el trabajo infantil.

Nuevamente comenta Cano: “Queremos ser los mejores de la clase en lo que se refiere a desterrar el trabajo infantil en la industria azucarera. Queremos que el azúcar procedente de Belice quede fuera de la lista de observación de trabajo infantil por parte de la sociedad; es por ello que invertimos tanto tiempo, esfuerzo y dinero para corregir esta situación. Sin embargo, no podemos hacer esto solos. El gobierno, la industria y los grupos de la sociedad civil deben unirse, conjuntar recursos y trabajar unidos y de manera decidida para garantizar que la producción de azúcar en Belice se realice no solo cumpliendo con las normas de comercio justo y la legislación nacional, sino de conformidad con los derechos de la infancia como establece la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del niño.”

CLAC realiza encuentro “Jóvenes sembrando enfoque generacional”

Hernan“Vengo con la expectativa de conocer de otras experiencias exitosas y conocimientos para implementarlas en mi organización y mejorar el fortalecimiento a los jóvenes. Me siento entusiasta, y agradecido por estar en el encuentro que sé que me hará mejor persona a favor de mi organización”, dijo el joven mexicano Hernán Aguilar Alvarado, representante de la Cooperativa Unión de Ejidos de la Selva, quien es uno de los 30 jóvenes de cooperativas y asociaciones de Latinoamérica y el Caribe participaron del primer encuentro de jóvenes que CLAC está desarrollando del 16 al 18 de marzo, en San Salvador, El Salvador.

El objetivo del encuentro es generar un espacio de intercambio y presentación de experiencias que contribuyan a fortalecer los procesos de inclusión de jóvenes vinculados a las distintas organizaciones que integran la CLAC para que su voz llegue a los espacios de toma de decisiones.

El joven, Bernal Valverde, secretario del Consejo de Directores de CLAC, compartió la experiencia de éxito de Coopevictoria involucrando a la juventud, y compartió sobre el proyecto de reciclaje y cuidado del medio ambiente que esta organización implementa. Asimismo, Juan Zurita y Raúl Caso presentaron la estrategia de fortalecimiento de la red de jóvenes en Perú; mientras que Johan Ledesma, presentó la iniciativa de una Universidad para el Campo en Colombia.

IMG_2039

“En Dominicana estamos trabajando mucho con los jóvenes el tema del cambio climático puesto que nos afecta directamente, además tenemos grupos focales que están trabajando el tema de prevención del trabajo infantil, que considero son experiencias que aportarán mucho para que otras organizaciones puedan tomar ideas e implementarlas”, sostuvo Rosa Marmolejo, representante de CONACADO, República Dominicana.

El encuentro también contó con el desarrollo de un taller sobre el cambio climático, herramientas virtuales de CLAC y una gira de campo a la Cooperativa de café Los Pinos. Uno de los principales resultados al final de esta jornada, serán los insumos que estos jóvenes habrán dado para la construcción de una estrategia a nivel de CLAC para lograr una mayor inclusión juvenil.

Productores apícolas buscan adaptarse al cambio climático

La Cooperativa Agraria Pueblo Apícola está integrada por más de 30 apicultores de distintas localidades de los departamentos de Tacuarembó, Rivera, Soriano y San José, en Uruguay. La gran mayoría de ellos están dedicados a la producción orgánica, y poseen en conjunto 6.860 colmenas.

Para mejorar la productividad y la calidad de la miel, los apicultores están desarrollando estrategias de colaboración entre sus mismos miembros, con la participación activa de mujeres y jóvenes. Dentro de estas estrategias se está formulando un plan de acción que responda a las necesidades reales, sobre todo los impactos del cambio climático. Los cambios en los regímenes de lluvias y las variaciones extremas de temperatura afectan la floración, disminuyendo la oferta de néctar y polen para para las abejas, generando una reducción en la producción y calidad de la miel. Adicionalmente, otras presiones ambientales como el incremento de enfermedades y plagas, aumentan la mortalidad y estrés en las abejas haciendo que en casos extremos las abejas enjambren, abandonando las colmenas. Para enfrentar estos retos se han designado técnicos para la búsqueda de soluciones y acciones puntuales, que logren preparar al productor y a sus colmenas ante el desequilibrio alimenticio que sufren las colonias.

foto_publo_apicola_1

El productor apícola trabaja con material vivo que es muy sensible a los cambios y una de las principales consecuencias que observa en sus colmenas es el desequilibrio alimenticio que sufren las colonias. El plan de acción que se propone tiene como objetivo preparar al productor para enfrentar estos efectos de forma eficiente.

Entre otras acciones exitosas de la cooperativa se encuentra el haber conseguido que se pague al contado por la venta miel, y lograr un fondo para maquinarias, el cual está beneficiando a productores de distintas regiones con el acceso a equipos modernos, financiados y subsidiados.

Si desea conocer más sobre la cooperativa pueden visitar su página en Facebook, Cooperativa Pueblo Apícola https://www.facebook.com/cooperativa.puebloapicola.

Organizaciones hondureñas de Comercio Justo participaron en el evento de leyes tributarias, controles internos y análisis financiero

Como parte del fortalecimiento en temas administrativos y controles internos, se planificó el evento denominado “Evento sobre Leyes Tributarias y controles internos con organizaciones Fairtrade” al que asistieron un total de 28 participantes de 11 organizaciones. La jornada fue coordinada en conjunto con la Asociación de Organismos no Gubernamentales (ASONOG), con quien ha logrado una muy buena alianza con la Coordinadora Hondureña, con quien se viene realizando algunas actividades en conjunto. Entre los asistentes se contaron con personal administrativo-contable de las organizaciones de productores, así como miembros de sus juntas directivas, y personal del equipo gerencial, además de personal de apoyo de la CHPP y ASONOG. La jornada fue facilitada por Juan Carlos Guerra, consultor experto quien cuenta con la experiencia en los temas.

Entre los temas de importancia que se pueden destacar se encuentran cálculos de impuestos y declaraciones de los mismos ante el fisco nacional, controles internos y su importancia para las organizaciones, tratamiento a las cuentas de estados financieros, contabilización y procedimiento del premio Fairtrade, análisis financiero y definición de cada una de las razones, además de resaltar la importancia de una Política Administrativa, la cual es parte de los controles internos, tomando como ejemplo la aplicable a las organizaciones de productores beneficiarias de fondos de proyecto Finlandia.

La esencia de la mujer en el comercio justo

Actualmente, el papel de la mujer es esencial y determinante en la armonía y el equilibrio de la comunidad. Cada vez, hay un mayor protagonismo de la mujer, no sólo en las esferas familiar y espiritual, sino también en el desarrollo económico, social, político y cultural de las sociedades en general.

Resulta innegable el rol que las mujeres y las niñas desempeñan en la agricultura. De acuerdo a datos de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que las mujeres representan el 43% de la fuerza de trabajo agrícola en los países en desarrollo. Según el informe del Monitoreo de los Alcances y Beneficios de Comercio Justo 2014, de Fairtrade Internacional, un 26% son mujeres productoras y trabajadoras certificadas comercio justo, lo cual representa una puerta de oportunidades para trabajar por una mayor igualdad de género.

En CLAC, se reconoce el papel fundamental de las mujeres y su aporte al desarrollo de las familias, las comunidades y las organizaciones que trabajan en comercio justo. Conscientes de los retos que se enfrentan en el día a día para mantener una participación activa de mujeres y hombres en los procesos de desarrollo, se ha procedido a elaborar de manera participativa una política de género, la cual está aún en proceso de una consulta más profunda y en proceso de aprobación. Esta política propone acciones estratégicas orientadas a la sensibilización y fortalecimiento de liderazgo de las mujeres, construcción de nuevas masculinidades, y visiones de trabajo más incluyentes de mujeres y jóvenes.

Las mujeres tienen un rol vital para el desarrollo de las familias y la sociedad, en este día Internacional de la Mujer, nos sumamos a esta magna celebración, reconociendo su enorme contribución e importancia en nuestras familias, organizaciones y comunidades!!! Feliz Día Mujer!!!

Le invitamos a escuchar nuestra cápsula Hacia una política de género en CLAC

República Dominicana: taller de formación de formadores para productores y trabajadores del sector bananero

A partir de noviembre de 2015 CLAC y el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) iniciaron una serie de talleres para el fortalecimiento de todas las organizaciones de pequeños productores y asociaciones de trabajadores bananeros en República Dominicana. Dicha iniciativa ha sido impulsada dentro del marco del Proyecto BAM (medidas de acompañamiento al banano por sus siglas en Ingles) y Mejoras de las Condiciones Laborales, con fondos de la Unión Europea.

Las organizaciones dominicanas tienen la oportunidad de capacitar a un representante con el fin de replicar lo aprendido, es decir, formar a un “Formador de Formadores” que sea capaz de transmitir los conocimientos necesarios a los demás miembros de la organización y al resto de trabajadores y trabajadoras.

Los temas desarrollados se han enfocado en la protección infantil: los principios de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, los Derechos del niño y la niña, los Convenios 138 y 182 de la OIT, entre otros. La idea es que cada organización sepa que el ser parte del comercio justo también significa conocer y respetar cada una de estas convenciones internacionales. Además, el propósito es que cada organización pueda elaborar una política clara y definida como parte de un sistema que trabaja y protege los derechos fundamentales de la niñez.

Otro de los temas tratados ha sido la planificación estratégica y de desarrollo, para fortalecer las capacidades de pequeños productores y trabajadores Fairtrade en la elaboración y comunicación de planes de desarrollo, con el fin de empoderar y fortalecer a sus organizaciones o asociaciones para la ejecución exitosa de los planes de desarrollo.

En cambio climático se abordaron sus causas principales, consecuencias y posibles respuestas, mediante técnicas de conservación, mitigación y protección del medio ambiente. Se informó sobre las mejoras y cumplimientos de los Estándares Fairtrade, dando a conocer la nueva estrategia Fairtrade sobre cambio climático, con el objetivo de apoyar al productor en la adaptación y en la reducción de las emisiones de carbono, con el fin de trabajar por un desarrollo más sustentable.

También se desarrolló un taller sobre gestión del talento humano fortaleciendo las capacidades de gestión de cada una de las organizaciones y plantaciones, desde manejo de personal, hasta la gestión del talento humano. Se intentó construir un modelo de gestión que pueda ser ajustable a cada organización, analizando las diferentes capacidades de cada una.

En el mes de marzo, se desarrollaron también los talleres de género y masculinidad, donde se buscará sensibilizar a los hombres, participantes del taller, en la construcción de masculinidades alternativas, para transformar la realidad de hombres y mujeres y frenar las desigualdades de género; así como también sensibilizar sobre la importancia de fortalecer el liderazgo de las mujeres para mejorar la participación dentro de las organizaciones, como parte de los procesos de inclusión de género para la sostenibilidad de las mismas.

En el mes de abril, se llevará a cabo el taller sobre sistemas de control interno y pre-auditorías, donde se aplicará el conocimiento adquirido en sistema de control interno y pre-auditorías para implementar o mejorar los sistemas de cada organización.

La capacitación es la mejor herramienta de fortalecimiento para las organizaciones, que garantiza el cumplimiento de una normativa en el marco de las exigencias, creando así, capacidades para el desarrollo sostenible de la organización. Es por esto que la CLAC y el PNUD trabajan en conjunto para ofrecer entrenamiento sobre temas esenciales, para el enriquecimiento organizativo.

CAPUCAS Y FUNTRAJUSTO ganadores de los premios Fairtrade

 

Fuente: Fairtrade Internacional

El día 3 de marzo, se realizó la entrega de los premios a los Galardones Fairtrade 2016, en Berlín Alemania, a los productores, trabajadores, compradores y seguidores que están impulsando el cambio en sus propias comunidades. Los ganadores fueron seleccionados por un panel internacional de expertos en sostenibilidad designados por las redes de productores de comercio justo en África, Asia y Latinoamérica.

La cooperativa hondureña COCAFCAL ganó en la categoría de Organización de Pequeños Productores. Es una cooperativa de café que apoya el desarrollo sostenible en beneficio de más de 5.000 personas en el noroeste de Honduras, específicamente CAPUCAS. La organización tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de sus 800 miembros y sus 12 comunidades, especialmente en materia de salud, educación, infraestructura y el deporte. En el 2015, COCAFCAL se asoció con la Universidad Autónoma de Honduras para establecer la primera universidad virtual en el país, y más de 40 aplicaciones ya se han recibido de los futuros estudiantes. COCAFCAL también ha invertido en proyectos para ayudar a los miembros de la comunidad a aumentar sus ingresos a través de la pesca y el turismo, y mediante la producción de hierba de limón y frutos secos.

La segunda categoría premiada fue para los Comités de Prima de Comercio Justo, donde los ganadores fueron la organización colombiana Fundación de Trabajadores de Comercio Justo de Urabá (FUNTRAJUSTO), la cual está compuesta por 15 plantaciones certificadas y es la primera fundación en la región de Urabá que organiza proyectos de trabajo social en las comunidades locales. Prioriza a grupos como mujeres, jóvenes y ancianos. Su primer proyecto fue la apertura de una nueva escuela en el pueblo de El Tigre, lo que significaba el acceso a la educación para 80 niños.

“Este es un gran reconocimiento de nuestros logros. Usamos la prima de comercio justo para abordar los problemas más apremiante de nuestras comunidades “, dijo Fredys Cuesta García, representante de FUNTRAJUSTO, al aceptar el premio en nombre de sus compañeros. “El premio ahora nos anima a seguir trabajando hacia nuestra visión de hacer toda nuestra región un lugar mejor para vivir” finalizó.

Video

Premiación de los galardones Fairtrade

Productores de comercio justo, trabajadores, compradores y seguidores que están impulsando el cambio en sus propias comunidades serán algunos de los galardonados en la segunda edición de los Galardones de Comercio Justo, el día 3 de marzo, en Berlin, Alemania.

COCAFCAL, cooperativa de café de Honduras, los productores de té de Sukambizi Asociación de Malawi, la Fundación de Trabajadores de Comercio Justo de Urabá (FUNTRAJUSTO) serán algunos de los premiados.