La CESPPO y la experiencia de la Escuela de Incidencia y Empresarialidad

La relación CLAC-TRIAS ha sido fundamental para todo el proceso de preparación del trabajo de incidencia con la CESPPO, Coordinadora de El Salvador de Pequeños Productores Organizados. Ya desde el año 2014, se fueron desarrollando diferentes actividades para el fortalecimiento interno de la coordinadora en incidencia.

Por ejemplo, el taller/foro “Análisis de la realidad salvadoreña y el papel de las organizaciones de productores/as en El Salvador”, cuyos objetivos fueron los siguientes: a) conocer la realidad de las acciones del Gobierno salvadoreño en favor de los pequeños productores; b) conocer las experiencias de otras organizaciones en procesos de incidencia política nacional; c) presentación de los modelos de “Asocio Público-Privado” en otros países de la región. Durante el taller se subrayó tres elementos fundamental del trabajo de incidencia para organizaciones de productores: 1) promover la capacidad de análisis de los entornos sociales y políticos nacionales, así como de las coyunturas y necesidades de las organizaciones de pequeños productores; 2) trabajar en la capacidad de propuesta y respuesta de parte de las mismas organizaciones, con el fin de construir alternativas a los problemas identificados; 3) la capacidad de negociación, con los diferentes actores que son actualmente involucrados en las temáticas de interés de las organizaciones, así como los que se podrían ver afectados. El informe de este taller concluye la necesidad de un acompañamiento preciso a las organizaciones de pequeños productores, para que puedan incidir concretamente, por ejemplo, en las políticas nacionales del sector cafetero.

DSC00985 (2014_11_12 04_20_13 UTC)   Otro taller importante, fruto del trabajo conjunto entre CLAC y TRIAS en apoyo a la CESPPO, fue el relacionado con la “Vinculación con otros actores de interés en el ámbito del desarrollo”. La actividad se centró principalmente en los vínculos con el sector cafetero nacional, en colaboración con el CENTA (Centro Nacional de Tecnología Agrícola y Forestal), institucional autónoma que, entre otros, también se ocupa de la cadena productiva y comercial del café.

Sin embargo, el proceso más importante que se ha llevado a cabo con la CESPPO es la “Escuela de Incidencia y Empresarialidad con Enfoque de Relevo Generacional” (2015), una experiencia que vale la pena rescatar dentro de los esfuerzos que desde CLAC estamos promoviendo en la línea estratégica de Incidencia. El objetivo principal de la escuela es integrar cada vez a más jóvenes en los procesos de fortalecimiento de capacidades y conocimientos para que ellos mismos puedan empezar a tomar decisiones y participen activamente en las actividades de incidencia que se llevan a cabo desde las organizaciones de base y la CESPPO.

DSC01551El módulo formativo para la construcción de una estrategia de incidencia se basó en la metodología FACT (Farmers Advocacy Consultation Tool), herramienta similar a otras que podemos encontrar a nivel internacional, que fue construida por Agriterra, reconocida agriagencia holandesa, organización de cooperación internacional para el desarrollo agrícola y rural, vinculada estructuralmente a organizaciones de campesinos holandeses. Los cuatro pilares de esta metodología, que guían los procesos de investigación y propuesta participativos para la generación de alternativas de desarrollo, son: 1) consultas a la membresía (las bases); 2) investigación participativa; 3) elaboración de propuestas; 4) mapeo y análisis de actores para el cabildeo (mapas del poder). Fruto de este proceso formativo, fue la conformación del Comité de Incidencia al interior de la CESPPO, encargado, entre otras cosas, de transmitir la enseñanza de la metodología entre las organizaciones. El comité, de la mano con los grupos de jóvenes, está trabajando en varias propuestas de iniciativas productivas y empresariales para la sostenibilidad intergeneracional de las organizaciones de base. De esta manera, la escuela ayudó a aplicar un enfoque metodológico para la incidencia, también a la empresarialidad, combinando los dos elementos en el mismo proceso de capacitación. Este fue el enfoque clave de la experiencia salvadoreña.

El esfuerzo de capacitación y formación le apuesta tanto a que los asociados empiecen a interiorizar las prácticas de planificación y propuestas, como a que las organizaciones incluyan la investigación y planeación participativa en su cultura organización. De esta manera, estamos respondiendo a uno de los principales problemas identificados por CLAC durante la construcción de la Estrategia de Incidencia continental: las debilidades, dentro de las mismas organizaciones miembros (organizaciones de productores y coordinadoras nacionales), que impiden una labor efectiva en los ámbitos de la incidencia política y social.

DSC01570A los talleres propiciados por CLAC y TRIAS con la CESPPO en El Salvador, también se incluyó el enfoque de género, llamando a varias mujeres de las organizaciones a protagonizar la construcción de propuestas y mapeos de actores. Éstas ahora forman parte del comité de incidencia. Se reconoce que la coordinadora aún tiene mucho trabajo por hacer en términos de protagonizar procesos de incidencia, pero estos pasos de capacitación y planificación ayudaron el entendimiento y empujaron la construcción de un plan de trabajo.

La experiencia de la CESPPO nos demuestra que en los procesos de incidencia desde nuestras organizaciones es fundamental la participación de todos (hombres, mujeres, jóvenes, etc.) y que el proceso de planificación es solo el primero paso, al cual tienen que seguir acciones coordinadas que respondan a las prioridades identificadas, al plan construido conjuntamente y a las responsabilidades asumidas. Pero también demuestra que los procesos formativos nunca se acaban y que es importante mantenerse al tanto de los cambios políticos, sociales y económicos que se dan en nuestras sociedades.

DSC01570