Empoderamiento de la mujer y su trabajo en el comercio justo

En CLAC se reconoce el rol incomparable de la mujer, y su aporte al desarrollo de las familias, comunidades y organizaciones. Datos actuales señalan que las mujeres constituyen un poco más del 43% de la fuerza laboral en la agricultura, y que tienen menos acceso a los recursos productivos como la tierra, los insumos, créditos, entre otros. Según el último reporte de Monitoreo e Impacto Fairtrade, el 26% del total de productores y trabajadores son mujeres, que día a día desarrollan iniciativas que buscan implementar buenas prácticas agrícolas, alcanzar precios que les permitan cubrir costos de producción y tener el ingreso necesario para que su parcela sea sostenible.

La Asociación de Productoras Libres de Marcala “Aprolma” es un ejemplo de dichas iniciativas. En reciente fecha, sus representantes Gladix Hernández, presidenta y Dilcia Vásquez, tesorera, tuvieron la oportunidad de visitar la empresa GEPA, en Alemania, con el objetivo de dar a conocer a APROLMA, junto a Denominación de Origen de Marcala (DO) y a la Coordinadora Hondureña de Pequeños Productores (CHPP). Durante su estadía, tuvieron la oportunidad de brindar presentaciones en tiendas, escuelas, además de dialogar directamente con los compradores, abordando temas que preocupan como organización, tales como: precios, competencia y tendencias de mercado, lo cual es muy importante de conocer para poder tomar decisiones a nivel de la organización y de esa manera enfocar mejor sus acciones.

“Fue una experiencia muy buena que nos permitió dar a conocer todo el trabajo que se realiza como organización de productoras desde la producción hasta la comercialización del café, además de lograr concientizar sobre el costo que la producción de café”, dijo Gladix Hernández, presidenta.

Es interesante denotar que los resultados de esta visita permitieron a las representantes de APROLMA tener una mejor visión tanto del mercado alemán, como de las necesidades de los productores en el país, además de concretar mayores ventas para esta nueva cosecha.

“El trabajo de APROLMA no solo se concentra al cultivo del café, si no que se orienta a empoderar a las mujeres en sus derechos. La producción de café es quizás el vehículo y pone los medios a disposición”, dijo Kleber Cruz.