Fortaleciendo a las Organizaciones de Pequeños Productores de El Salvador

Durante el primer trimestre del año, los procesos de fortalecimiento hacia las organizaciones de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo de El Salvador han sido ampliados gracias a una serie de acciones encaminadas a potenciar a dichas organizaciones principalmente en las áreas de producción, mercado, género e inclusión generacional.

Se destaca la vinculación de las organizaciones con instituciones de gobierno como los Ministerios de Economía y el de Agricultura y Ganadería, el Consejo Salvadoreño del Café, entre otros. Estas relaciones, han posibilitado la articulación entre entidades gracias a la firma de memorandos de entendimiento para la participación en ferias internacionales, la búsqueda de mercados para los cafés de calidad en El Salvador y convenios suscritos para el fortalecimiento productivo y transferencia de tecnología como el establecido con USDA-CLUSA.

A nivel productivo, se está iniciando la ejecución del proyecto para la Cooperativa azucarera El Sunza, financiado por Ben & Jerry en el que se contempla el establecimiento de un sistema de riego para 100 manzanas de cultivo.

En cuanto a las áreas de género e inclusión de jóvenes se ha garantizado el apoyo prioritario a través de la consolidación de un proyecto para los próximos cinco años con la organización belga, TRIAS, con el que se busca impactar a 1618 familias de las organizaciones en El Salvador. Continuando con la búsqueda de procesos inclusivos, a través de la asignación de fondos propios y en el marco del Día Internacional de la Mujer, la Coordinadora Salvadoreña realizó un Encuentro Nacional de Mujeres en Comercio Justo, espacio en el que se reflexionó sobre la necesidad de continuar sensibilizando y potenciando la participación democrática de hombres y mujeres dentro de las organizaciones. Finalmente, durante este primer trimestre se ha podido construir los planes anuales con jóvenes en cuatro organizaciones.

Es así, que todas las actividades y procesos van encaminados al fortalecimiento no sólo a nivel de producción y mercado sino también a posibilitar el desarrollo humano de las y los miembros que forman parte de las organizaciones.