Campaña Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo. Una academia con olor a tierra

Es indudable el aporte de las universidades en la sociedad. Su contribución va más allá del cotidiano en las aulas del campus. Las universidades son, además de preservadoras de conocimiento, importantes puntos de encuentro entre posturas discordantes, formadoras de liderazgos y exploradoras de soluciones ante problemas y retos. Debemos reconocer también que la cobertura universitaria en los países de Latinoamérica y el Caribe sigue siendo limitada, pues hoy en día, según datos de la UNESCO, sólo el 32% de las y los jóvenes entre 18 y 24 años tienen acceso a la educación superior.

No obstante, no se puede dejar de lado que existe otra manera de transmitir el conocimiento, más empírico, oral y familiar, que se da en el campo. En México está el dicho de que “El trabajo en el campo tiene 100 lecciones, pero es una al año”. Las organizaciones de pequeños productores han sido también un espacio de aprendizaje y desarrollo de capacidades personales y colectivas. Las cooperativas son, en cierto modo, una universidad de la vida.

Esta doble manera de generar conocimientos (de la ciudad y el campo), lejos de ser una dualidad, marca una oportunidad para que desde diferentes enfoques se vislumbren respuestas encaminadas a responder los complejos retos y a través de las vinculaciones universitarias con las organizaciones de pequeños productores, coadyuvar para elevar la calidad de vida de las comunidades. Como lo expresa Raquel Oses, Representante de la Universidad Uniminuto de Colombia: “La alianza entre la academia y los Pequeños Productores debe salir de los muros de las universidades y trascender a los consumidores e instituciones, para poder pasar de la teoría a la práctica del Comercio Justo y el consumo responsable. De esta manera, la equidad, el desarrollo y la libertad se construyen mediante el diálogo de saberes y la solidaridad entre la academia, los Pequeños productores y los consumidores”.

La CLAC, como Red de Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo ha asumido también esa misión y a través de la campaña de Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo, está buscando fomentar el comercio justo y consumo responsable en nuestras sociedades. Esta campaña busca establecer relaciones directas en los distintos ámbitos de actuación de las universidades: investigación, docencia, proyectos de desarrollo y también el consumo institucional con compras directas a las organizaciones de productores.

Esta iniciativa fue lanzada en el 2014 y a la fecha se han incorporado ya 11 universidades en 6 países, y en el breve tiempo se han desarrollado iniciativas de extensión social y de vinculación directa con las organizaciones de pequeños productores de Comercio Justo como son: celebraciones universitarias del día de Comercio Justo, sesiones de degustación de café, estudios de Cambio Climático en comunidades, asesorías administrativas y contables de estudiantes en las organizaciones y compras institucionales de café, entre otras contribuciones. Se espera que cada vez más universidades se sumen a la campaña para poder ir trabajando juntos y juntas en la promoción del Comercio Justo.

Les invitamos a conocer más de este programa en la página http://www.clac-comerciojusto.org/ulcj/,  y conocer más del Programa y algunos ejemplos de universidades vinculándose con las Organizaciones de Comercio Justo.