CLAC participo en el Primer Encuentro nacional “El Comercio Justo como Alternativa para la Construcción de Paz” en Colombia, realizado en Ibagué Colombia del 21 al 23 de Noviembre del 2017. Este evento fue convocado por la Unidad de reparación de víctimas, La Unidad de Organizaciones Solidarias, La Gobernación del Tolima y La ONUDH. Este primer encuentro busca promover la Construcción de Paz y Reconciliación Nacional a través de acciones solidarias y alternativas que le permita a los pequeños productores alcanzar mayor equidad y un desarrollo sostenible.

Yolanda Pinto Afanador directora de la Unidad de Victimas  destacó el que “actores del sector público y privado se articulen frente a la necesidad de establecer en Colombia un sistema comercial solidario y alternativo al convencional”.

Este evento tiene una importancia enorme para nuestro país ya que pone en relevancia el Comercio Justo como política nacional para el sello social que va a tener los productos de víctimas. Es una gran oportunidad para CLAC de poder apoyar y asesorar esta iniciativa gubernamental. En representación de CLAC participó Miguel Munguía miembro del Consejo de Directores y Nelson Pinilla Gestor de Fortalecimiento, así mismo, los productores Víctor Cordero de Red Ecolsierra representando a Iniciativa Colombiana de Comercio Justo, Rocío Mottato de Ingruma por parte de la Coordinadora Colombiana de Comercio justo y Camilo Enciso de ASOPEP por parte de los grupos independientes. Miguel Munguia lidero un panel de discusión donde se presentaron los alcances del comercio justo en Colombia y las experiencias de las asociaciones participantes.

Este Primer Encuentro nacional “El Comercio Justo como Alternativa para la Construcción de Paz” en Colombia busca propiciar un espacio académico y de intercambio de experiencias a nivel nacional entre pequeños (as) productores (as) de población víctima, población vulnerable y organizaciones productivas,  actores del sector público y privado y organismos internacionales. Se presentaron oportunidades, retos y desafíos que implica la construcción de una política de Comercio Justo en Colombia que promueva el desarrollo sostenible con criterios de igualdad, mutua colaboración y respeto a las culturas e identidades de los pequeños (as) productores (as) y con ello lograr un nuevo orden económico, más justo, sano y solidario.

Durante el evento se ha generado un espacio de discusión y amplia participación en el análisis de una real alternativa de inclusión y apoyo a las víctimas: su empoderamiento empresarial y propuesta de un sello social que identifique los productos de la víctimas. La Marca Sello Social Colectiva “Unidos Podemos Reparar a las Víctimas”, es una estrategia  social e  institucional para comercialización en grandes plataformas, mercados campesinos y compras públicas.  Este Sello Social se basa en los principios y valores del Comercio Justo, como una política pública de sostenibilidad a las asociaciones de pequeños (as) productores (as) y sus territorios.

Desde la Unidad para las víctimas y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia (ONUDH) se identificó como prioritario y esencial el acompañamiento para el fortalecimiento de las organizaciones productivas; el mejoramiento del estándar en los productos y la formación adecuada para la negociación. Y es el comercio justo la mejor vía para lograrlo, contamos con el apoyo de CLAC para seguir avanzando en este camino y poder implementar una estrategia de compras públicas y privadas hacia los pequeños productores. Lo que al final se pretende es motivar a los grandes empresarios  y a las entidades estatales a relacionarse de forma directa con el agro colombiano promoviendo el sentido social más justo y solidario.