3ra. actualización sobre los efectos del COVID-19 en América Latina y el Caribe

22 de Abril, 2020

Queridos(as) socios(as) y partes interesadas:

La pandemia de COVID-19 continúa afectando a América Latina y el Caribe, región en la se registran más de 106 mil casos y 5.364 muertes hasta el 21 de abril. La pandemia y las medidas preventivas tomadas por los gobiernos tendrán un impacto severo en la economía de la región, que podría contraerse en un promedio de -5.3% del PIB en los próximos meses, según un estudio reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La caída drástica de los precios del petróleo registrada el lunes en WTI también tendrá un impacto en las economías de la región, en la que algunos países son productores de petróleo.

Los gobiernos de la mayoría de los países (excepto Nicaragua) mantendrán medidas estrictas para prevenir la enfermedad, como cuarentenas y toques de queda, incluido el cierre de industrias y actividades económicas, hasta finales de abril. Sin embargo, algunas autoridades están evaluando reiniciar algunas actividades en mayo para disminuir el impacto económico.

Brasil tiene una crisis política que acentúa el efecto de la pandemia, ya que el presidente está más preocupado por la economía y no ha decretado medidas preventivas, mientras que las autoridades locales (gobernadores estatales y municipios) han llamado a la población a quedarse en casa y mantener el distanciamiento social. Brasil ha alcanzado 40 mil casos.

El gobierno de México ha declarado que el país entró en la fase 3 de la pandemia: estado epidemiológico, en el cual los casos aumentarán en las próximas semanas.

Nicaragua, Belice, Haití, Paraguay, El Salvador y Jamaica son los países con menos casos de COVID-19 en la región de América Latina y el Caribe.

APOYO DE CLAC A LAS ORGANIZACIONES

El personal de CLAC ha mantenido comunicación con las OPP desde el comienzo del período de cuarentena y ha brindado asistencia virtual en diferentes temas, como el uso de la prima Fairtrade para ayudar a los miembros y las comunidades durante la emergencia, utilizando la flexibilización de los estándares. Nuestro personal ha realizado reuniones y talleres virtuales con las OPP en diferentes regiones y ha compartido información y recomendaciones a través de WhatsApp con productores y trabajadores de organizaciones certificadas.

Esta semana se envió una encuesta a las organizaciones para recopilar datos sobre los efectos de la crisis de COVID-19 en las organizaciones de productores(as) y trabajadores(as) de Comercio Justo. En las próximas semanas esperamos recopilar datos sobre medidas preventivas, necesidades básicas, empleo y acceso a servicios de salud, así como el impacto económico de la crisis en las organizaciones. Además, esperamos reunir información más sistemática sobre esfuerzos de solidaridad, iniciativas de adaptación y resiliencia.

CLAC también ha mantenido reuniones periódicas con las redes de productos de café, cacao, miel, plátano, flores, quinua, frutas frescas y vino para evaluar su situación con respecto a las ventas, precios, contratos y acceso a los mercados. También hemos coordinado esfuerzos con las NFO para informar a los compradores y tratar de evitar la cancelación de pedidos y contratos. También estamos haciendo un estudio sobre el costo de la producción de banano durante la crisis.

Las recomendaciones de las Organizaciones de Salud Mundial se han compartido ampliamente con productores(as) y trabajadores(as) en diferentes formatos. El equipo de CLAC ha creado materiales audiovisuales en diferentes idiomas para compartir las medidas preventivas con diferentes poblaciones.

NEGOCIOS

CAFÉ

La demanda de café continúa aumentando y los inventarios están disminuyendo. El consumo doméstico ha aumentado, y los tostadores están asegurando su suministro, temiendo que puedan enfrentar problemas para obtener el café de los países productores y con el transporte en el futuro. Especialmente, el arábica lavado comenzará a escasear y los diferenciales aumentarán. Los inventarios en los países consumidores se estiman en menos de 30 millones de sacos y el consumo es cercano a 110 millones de sacos, por lo que tienen producto en inventarios para poco más de 3 meses.

Brasil ha comenzado la cosecha y existe preocupación por la disponibilidad de contenedores para finales de abril. La cosecha también está comenzando en la zona central de Colombia y en Perú, donde se ha organizado con mano de obra local, pero tendrán dificultades vendiendo el café porque no pueden salir. Las organizaciones enfrentan dificultades con los financiadores y problemas con el transporte y la mano de obra. Algunas comunidades han cerrado el camino para protegerse contra el contagio.

La cosecha en Centroamérica ha finalizado en su mayoría, las organizaciones están en proceso de preparación y exportación, pero en el campo comienzan el trabajo de mantenimiento de la plantación, fertilización, renovación, poda, entre otros.

Los productores hondureños operan al 50 por ciento. Los contratos se están cancelando, principalmente de Europa y Australia. La cosecha ha terminado y ha habido dos buenas floraciones, pero el traslado de fertilizantes ha sido un problema debido a las estrictas restricciones de movilidad. Marcala y Cobán cerraron sus áreas para evitar ser infectados. En Nicaragua hay pedidos de cafés convencionales y RA. No ha habido cancelación de contratos.

Los pequeños tostadores posponen sus contratos hasta 2021, ya que temen que ya tengan la oferta y, en algún momento, el mercado se desacelerará. Esto puede generar una caída en los precios, coincidiendo principalmente con los cultivos brasileños (mayo y agosto).

CACAO

La producción de cacao se mantiene normalmente como se informó la semana pasada, a pesar de las restricciones de movilidad. Las organizaciones en República Dominicana continúan cosechando. Hay algunos retrasos en los pedidos y algunas cancelaciones. La demanda de cacao FT se mantiene estable, por lo que los precios siguen siendo altos. Hubo una buena cosecha en Colombia, Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

AZÚCAR

Las OPP tienen como prioridad a corto plazo cosechar la caña de azúcar, pero han suspendido los programas y servicios fundamentales para sus miembros y sus comunidades. Su servicio ha pasado de ser personalizado a electrónico, lo que abre la puerta al desempleo en el futuro. Los presupuestos no son suficientes y deben adaptarse a los nuevos tiempos, también existe el riesgo de no obtener préstamos de entidades financieras o estatales.

Se estima que en 2020 la región de América Latina y el Caribe producirá 355 TM de azúcar, 35% orgánico. La industria de la caña de azúcar ha sido clasificada por los gobiernos como una industria esencial y todas las OPP están operando en Centroamérica, el Caribe y la región andina, y se espera que tenga el mismo tratamiento en los países del Cono Sur, donde se está discutiendo la fecha del inicio de la cosecha, que podría iniciar a fines de mayo o junio / julio.

La Bolsa de Londres (azúcar blanca) y Nueva York (azúcar cruda) presentan ambas tendencias a la baja, alcanzando los US$250 x TM (20/04/20). Los precios de la bolsa de valores son los que usan los productores y compradores como referencia porque no hay un precio mínimo para el azúcar. El azúcar orgánica se desprende de esta dinámica, lo que afecta la negociación. La caída de los precios del petróleo y la producción de azúcar y remolacha están presionando los precios.

BANANO

A nivel mundial, la demanda de banano Fairtrade continúa. En los principales mercados, la demanda está por encima de los niveles normales, ya que la crisis del coronavirus provocó una mayor demanda de productos orgánicos, lo que benefició a los productores de banano de FT orgánico. Los problemas logísticos están obstaculizando tanto las exportaciones como las importaciones. Hay dificultades para obtener suministros y materiales para las cajas de banano.

La producción sigue en curso, adaptada a las limitaciones. Los problemas logísticos a nivel de mercado debido a la reducción en la oferta de servicios comienzan a dar las primeras advertencias hacia los orígenes de la fruta, especialmente en Ecuador.

Los precios de la fruta convencional no Fairtrade han caído en el mercado, lo que tiene un impacto en las OPP que venden un porcentaje significativo de su fruta bajo este esquema.

MIEL

La cosecha de miel continúa en Guatemala, Nicaragua y México, a pesar de las restricciones de movilidad. En América del Sur, la cosecha está terminando. Los precios están en espera, aunque hubo una recuperación a principios de año.

FLORES

La situación sigue siendo crítica para los trabajadores de las plantaciones de flores en Ecuador. Una plantación despidió a los(as) trabajadores(as) debido a las bajas ventas y otros los pusieron en suspenso. No está claro cuántos trabajadores(as) perderán sus empleos debido a la crisis.

QUINOA

Los productores están avanzando con la cosecha en Bolivia, pero enfrentan desafíos para obtener suministros de alimentos debido a restricciones de movilidad y cuarentena.

FRUTAS FRESCAS

Las OPP de frutas y jugos frescos se han visto afectadas por las restricciones de movilización porque dificulta que los(as) trabajadores(as) lleguen a las plantaciones. La cosecha continúa a pesar de los retrasos. La producción de este año será aproximadamente un 35% menor que la del año pasado, debido al cambio climático. La demanda de alimentos frescos se mantiene estable.

VINO

La mano de obra disminuyó en las plantaciones de uva debido a medidas preventivas que no permiten que las personas mayores de 60 años o grupos en riesgo trabajen. En Argentina, la cosecha está muy avanzada. Las tres principales ciudades portuarias de la región de Rosario, responsables del 80% de las exportaciones primarias y agrícolas de Argentina, se reabrieron después de haber permanecido cerradas para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

USO DE LA PRIMA FAIRTRADE

Algunas organizaciones certificadas Fairtrade están solicitando el uso de la prima Fairtrade para pagar los salarios debido a la falta de liquidez, y algunas han preguntado sobre la posibilidad de usarla para pagar la certificación.

Los esfuerzos de solidaridad continúan en diferentes países, donde las organizaciones están haciendo esfuerzos para ayudar a su comunidad utilizando la prima Fairtrade o sus propios recursos.

CLAC está recomendando a las organizaciones que usen la Prima Fairtrade sabiamente para tener recursos para enfrentar la crisis económica que se pronostica se generará debido a la pandemia en la región.