En este Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, CLAC se une a las diferentes campañas a nivel continental y nacional  que nos recuerdan que en tiempos de crisis es aún más es necesario cuidar a la niñez.

En CLAC somos conscientes de que los riesgos relacionados con la protección de la niñez y de que niñas, niños y adolescentes sean expuestos al trabajo infantil se incrementan en el contexto actual de emergencia sanitaria, por varios factores, señalados por la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de Trabajo Infantil:  el aumento significativo del desempleo y del subempleo, la pérdida de ingresos en las familias, las dificultades de movilidad y escasez de mano de obra o el aislamiento que muchos niños y niñas sufren al no poder ir a la escuela o acceder a los canales gubernamentales de protección.

En CLAC no podemos dejar la protección infantil en un segundo plano, a la vez que debemos reinventar nuevas maneras de llegar a las familias productoras y trabajadoras. Nuestro trabajo de fortalecimiento de capacidades hacia las organizaciones continúa de forma virtual a través de conversatorios y webinars, así como del material comunicacional a disposición de las mismas.

Es además necesario que lleguen estos mensajes a las familias productoras y trabajadoras, para lo cual contamos con las iniciativas de sensibilización propias de las organizaciones en sus comunidades de influencia. En Colombia, la Cooperativa de Caficultores del Occidente de Antioquia y la Cooperativa de Caficultores de Antioquia sensibilizan a su membresía sobre los peligros y riesgos del trabajo infantil a través de materiales audiovisuales que pasan en televisores en sus puntos de compra de café. También aprovechan sus programas radiales para difundir a sus asociados(as) mensajes sobre la protección infantil, el buen trato, cuidado y respeto a los derechos de la niñez.

Por su parte, en Honduras, COMSA comparte la preocupación sobre las afectaciones del encierro en los niños y niñas, y sus posibles efectos en su estado emocional y desarrollo, limitando las posibilidades de identificar e intervenir ante el creciente riesgo de violencia intrafamiliar, sobre todo si llegara a afectar a las edades más tempranas. A través de su Institución Educativa, COMSA INTERNATIONAL SCHOOL, el personal docente ha mantenido una comunicación cercana con sus estudiantes, que llevan semanas confinados por las medidas restrictivas relativas al COVID-19, lo que ha permitido mantener la continuidad educativa por medios virtuales.

Desde CLAC promovemos salvaguardar a los niños y niñas de cualquier forma de daño y trabajo infantil, a la vez que reconocemos la importancia de involucrar a la niñez en tareas ligeras en las fincas que no afectan su salud, su seguridad y desarrollo y que no interfieren con su escolarización y estudios. Por ello, también reconocemos los esfuerzos que las familias de productores(as) y trabajadores(as) de Comercio Justo han estado realizando para apoyar a los niños y niñas con sus actividades escolares en casa durante las cuarentenas.

Finalmente, animamos y apoyamos a nuestras organizaciones miembro a: generar más iniciativas en pro de la protección y el bienestar infantil, abordando las necesidades específicas que tienen los niños y las niñas en este contexto; promover campañas de sensibilización y educación por medios virtuales; y a facilitar conversatorios y reflexiones en torno a los riesgos actuales de trabajo infantil y su prevención.