El Día de la Mujer Rural: “¿Cómo entender la ruralidad para el empoderamiento de las mujeres?

El 15 de octubre es el día señalado por Naciones Unidas para celebrar el Día Internacional de la Mujer Rural. A nivel mundial se realizan diversas actividades que permiten poner sobre la mesa de los organismos, instituciones y de la sociedad en general la importancia de la mujer rural y su contribución al desarrollo agrícola, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza en el medio rural. Como Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo, CLAC, nos unimos a la celebración junto a otras organizaciones que comparten como fin común la búsqueda de la igualdad de género y el reconocimiento y respeto de los derechos de todas mujeres.

En ese sentido, el pasado 14 de octubre en El Salvador se llevó a cabo el foro: “¿Cómo entender la ruralidad para el empoderamiento de las mujeres?”. A este foro asistieron más de 140 lideresas de asociaciones y cooperativas campesinas de El salvador, las cuales impulsan su trabajo basado en los principios y  valores cooperativos  y la economía solidaria.

Dicha actividad fue convocada por las organizaciones copartes de TRIAS entre las que se encuentra CLAC. Se compartieron varias experiencias de lideresas jóvenes y adultas vinculadas a temáticas como el acceso a los recursos, el aporte de las mujeres en la vida productiva, situación de las mujeres jóvenes rurales y experiencia de participación en procesos de incidencia para aprobación de políticas públicas orientadas a las mujeres rurales, visibilizando el empoderamiento de las mujeres en todos sus ciclos de vida.

Por parte de CLAC, la Sra. Carmen Hernández, Productora de café y parte de la Junta Directiva de La Asociación Cooperativa Los Pinos del Municipio del Congo, compartió sus reflexiones y experiencias en torno a la “Situación del acceso a los recursos para las mujeres rurales”.

En el evento también se contó con la participación de la Secretaría de Inclusión  Social, El Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) y de La Comisión Nacional para la Micro y Pequeña Empresa(CONAMYPE), quienes socializaron los programas y proyectos que dichas instancias públicas ofrecen como servicios específicos para las mujeres.  Como parte culminante del evento las lideresas dieron lectura a un posicionamiento en donde visibilizan la situación de las mujeres rurales y demandas específicas para instancias del Estado.

A continuación, les invitamos a escuchar el testimonio de la socia Carmen Hernández y el pronunciamiento presentado.

COOPERATIVA LOS PINOS: Fue fundada en 1980 a partir de procesos de reforma agraria, tiene una membresía de 91 socios y socias. La Cooperativa se dedica en principal al rubro producción de café certificada en Comercio Justo y en la actualidad se dedica también a actividad en el rubro de turismo. Para mayor información puede acceder a su sitio web: www.cooperativalospinos.com.sv

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Finaliza con éxito la II escuela de liderazgo y empoderamiento para mujeres

El próximo 15 de octubre se celebra el Día Internacional de la Mujer Rural, éste fue decretado por las Naciones Unidas en el año 2007 como un reconocimiento a la importante y decisiva contribución de las mujeres rurales en el desarrollo agrícola. Según datos de esta misma organización a nivel mundial las mujeres constituyen el 43%[1] de la mano de obra agrícola y desempeñan un papel fundamental en la seguridad alimentaria de los hogares y comunidades. En ese sentido, destacar a las mujeres rurales dentro del sistema de comercio justo es muy importante y necesario.

A nivel de la membresía de CLAC, dentro de las organizaciones de productores(as) encontramos que un 20% son mujeres y en las organizaciones de trabajadores(as) representan el 27%. Es de vital importancia visibilizar el incalculable aporte de las mujeres en los procesos de producción agrícola; además de evidenciar la necesidad de continuar trabajando desde las organizaciones para potenciar el empoderamiento de  las mujeres, capacitándoles en diferentes áreas para fortalecer su liderazgo, así como fomentar su  acceso a los recursos y creación de oportunidades en las mismas organizaciones.

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños (as) Productores (as) y Trabajadores (as) de Comercio Justo (CLAC), como instancia comprometida con el desarrollo de sus membresías, fomenta el liderazgo y empoderamiento de las mujeres, muestra de ello, son las acciones estratégicas que se realizan en cada uno de los países miembro. Destacamos algunas acciones: realización de encuentros regionales, intercambios de experiencias, procesos formativos, desarrollo de materiales didácticos[2], campañas de visibilización “comercio justo inclusivo”[3]. Todas estas acciones permiten que la experiencia de empoderamiento pueda replicarse por otras organizaciones.

Un ejemplo significativo es La Escuela de Liderazgo para Mujeres, esta acción parte de una experiencia implementada en El Salvador de manera conjunta con TRIAS, cuya metodología ha sido todo un éxito en este país, dando como resultado el desarrollado de mujeres lideresas con mucha capacidad que ya están siendo parte activa de su comunidad y organización.

Es de mencionar que debido a la aceptación obtenida con esta metodología, impulsada por primera vez en el año 2014, en este año se desarrolló la segunda Escuela de Liderazgo y empoderamiento de las mujeres, fase que se llevó a cabo de junio a octubre. En ella, se contó con la participación de 19 mujeres  representantes de 3 organizaciones de productores y productoras de café y caña de azúcar. Quienes han culminado su proceso y asumen el reto de  replicar sus conocimientos con otras mujeres en sus organizaciones el próximo año.

Estos espacios están garantizando la participación democrática e inclusiva en las organizaciones de comercio justo,  donde la voz y participación activa de mujeres adultas y jóvenes es escuchada.

“He tenido un avance muy grande y así cada una de las mujeres, yo sé que nos llevamos algo, cosas nuevas de este proceso, pero también nos llevamos la fortaleza de todas”. Wendy Pineda, Cooperativa ATAISI.

[1]ONU –  http://www.un.org/es/events/ruralwomenday/

[2] Materiales didácticos: Manual Metodológico Escuela de Liderazgo   material radiofónico sobre género

[3] Campaña Comercio Justo es Inclusivo

Género y juventud: una alternativa de desarrollo para las Organizaciones en Ecuador

Desde el año 2015, la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo (CECJ) apuesta por el trabajo con las juventudes y el enfoque de género como una alternativa de sostenibilidad organizacional. Ha diseñado una serie de programas de formación y acciones que buscan su fortalecimiento, y que parten en principio de la realización de un pre-diagnóstico de participación de jóvenes y mujeres en las organizaciones certificadas comercio justo.

Se ha conformado un grupo denominado “Comité Nacional de Género y Generacional”, el cual ha sido reelecto para el período 2017-2019. Hasta la fecha, se han realizado 3 encuentros nacionales y se ha creado una escuela de líderes y lideresas en donde se abordan diferentes temáticas como: liderazgo, género, administración básica, contabilidad básica, conocimiento del comercio justo, su historia y principios, la CLAC y la CECJ. Todas estas actividades acompañadas de giras de observación para conocer los diferentes productos producidos por las organizaciones en Ecuador.

En este mismo sentido, la Coordinadora ha construido y aprobado una Política de Género y Juventud alineada a la política propuesta por CLAC que busca fortalecer la participación e inserción de las juventudes y mujeres en sus estructuras organizativas. Además, se está construyendo un plan para su aplicación de acá al 2020.

Paralelo a dicha construcción se dictó un curso dirigido a la juventud, delegadas y delegados de las organizaciones, denominado “Aplicadores(as) de los Sistemas Internos de Control”. Entre las temáticas se pueden mencionar los lineamientos de sistemas internos de control, las normas de productividad orgánica, las normas de comercio justo, la documentación del sistema interno de control, inspección  interna, entre otros.

El curso dio inicio en el mes de julio y finalizó en septiembre. Se impartieron 6 talleres virtuales y el cierre fue de manera presencial en la ciudad de Catamayo-Loja. Para garantizar el aprendizaje, la metodología incluía el levantamiento de información necesaria referente al Sistema Interno de Control (SIC) de cada certificación existente en su organización; actividad que además de nutrir sus conocimientos ayuda en el desarrollo de un documento real que le sirve a su propia organización.

El Sr. Lorenzo Nigo García de INFORGANIC, experto internacional en temas de certificación, normas, estándares y sistemas internos de control, fue el encargado de diseñar los temas y la facilitación de algunos de los talleres, la coordinación general estuvo a cargo del Gestor de Fortalecimiento de CLAC para Ecuador, en coordinación con la CECJ.

Se inscribieron 37 participantes de 7 organizaciones que cuentan con comité de jóvenes, de los cuales 22 culminaron satisfactoriamente cumpliendo con el compromiso del 80% de asistencia y el 100% de las tareas para construir o actualizar su sistema interno de control.

Vinicio Martínez, Presidente de la CECJ, manifiesta que la única forma de renovar energía en nuestras organizaciones y ser competitivos en este mundo globalizado, es con la presencia de jóvenes, debemos brindar la oportunidad y ofrecer las condiciones a nuestros jóvenes y abrir espacio a las mujeres para que sean nuestros aliados estratégicos”.

La miel Argentina de Comercio Justo y su camino en el valor agregado

La miel es el producto de Comercio Justo que mejor representa a las y los pequeños productores en Argentina. Hoy día son 4 las organizaciones certificadas Fairtrade en Argentina que no solo comparten el trabajo diario bajo los principios de Comercio Justo, sino también su pasión por la apicultura y sus proyectos de valor agregado. En total estas 4 organizaciones agrupan 350 socios en un amplio territorio del norte de Argentina que incluye a las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Santa Fe y Entre Ríos. La producción anual supera las 1000 toneladas que impacta en las economías locales generando ingresos dignos a los productores.

La pionera en el mundo de Comercio Justo en Argentina es la Cooperativa de Trabajo COOPSOL Ltda. La Cooperativa fue establecida en 1992, se define como una empresa social que promueve el empresariado social y los negocios inclusivos.

La Asociación de Productores Orgánicos del Norte Argentino (APONA) es una asociación civil formada en 2009, constituida con socios distribuidos en 15 comunidades rurales de la Región del Gran Chaco Americano. Se trata de un emprendimiento colectivo dedicado a la apicultura orgánica resultado del trabajo de desarrollo de CoopSol.

COSAR es una cooperativa integrada por más de 110 apicultores dedicados a la producción, proceso y envasado de miel pura de la más alta calidad. Sus 40,000 colmenas son trabajadas bajo las mismas especificaciones de calidad de producción que aseguran que el producto final permanecerá tal como sus abejas lo han producido.

La Cooperativa Norte Grande fue fundada en el año 2002 y se conforma por más de 100 pequeños apicultores del noroeste y noreste argentino.  El nacimiento de la Cooperativa Norte Grande está signado por la intención de concebir a la apicultura como una fuente genuina de trabajo, promoviendo la dignidad y la inclusión social en tanto principios centrales del Comercio Justo.

El próximo desafío de las 4 organizaciones es trabajar en conjunto para afianzar el Comercio Justo y la certificación Fairtrade en Argentina. Hace 5 años tuvieron la primera experiencia al realizar varias reuniones para la conformación de una Red Apícola de Comercio Justo, actividad que si bien no logró afianzarse, tuvo sus resultados tangibles ya que hoy existe La Red Miel de CLAC la cual es liderada por el Miguel Munguía.  Esta experiencia de trabajo en conjunto puede ser la punta inicial para la creación del Coordinadora Nacional CLAC Argentina.

Guardar

Guardar

Organizaciones de café inauguran sus propias instalaciones gracias a recursos generados por el premio Fairtrade

En el primer semestre de 2017, la Cooperativa dos Pequenos Cafeicultores de Poço Fundo e Región LTDA (COOCAMINAS) y la Associação dos Cafeicultores do Bairro Gabirochal  (ACAFEG) realizaron la inauguración de sus sedes administrativas y almacenes propios. Estos dos importantes eventos fueron un marco histórico para ambas organizaciones y representaron una conquista para la caficultura certificada de la región del Sur de Minas Gerais en Brasil.

COOCAMINAS, ubicada en la ciudad de Poço Fundo, Minas Gerais, fue fundada en 2006 y certificada en 2007. La cooperativa fue conformada por un pequeño grupo de productores de café de la agricultura familiar, que soñaban con agregar valor a su trabajo y proteger el medio ambiente, trabajando de manera sostenible.

En el mes de junio de 2017, después de 10 años de su fundación, fueron inaugurados la sede y el almacén propios. La infraestructura, que cuenta con fuentes de energía solar para su funcionamiento y mecanismos de captura y reutilización de agua lluvia para economizar el gasto, fue construida en su mayoría con los recursos del premio Fairtrade recibido a lo largo de estos años de certificación. El evento de inauguración contó con la participación de los productores cooperados y sus familias, el equipo de colaboradores, socios comerciales, otras organizaciones certificadas, autoridades locales y regionales, instituciones educacionales, además de la representación de CLAC.

En su discurso, el Presidente de la Cooperativa, Sr. Juarês Pereira declaró que “este en un momento de orgullo para nosotros, pues representa nuestra lucha… siguiendo los criterios Fairtrade, nos adaptamos y ganamos en productividad y calidad de vida, lo que seguramente será repasado para nuestro hijos”. La Gerente de la Cooperativa, Sra. Daniela de Oliveira añadió que “La idea inicial era valorizar el trabajo infantil …luego supimos de la existencia del comercio justo…y la idea de tener una remuneración más justa, que respetase el medio ambiente, además de traer sensibilización y conocimiento a nuestros hijos, fue lo que nos motivó”.

La ACAFEG ubicada de la ciudad de Andradas, Minas Gerais, fundada en 2007 y certificada Fairtrade en 2010, también celebró el mes de mayo la inauguración de su nueva sede administrativa, que cuenta con una excelente estructura para atender mejor a sus asociados y socios comerciales.

En su discurso, el Presidente de la ACAFEG, Sr. Sebastião Benevene resaltó “Durante mucho tiempo fuimos cautelosos en nuestros gastos del premio Fairtrade, ahorramos para construir nuestra sede…éste es un logro muy importante para nosotros, pues a través de ello podemos realizar cursos, entrenamientos para nuestros asociados y también atender a la comunidad cuando lo necesite…”

Ambas organizaciones, COOCAMINAS y ACAAFEG, a lo largo de su historia trabajan con responsabilidad social y ambiental, unión y equidad, buscando una producción y comercialización más transparente y sostenible, y realizando proyectos que valoricen a los productores, las mujeres, jóvenes y las comunidades locales.

Nuevas oportunidades para nuestros cafés Fairtrade en Asia

En Japón, del 20 al 22 de septiembre se llevó a cabo la Feria de Cafés Especiales – SCAJ. En ella, participaron productoras y productores de 5 países miembros de CLAC, así como el Presidente de la Red Café, el señor Carlos Reynoso.

Durante el evento se realizaron una serie de actividades en conjunto entre el equipo de fairtrade Japón y la Red Café de CLAC. Como ejemplo de estas actividades realizadas citamos; el seminario sobre “Impactos del Comercio Justo”, donde participaron 50 personas; además se realizaron dos sesiones de catación, reuniones con los tostadores Starbucks y Maruyama Coffee, y varias visitas a escuelas que realizaron eventos sobre comercio justo. Es importante destacar la participación de productores(as) en una cena a la que asistieron más de 40 comercializadores (traders) de Japón y en la que tuvieron la oportunidad de presentar sus organizaciones en un ambiente muy personal.

Perfiles de los cafés Fairtrade presentados en Japón

Desde CLAC, para apoyar a las organizaciones de pequeñas y pequeños productores en la búsqueda de abrir mercado en Japón, la Red Café ha contratado un catador para hacer los perfiles de varios cafés presentados en la feria y las cataciones en las visitas. En este momento, está siendo elaborado un reporte que en algunos días estará disponible para todas las organizaciones.

Por otro lado, se obtuvieron muchos comentarios positivos sobre el reciente resultado de la Taza de la Excelencia de Perú, con cafés de altísima calidad y donde de las cinco primeras posiciones, cuatro corresponden a pequeñas y pequeños productores de organizaciones certificadas Fairtrade.

Visita a Maruyama Coffee

Uno de los puntos más importantes durante la gira en Japón fue la visita a Maruyama Coffee, una de las cadenas comerciales de café de más alta calidad, la que además desde principios de este año está certificada Fairtrade y ya ha comprado su primer micro lote de especialidad certificado.

Para el próximo año, el equipo de CLAC ya se encuentra planificando las acciones para la edición 2018 de la feria  y otras gestiones para apoyar la participación de organizaciones de productores de café nuevamente, todo con el objetivo de que estas puedan tener la posibilidad de abrir nuevas oportunidades en el mecado de cafés Fairtrade en Asia.

Terremotos en México afectan a organizaciones de pequeños(as) productores(as)

Dos sismos en menos de dos semanas sacuden a México

Cuando aún la zona sur de México no se había terminado de reponer de un terremoto de magnitud 8.2 que ocurriera poco antes de la medianoche del día jueves 7 de septiembre, el pasado martes 19, a la 1:00 de la tarde se dejó sentir otro fuerte sismo, esta vez con el epicentro ubicado a 120 kilómetros de la Ciudad de México, con una magnitud de 7.1.

Las afectaciones del primer sismo se dieron en los estados de Oaxaca (principalmente en los alrededores del Istmo de Tehuantepec) y Chiapas, estimando más de un centenar de personas fallecidas, 2.3 millones de afectados y 5,000 construcciones, entre viviendas, escuelas, hospitales e iglesias.

Mientras que el primer sismo afectó en un contexto rural y de campo, el segundo sismo tuvo connotaciones más urbanas, debido a la proximidad a la zona metropolitana y aledaños, con más de 20 millones de personas, lo que hizo que la afectación se diera en edificios destruidos así como escuelas y unidades habitacionales, sepultando a varias personas entre los escombros.

 

Afectaciones en las organizaciones Fairtrade

En las imágenes, podrán observar el área de influencia de los dos sismos, así como la ubicación donde las organizaciones de Comercio Justo tienen presencia.

Derivado del primer sismo, hubo afectaciones entre familias cafeticultoras Fairtrade en las inmediaciones de la cordillera montañosa llamada “Sierra Madre del Sur” en Oaxaca, en donde en sus faldas se cultiva café. Organizaciones han reportado que  quinientas casas se vinieron abajo, perdiendo su patrimonio. Entre ellas está UCIRI, pionera del comercio justo. Según los técnicos, en la tierra indígena zapoteca también las casas de las y los productores han sufrido daños, se han cuarteado todas y las familias ya no las habitan por temor a que se derrumben

El segundo sismo, afectó la zona centro del país, donde existen organizaciones Fairtrade productoras apícolas, así como de agave y aguacate. Se reporta que una organización apícola sufrió unas cuarteaduras en su bodega y casas de 2 socios quedaron inservibles y serán en unos días demolidas por el gobierno.

Se espera, una vez pase el estado de emergencia, poder hacer una evaluación y cuantificar los daños totales en un reporte final.

 

Solidaridad

La familia extensa, las comunidades y ciudadanos a nivel nacional han estado respondiendo con solidaridad. Entre vecinos se están apoyando mutuamente compartiendo viviendas. Se han abierto albergues temporales. Expresiones de solidaridad también se dan a lo largo y ancho del país, donde la gente acude a entregar víveres en los diferentes centros de acopio.

Se han recibido muestras de interés de diferentes Coordinadoras Nacionales y cooperativas Fairtrade para solidarizarse con las familias hermanas mexicanas apoyando económicamente en la compra de material de construcción como láminas, cemento y varilla, que es lo que más requieren ahora.

Se agradecen las muestras de solidaridad y hermandad.

Para donaciones voluntarias, se pueden transferir los recursos a la siguiente cuenta bancaria:

DATOS BANCARIOS

  • Cuenta a nombre de: COORDINADORA MEXICANA DE PEQUEÑOS PRODUCTORES DE COMERCIO JUSTO, AC
  • Dirección: Guanajuato 131, interior 301, CP 06700, Colonia Roma, Delegación Cuauhtémoc, México, D.F., MÉXICO
  • Número de la cuenta:  0158691053
  • Clave interbancaria (IBAN): 012180001586910534
  • Nombre del banco:   BBVA BANCOMER
  • Sucursal:    4118, Roma
  • Dirección:  Durango #81, CP 06700, Colonia Roma Norte, Delegación Cuauhtémoc,   México, D.F., MÉXICO
  • SWIFT: BCMRMXMMPYM

 

Huracán Irma afecta cultivos de Pequeños(as) Productores(as) en el Caribe

Durante los primeros días de septiembre, las Islas del Caribe, sufrieron la llegada del huracán Irma. Se trató del primer huracán mayor y uno de los más poderosos que se han desarrollado en el atlántico oriental desde la temporada 2010. Comenzó como una onda tropical que debido a las condiciones favorables se intensificó rápidamente llegando a convertirse en un huracán categoría 5, con vientos máximos sostenidos de 295 kilómetros por hora.

Este tipo de fenómenos naturales afectan directamente al sector agrícola y por ende a los pequeños(as) productores(as). Según los reportes que hasta este momento se han podido obtener las Islas del Caribe se vieron significativamente afectadas. De las tres organizaciones bananeras que se encuentran en las Islas de Barlovento, Dominica fue las más afectada por las lluvias y vientos, con daños cuantificados en 290 hectáreas afectadas, lo que equivale a un 23.6% de hectáreas de producción.

Por su parte, Cuba ha sido la que más ha sufrido con el paso de Irma. En la isla, específicamente en la zona de las Villas, Santa Clara, se encuentran cuatro organizaciones productoras de azúcar. Estas cuentan con un total de 509 productores(as), con un área de producción total de 2,746.65 hectáreas. Aún permanece la incertidumbre por las inundaciones, se desconocen las condiciones en que ha quedado la zona, debido a los cortes de luz, agua y a la falta de comunicación con esa región del país.

A la fecha, no se ha podido establecer ningún contacto con las organizaciones miembro. Por vía La Habana, donde se cuenta con el apoyo de una persona de contacto, se está intentando averiguar las condiciones en las que se encuentran las y los productores para lograr cuantificar las pérdidas originadas, pero se estima que puede ser más del 60% entre daños a la cosecha y a las viviendas de las y los productores.

En República Dominicana las regiones más afectadas fueron la nordeste y noroeste específicamente las provincias: María Trinidad Sánchez, Valverde y Montecristi. Los productos más afectados son banano y cacao.  En banano se cuenta con un total de 30 organizaciones de pequeños(as) productores(as) y 20 plantaciones. Lo que suma en daños estimados hasta el momento, un 30 % de la producción, equivalente a 4,000 hectáreas de producción de banano Fairtrade.

Las 6 organizaciones de cacao, distribuidas en las zonas de: Nagua, San Francisco de Macorís, Castillo, La Milagrosa, Puerto Plata, no sufrieron grandes pérdidas a nivel de producción. Sólo un 26% de los cultivos de cacao se vieron afectados (16.367 hectáreas). Las peores pérdidas se reflejaron en los cultivos diversificados de aguacate y limón, lo que corresponden a más del 18% del cultivo de las fincas de cacao.

“Los daños de Irma, sumado a los daños causados por las fuertes lluvias de noviembre del año pasado, tienen consecuencias graves para el ingreso del productor y su familia, además ha puesto en riesgo la sostenibilidad a futuro”. Marike de Peña, Presidenta de Consejo Directivo de CLAC

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores del Comercio Justo, está dando seguimiento a las condiciones en que se encuentran cada una de las zonas afectadas para asistirles y proporcionarles el apoyo requerido.

Finalizan con éxito los talleres de consulta en la revisión del criterio para Organizaciones de Pequeños Productores

Los estándares son documentos que representan la normativa Fairtrade para diferentes partes interesadas dentro del sistema. Están compuestos por requisitos que las organizaciones deben cumplir según el año del ciclo de certificación y durante su permanencia en el sistema Fairtrade.

Este año, el estándar para organizaciones de pequeños productores y productoras (OPP) está en proceso de revisión. La primera ronda se desarrolla de julio a septiembre 2017.

La CLAC, con el propósito de lograr la participación masiva de las OPP´s en este proceso, organizó talleres presenciales de consulta en casi todos los países de américa latina y el caribe, uno por país excepto Perú, Bolivia y Nicaragua que han organizado varios talleres.

La metodología incluye 12 temas de discusión, los cuales se desarrollan en 3 rondas de mesas de trabajo y sus respectivas plenarias luego de cada ronda. Cada tema es presentado con una introducción y una guía de preguntas para facilitar la discusión. Un documento resumen que debe ser completado en cada taller para después entregar a CLAC los resultados por país.

Durante el mes de agosto se realizaron 25 talleres en 15 países con el trabajo conjunto de las Coordinadoras Nacionales y el equipo Operativo de CLAC.

Con los resultados de cada país se redactará un informe global, el cual será analizado el 20 de septiembre 2017 en una reunión conjunta de la Comisión de estándares de CLAC, representantes de las Coordinadoras Nacionales y el Consejo de Directores de CLAC. Finalizada esta reunión, los resultados de la primera ronda de consulta serán enviados a Fairtrade Internacional.

La participación de las organizaciones en estos talleres de consulta es muy importante porque les permite expresar desde su experiencia, lo que funciona y no funciona del estándar, así como aportar sugerencias para mejorar el contenido y adaptarlos a la realidad de los productores y productoras.

Una alianza por el Comercio Justo. Firma de convenio entre la Coordinadora Mexicana y el Colegio de la Frontera Sur, ECOSUR

El viernes 18 de agosto de 2017, en la Ciudad de San Cristóbal de las Casas, en el Estado de Chiapas, México, representantes de la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo, CLAC, la Coordinadora Mexicana de Comercio Justo, CMCJ, y el Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), se dieron cita para firmar la Declaratoria Institucional del Comercio Justo. Con este acto, dicha institución educativa da un paso más a ser parte de la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”.

Con dicho convenio ECOSUR reafirma su compromiso en varios puntos, siendo uno de ellos crear conciencia sobre la práctica, beneficios y resultados del Comercio Justo; así como realizar actividades de extensión y vinculación con organizaciones de Pequeños Productores y la promoción del Comercio Justo entre otras organizaciones.

Tanto para CLAC como para la Coordinadora Mexicana, esta declaratoria simboliza un paso más y una ventana abierta que permitirá expandir hacia las presentes y nuevas generaciones el conocimiento sobre el Comercio Justo, sus valores y principios. Como lo comenta Xiomara Paredes, Directora Ejecutiva de CLAC: “Celebramos esta alianza a favor de los pequeños productores y el Comercio Justo, ya que creemos que el Comercio Justo es una herramienta eficaz y poderosa para contribuir a reducir la pobreza y que sólo si trabajamos con los pequeños productores podremos contribuir a acortar la brecha de inequidad existente en América Latina y El Caribe”.

A su vez, dicha alianza presenta la posibilidad de generar beneficios hacia las organizaciones de Pequeños Productores en cuanto a temas de capacitación, investigación, asesoría y seguimiento técnico. ECOSUR es un centro de investigación científica que trabaja en la investigación de diferentes tópicos socio ambientales conjuntamente con productores, organizaciones y sociedad civil.  Como lo señala Xiomara Paredes: “Trabajando unidos y en alianza podemos llegar más lejos. Acercar la academia hacia el Pequeño Productor es sumamente importante para que el conocimiento empírico se convierta en conocimiento científico, también para crear conciencia del consumo responsable y fomentar el consumo local”.

Por su parte, Juan Francisco Barrera, Director Académico de ECOSUR, destacó que la firma del convenio implica también la posibilidad de colaboración con los 26 centros de investigación que forman parte del Sistema de Centros Públicos de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, CONACYT, y de manera particular, con los centros de la coordinación III que se especializan en alimentos, salud y medio ambiente.

Finalmente, para el Director de ECOSUR, Mario González, la firma de la declaratoria les permitirá tener un rol más activo en el cambio de los actuales estándares de producción y consumo, y ayudar a las organizaciones de Pequeños Productores a ser protagonistas de su propio proceso de desarrollo, permitiéndoles invertir en sus comunidades, buscando la autosuficiencia y la autogestión.

¡Celebramos este mutuo compromiso y hacemos votos de los frutos que dará!