Coordinadora Costarricense presenta informe sobre proyecto “Promoción de los cafés de Comercio Justo Fairtrade en los Mercados Internacionales de Alta Calidad”

SINTERCAFE es el evento anual de café más importante de Costa Rica. Su edición número 30 se realizó del 9 al 12 de noviembre, en San José; y durante dicho evento la Coordinadora Costarricense de Comercio Justo, y sus aliados rindieron un informe sobre el proyecto “Promoción de los Cafés de Comercio Justo de Costa Rica en los Mercados Internacionales de Alta Calidad”, el cual tiene como objetivo posicionar los cafés certificados comercio justo dentro del sector de cafés de alta calidad o de especialidad, y participan las organizaciones de pequeños productores ALIANZA-AFAORCA, APOYA, COOPEAGRI, COOPELIBERTAD, COOPEVICTORIA, COOCAFÉ  y COOPEASSA.

El proyecto promueve la gestión de una estrategia que consiste en presentar, en las principales ferias internacionales de café más importantes del mundo, una selección de los mejores cafés de Comercio Justo de Costa Rica. Este proyecto se desarrolla en asocio con la Asociación de Cafés Finos de Costa Rica, Fairtrade Internacional, CLAC y la Coordinadora Nacional de Comercio Justo Costa Rica y Panamá.

Dagoberto Rodríguez, Gerente de COOPELIBERTAD, sostiene que el proyecto ha logrado colocar en contacto al pequeño productor con potenciales compradores nuevos. “Con el proyecto, estamos tratando de llegar a compradores que están dispuestos a pagar un precio justo por un café de alta calidad y este valor es recibido por el productor, evitando la cadena de intermediarios.”

Durante el reporte, se indicó los objetivos específicos logrados en los temas de promoción de cafés certificados comercio justo Fairtrade de Costa Rica a través de las ferias internacionales; capacitaciones al personal de las organizaciones de pequeños productores certificados Fairtrade en temas de beneficiado, tueste y catación; y comercialización directa con potenciales compradores certificados Fairtrade.

Gracias al proyecto de promoción de nuestros cafés en las ferias más importantes del mundo logramos cumplir nuestro deseo: que cada vez más nuestros consumidores conozcan estos valores (Comercio Justo) y poder crecer en un mercado interno que nos podría dar un nuevo impulso en esta dura tarea de ofrecer los productos a mejores precios buscando una mejor calidad de vida para todos los productores”, sostuvo Jonathan Durán, Gerente Operaciones Internacionales en COOPEAGRI.

Coordinadora Costarricense presenta informe sobre proyecto Promoción de los cafés de Comercio Justo Fairtrade.

Coordinadora Ecuatoriana y CLAC realizan segundo encuentro de jóvenes de comercio justo

El II Encuentro Nacional de Jóvenes por el Comercio Justo se realizó en la ciudad de Milagro, provincia del Guayas de Ecuador, el pasado mes de octubre, con el objetivo de sensibilizar a la juventud, directivos, directivas, socios y socias de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo, CECJ, sobre la importancia de encontrar insumos de inserción de jóvenes en las organizaciones, además de formular una política interna de equidad de género y generacional.

Al evento, asistieron 38 delegados y delegadas de las organizaciones de pequeños productores, así como la directiva y equipo técnico de la CECJ, CLAC – a través del gestor de fortalecimiento, como parte del equipo facilitador –, Comité Nacional de Género, Comité Nacional de Transición Generacional y equipo de TRIAS.

El presidente de la organización FAPECAFÉS, Vinicio Martínez, sostuvo que la participación de los jóvenes en las organizaciones es la única manera de renovar energías, cuadros directivos y profesionalizar a las organizaciones.

Dentro del encuentro de abordaron temas tales como las políticas, transición generacional, género; se habló sobre las estrategias de involucramiento de jóvenes en las organizaciones de base, así como la selección de jóvenes de la CECJ que participarán en el encuentro Binacional (Ecuador – Perú) a realizarse en Piura, del 17 al 19 de noviembre.

Los resultados de este tipo de Encuentros permiten a la CECJ fortalecer los comités y mejorar la ejecución de las actividades planeadas. Además, encontrar insumos para construir una hoja de ruta consensuada para la aplicación de la política interna de género y generacional formulada participativamente por la CLAC, que promueve la participación activa de las mujeres y de los jóvenes en los espacios de toma de decisiones en las organizaciones socias.

CONCURSO Gestión Sostenible del Agua por parte de los pequeños productores

Como parte del plan estratégico de CLAC para el periodo 2016-2018, se ha identificado como uno de los objetivos clave promover la implementación de medidas que procuren la preservación del medio ambiente, orientadas a la gestión apropiada de los recursos hídricos.

Si bien se reconoce entonces a nivel mundial la importancia de la gestión sostenible del agua, poco sabemos todavía de las experiencias exitosas que ya existen entre las organizaciones de pequeños productores de comercio justo en América Latina y el Caribe. Es por ello que con este concurso se busca conocer mejor las experiencias de Gestión Sostenible del Agua, que retoman todos esos factores ambientales, territoriales, culturales y sociales para proteger los recursos hídricos y generar desarrollo sostenible para las familias productoras involucradas.

Las mejores experiencias serán sistematizadas y compartidas a través de la plataforma educativa de la CLAC, llamada Cla@se, y en la Revista Manguaré que se publica semestralmente y se distribuye a través de las Coordinadoras Nacionales de CLAC en diferentes países.

Más información sobre requisitos de participación en http://progresonetwork.ning.com/group/concurso-gestion-sostenible-del-agua-por-parte-de

CLAC y Banelino desarrollan programa educativo “Escuelas por un comercio justo”

La Asociación Banano Ecológico De La Línea Noroeste (BANELINO), en República Dominicana, y CLAC están desarrollando el programa “Escuelas por un Comercio Justo”, con el fin de promover principios y valores que comprometan a responsabilizarse con el medio ambiente, y concientizar sobre los beneficios del comercio justo.

Escuelas por un Comercio Justo pretende dotar de calidad educativa a niñas, niños, docentes y personal administrativo; así, también, como a los padres involucrados en el proceso educacional, para que asuman el compromiso de velar por el cuidado de la agricultura y estar conscientes de los aportes económicos y sociales de un comercio de equilibrio y oportunidades para todos

 “Aprendí sobre temas de empresas transnacionales, distribución de las riquezas del planeta, productores de materia prima, países industrializados, y sobre todo acerca de lo importante del comercio justo para los productores, familias y la comunidad”, dijo María Gómez, participante del proyecto.

El programa se ha desarrollado en los diferentes centros educativos localizados en catorce comunidades donde trabaja Banelino, siendo las  mayormente beneficiadas Montecristi, Mao, Hatillo Palma, Amina y Esperanza, todas en República Dominicana, donde tanto docentes como promotores de las comunidades son capacitados en temas como principios y valores del comercio justo, cómo fomentarlo, sus beneficios y cómo mantener un compromiso con la comunidad, al mismo tiempo, para ayudar a las familias productoras.

En la actualidad, Banelino lidera el programa cuya meta es la extensión del mismo a todas las comunidades para capacitar acerca del comercio justo y su impacto positivo en el desarrollo social, económico  y medioambiental, concientizando a las personas para la utilización de los recursos que poseen, y que, de esta forma, sea un eje transversal en los perfiles educativos.

El comercio justo promueve el bienestar social de las familias de productores y trabajadores y sus comunidades. “Escuelas por un Comercio Justo” nace de la iniciativa de los mismos productores como una propuesta social que se extiende de generación en generación y un ejemplo que se puede replicar!

Consejo de Directores CLAC se reúne en San Pedro Sula, Honduras

Del 20 al 22 de septiembre, el Consejo de Directores CLAC se reunió en San Pedro Sula, Honduras, para discutir temas relacionados a la gobernanza de la institución y temas de relevancia para Latinoamérica y el Caribe así como tomar decisiones que afectan a los productores (as) y trabajadores (as) de la región.

La reunión dio inicio con un minuto de silencio en honor a la compañera del consejo Aimeth Fernández, quien falleció el pasado 12 de septiembre, y quien se destacó por su entrega a favor de los pequeños productores de banano de Colombia y del movimiento de Comercio Justo a nivel global.

Posteriormente, Marike de Peña, presidenta del Consejo de Directores CLAC, hizo un resumen sobre los temas relacionados con el sistema de Fairtrade Internacional, su experiencia en la Junta Directiva; y su participación en dos encuentros en París, Francia, y  en la Asamblea de Fairtrade África. Asimismo, enfatizó en el rol de CLAC como socio estratégico atractivo para organizaciones de cooperación tales como el Centro Internacional del Comercio y  la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

Las Redes de Producto y de Trabajadores presentaron sus informes así como la Comisión de Estándares y la Comisión de Cumplimiento Social. El Consejo aprobó la Política de Género de CLAC tanto en sus objetivos como en el marco de la misma.

La Dirección Ejecutiva hizo una presentación del informe operativo de CLAC sobre los logros alcanzados en cada una de las áreas de trabajo, y resaltó los nuevos proyectos que se están diseñando e implementado, así como las alianzas que se están estableciendo y fortaleciendo dentro de la organización. Por su parte, la Coordinación del Área de Fortalecimiento y Desarrollo profundizó sobre las actividades realizadas en campo en los diferentes países de Latinoamérica y el Caribe, en lo que va del año 2016, así como el apoyo a las diferentes Coordinadoras Nacionales y a las Redes de Productos.

En el marco del desarrollo de esta actividad, el día 22, el Consejo Directivo tuvo un encuentro con los miembros de la Junta Directiva de la Coordinadora Hondureña de Pequeños Productores (CHPP), organización miembro de CLAC, con el propósito de socializar los objetivos, avances, logros y retos de los pequeños productores de Honduras y de la región en su conjunto. Este encuentro tuvo lugar en la Cooperativa COAGRICSAL,  ubicada en las Bodegas, Nueva Arcadia, Copán, Honduras. COAGRICSAL es una exitosa y  moderna organización de pequeños productores de café, cacao y pimienta en Centroamérica, ubicada en la zona occidental de Honduras, y que, actualmente, agrupa a más de 1500 pequeños productores.

Al final del día, los miembros de Consejo y el personal operativo de CLAC visitaron el centro de control de calidad de cafés, el cual es una iniciativa del IHCAFE (Instituto Hondureño del Café), considerado como uno de los mejores de Centro América.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guardar

Experiencias que mitigan el cambio climático, en voz de los pequeños productores

Conscientes de que tenemos mucho que aprender de los productores de nuestra región, CLAC desarrolló dos concursos con el objetivo de visibilizar el rol fundamental de distintas organizaciones que ya están tomando acciones concretas respecto a la adaptación y mitigación del cambio climático. Las dos grandes temáticas bajo las cuales los participantes enviaron sus experiencias fueron “Contribuciones de los pequeños productores frente al cambio climático” y “Suelos sanos para una vida sana“.

Gracias a las experiencias de las distintas organizaciones participantes es que reafirmamos el importante rol de la agricultura, puesto que un conocimiento adecuado y un buen manejo de prácticas sustentables de cultivo y residuos definen a los pequeños productores agrícolas como agentes de cambio fundamentales en la entrega de soluciones reales a la problemática del cambio climático. Es en este sentido que adquiere importancia la promoción y financiamiento de prácticas enfocadas al establecimiento de estándares que protejan el medio ambiente del daño provocado por prácticas y manejos agrícolas inadecuados. En los siguientes enlaces podrá encontrar los ganadores y una breve descripción de su experiencia.

CoopeVictoria, R.L, Costa Rica : Procesamiento de desechos sólidos de los proceso de Caña y Café y Producción de BIODIESEL a partir del reciclaje de Aceite Residual

Cooperativa Vitivinifrutícola La Riojana, Argentina : Adaptación y Mitigación frente al cambio climático para el cultivo de vid en la provincia de La Rioja

Productores del Valle de Aconcagua (Mi Fruta), Chile : Cambiando la forma de hacer las cosas

SOPPEXCCA, Nicaragua: Diques de retención y otras prácticas para la mantención de suelos saludables en Jinotega

 

Encuentro de jóvenes comercio justo en Paraguay

San Bernardino, Asunción, Paraguay fue el escenario que dio la bienvenida  a 26 jóvenes de 11 Organizaciones de Pequeños Productores de Comercio Justo que se dieron cita en el Encuentro de Juventud y Género en el ámbito del Comercio Justo en Paraguay, el cual fue organizado por la Coordinadora Paraguaya de Comercio Justo (CPCJ), como parte de los procesos de inclusión de género y jóvenes. Dicho encuentro se desarrolló durante los días 26 y 27 de septiembre, y contó con la participación de jóvenes que se desempeñan en sus organizaciones como productores y productoras, o tienen un rol de liderazgo dentro de ella.

El objetivo del encuentro fue conocer, de primera mano, la estructura y funcionamiento de la Coordinadora Paraguaya y la estrategia de inclusión de jóvenes de CLAC, en las organizaciones certificadas Fairtrade; conocer los programas nacionales y oportunidades para jóvenes en el país. Además, se capacitó en el tema de género y masculinidades, con el propósito de sensibilizar sobre las desigualdades de género existentes en el día a día.

“Quiero agradecer a CLAC por hacer esta capacitación. Nunca tuve una capacitación de masculinidad, no me había imaginado todos esos temas importantes, los errores que yo mismo estoy haciendo, yo creo que esa experiencia la voy a transmitir primero en el hogar y luego en la organización. Lo importante que veo en este taller es, primeramente, la unidad que tuvimos, espero que la experiencia se pueda repetir con más jóvenes tal vez el próximo año y mejorar lo máximo posible”, dijo Volker Eberhardt, Presidente de la Coordinadora Paraguaya de Comercio Justo.

Como parte de los resultados, los jóvenes conocieron los programas y proyectos del Ministerio de la Juventud y  establecieron una coordinación con la Secretaría de la Juventud de Paraguay para acceder a dichas oportunidades.

 “Me pareció importante como se puede trabajar también un dialogo intergeneracional  entre las personas adultas y jóvenes. Lo de género tiene que ver con interculturalidad, intergeneracional, los componentes se juntan y podemos reflexionar, hacer visibles cosas que en las comunidades están invisibles y que limitan la participación activa de las mujeres en la actividad económica.  Solo cuando las mujeres participen plenamente y con autonomía en todas las áreas de las organizaciones y la comunidad podremos decir que estamos más cerca de una sociedad más justa y equitativa”, sostuvo Linda Vera, Directora de Programas y Proyectos de la Secretaria de la Juventud de Paraguay.

Mujer Rural, Ecuador: Rosa Guamán

Rosa Guamán es productora ecuatoriana, lideresa de su familia y comunidad. Presidenta de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo, (CECJ) así como de la Comisión de Vigilancia de CLAC. Además, en su comunidad, es secretaria de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado, vocal de la Asociación de Productores San Pedro, secretaria del Comité de salud y atención a grupos vulnerables de la población.

“Recuerdo que yo comencé como la gestora de organización de Jambi Kiwa. En octubre de 1998 promovimos con las compañeras de Licto (mi pueblo) la primera feria de la salud. No teníamos ni un centavo de apoyo de ninguna institución. Cada una de las mujeres dio un aporte e invitamos a muchas autoridades. Como no teníamos subvención de ninguna institución solo asistieron el Director de Educación de Adultos de Chimborazo  y el Director de la Pastoral Social de la Diócesis de Riobamba, y fueron ellos quienes creyeron en nuestra propuesta.

Ahora, al ver el esfuerzo realizado por un grupo de mujeres que tuvo una iniciativa, se ve el logro no en los resultados tangibles – con una gran infraestructura física – sino de formación y capacidad de muchas mujeres que están en la organización. Somos un referente, una  luz en el camino de las personas que tenemos la convicción de que los regalitos no reducen la pobreza, solo sirve para justificar la injusticia de una sociedad dominante. Entonces, a lo largo de estos procesos formativos vemos que las mujeres rurales tienen el papel de maestra no reconocida, transmisora de saberes, madre de la familia. Son guardianas de semillas y conocimientos, trabajadoras agropecuarias. Es parte de la identidad.

incidenciaMi meta es seguir aportando, motivar a más mujeres a participar de los gobiernos locales, a ser educadoras en desarrollo comunitario, agropecuario. Debemos fortalecer los proceso de formación, capacitación y mirarnos como personas capaces, sin diferencias de clases o de género. Todos y todas producimos para el sostenimiento familiar y reproducimos para tener nuevas generaciones. El trabajo agropecuario y doméstico son activos personales para construir o destruir nuestro entorno; por tanto, somos un motor de mucha fuerza para cambiar estructuras, y queremos que se nos visibilice como sujetos activos de cambio de una sociedad.

Considero que es necesario que las instituciones de asistencia social, ONGs y organizaciones promuevan el involucramiento de hombres y mujeres en los talleres, foros conferencias,  historias de vida de la familia, la formación y capacitación en todo aspecto,  para motivarles a la participación. Separar en movimientos a mujeres y hombres no es la solución, hay que romper la cadena involucrando a toda la familia desde los abuelos hasta los recién nacidos”, comenta.

Guardar

Mujer Rural, Paraguay: Virginia Salinas

Virginia Salinas es una joven de 25 años de edad, paraguaya, entusiasta cuya carrera comenzó con un voluntariado en la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de Independencia en Paraguay, que cuenta con 389 socios. Ha representado a la juventud de su organización y también, es miembro de la Junta Directiva de la asociación, desempeñándose como pro-secretaria. Es líder del proyecto de erradicación del trabajo infantil de su organización en el área de monitoreo del proyecto.

“He demostrado que ser joven y vivir en el área rural no es un obstáculo. Terminé mi carrera de contabilidad con mucho esfuerzo, y ahora estoy impulsando un proyecto con niñez en mi organización. Cada uno toma confianza en sí mismo. Yo también confió más en mí ahora, porque hace poco termine mi carrera y estoy más contenta y satisfecha conmigo misma.

En Paraguay, para la juventud, es muy difícil encontrar un trabajo; y uno de los obstáculos era el horario, porque necesitaba medio tiempo para estudiar y trabajar. La organización me dio esta oportunidad y ahora que terminé estoy trabajando a tiempo completo. Considero que tanto adultos y jóvenes nos necesitamos. Tanto los jóvenes necesitamos de la experiencia de los adultos como los adultos necesitan de nuestras habilidades. Debemos trabajar unidos para ser un buen componente”, finaliza.

Mujer Rural, El Salvador: Rosa Judith Rodríguez

La primera de ellas es Rosa Judith Rodríguez, productora salvadoreña, 49 años, socia de la Cooperativa Altos del Volcán, la cual es miembro de APECAFÉ, miembro de CLAC; y se desempeña como vocal propietaria de la Junta Directiva de la cooperativa.

“Mi vida ha sido solo en el campo, allí me crie, en la caficultura, a la par del maíz y el frijol. Tengo 30 años de estar trabajando en la Cooperativa. Cuando comencé a trabajar la parcela, yo no sabía lo que tenía que hacer, no sabía cuánto podía sacar de ella. Una sólo tiene ideas de lo que puede hacer pero no es lo mismo que le enseñen cómo mejorar, y por eso he tratado de involucrarme mucho en los comités, en los talleres que se realizan porque aportan conocimiento.

Desde joven, he tenido el objetivo de ser la voz de muchas mujeres que les da pena dar su opinión, o que se sienten reprimidas. Hay mujeres que son como un pajarito que está en la jaula y le cortan las alas, no pueden decidir por ellas mismas, no aportan, porque les da miedo. Por ello, es importante que como mujeres nos involucremos en las capacitaciones. La Escuela de Liderazgo (llevada a cabo por CLAC con TRIAS y sus contrapartes) fue una experiencia muy profunda. Aprendí a moderar mi carácter y me ayudó mucho como mujer, como madre, como persona, como socia de la cooperativa.

Después de la escuela, iniciamos la etapa de las réplicas con un grupo de 17 mujeres, a quienes les transmitimos los conocimientos, gracias a ello, varias mujeres se animaron e iniciamos un grupo de ahorro y, con ello, un negocio de ventas de queso.

Otra experiencia que me ayudó a crecer fue representar a las productoras en el foro “La promoción de las organizaciones de productores inclusivas y sensibles al género y las inversiones agrícolas en el cacao y el café, cadenas de valor”, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en junio de este año, en Roma, Italia. Fue una experiencia que me enriqueció porque pude exponer los problemas que como caficultores tenemos y también conocer en qué se puede mejorar como organización en el tema de exportación y comercialización de productos.

En el hoy por hoy, una de las grandes deudas en los espacios rurales es la posesión de la tierra, por parte de la mujer. Ser propietaria de la tierra significa que una puede decidir que sembrar y que no, esa tierra es mía y yo la cultivo y decido yo”, afirma.

Guardar