Bolivia realiza Encuentro Internacional “Comercio Justo: una alianza para el Desarrollo Sostenible”

En el marco del Día Mundial del Comercio Justo y con el propósito de visibilizar el aporte de las organizaciones de Comercio Justo en América Latina y Bolivia; así como construir nuevas alianzas para lograr patrones de producción, comercialización y consumo cada vez más justos y sostenibles, se llevó a cabo recientemente en la ciudad de la Paz, Bolivia, el Encuentro: “Comercio Justo: una alianza para el Desarrollo Sostenible”.

En el evento participaron representantes de las Coordinadoras Nacionales de Comercio Justo de Ecuador, Perú, Chile y Bolivia, además de representantes de organizaciones de productores de banano, café, quinua, cacao y panela procedentes de Ecuador y Perú. A nivel local, asistieron 25 organizaciones de productores y como ponentes del evento se contó con la participación de: Nanno Mulder de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); Santiago Vélez, del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y Percy Belmonte representante de Desarrollo Productivo y Economía Plural del Estado Plurinacional de Bolivia.

Este último, recalcó la necesidad de trabajar en forma coordinada y en alianzas con las diferentes instituciones y las entidades de gobierno que apoyan al sector productivo. Es importante establecer dichas alianzas con organismos que persigan o vayan acorde a los objetivos del enfoque de Comercio Justo.

Es así que se pudo compartir el enfoque de dichas entidades, el cual se enmarca en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por las Naciones Unidas y de los cuales el movimiento de Comercio Justo es un aliado clave, ya que responde a muchos de los desafíos que se plantean globalmente a través de la dignificación del trabajo de pequeños (as) productores (as) y trabajadores (as), a través de mejor acceso a bienes y servicios por parte de las poblaciones rurales más vulnerables, la adaptación y mitigación al cambio climático, entre muchos otros aspectos. Pero; sobre todo, el comercio justo garantiza modalidades de consumo y producción sostenibles.

Por su parte, también las Coordinadoras Nacionales hicieron presentaciones sobre sus estrategias de incidencia y los logros alcanzados, especialmente en temas de políticas públicas. Las organizaciones Bolivianas tuvieron la posibilidad de mostrar la situación actual del Comercio Justo desde sus perspectivas en ámbitos de producción.

Las experiencias compartidas y los logros de las diferentes Coordinadoras Nacionales en temas de incidencia fueron muy relevantes para la Coordinadora Boliviana en su proceso de consolidación, y tanto frente a entidades de apoyo como frente al Estado.

El Comercio Justo, un aliado clave para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Un año acaba de iniciar y es saludable, en este punto, que como organizaciones de productores y trabajadores valoremos la importancia que tiene el trabajo que, día a día, realizamos bajo el enfoque de desarrollo del Comercio Justo.

Este enfoque, que aborda importantes aspectos económicos, sociales, ambientales y de empoderamiento ciudadano,  se vio reflejado tanto en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015), como en los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible (2016-2030); estos, en general, buscan erradicar las desigualdades y la pobreza, proteger los ecosistemas y asegurar un desarrollo más equilibrado para todos y todas.

El movimiento por un comercio justo es un aliado clave para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que responde a muchos de los desafíos que se plantean globalmente: a través de la dignificación del trabajo de pequeños productores y trabajadores, que representan el anillo débil de la cadena de suministros, el comercio justo promueve: un mejor acceso a recursos, bienes y servicios, de los cuales las poblaciones rurales más vulnerables aún siguen excluidas; las inversiones en productividad agrícola, generando mayores oportunidades para los “productores de alimentos en pequeña escala”; prácticas agrícolas resilientes; adaptación y mitigación al cambio climático; “el uso sostenible de los ecosistemas”; la reforestación y la conservación de la biodiversidad; “la participación plena y efectiva de las mujeres”; la erradicación del trabajo forzoso y la explotación infantil, y la promoción de entornos laborales dignos.

Además, a través de las inversiones del premio social, el comercio justo incrementa las oportunidades de educación y, por ejemplo, las inversiones comunitarias en servicios de agua potable y saneamiento. A través de la incidencia, además, promueve políticas diferenciadas para “el acceso de las pequeñas industrias y otras empresas […] a los servicios financieros, incluidos créditos asequibles, y su integración en las cadenas de valor y los mercados”.

Pero sobre todo, en el comercio justo trabajamos todos los días para “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”. He aquí el verdadero objetivo del movimiento. Todos los demás elementos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, finalmente dependen de QUIÉNES, QUÉ y CÓMO estamos produciendo, comercializando y consumiendo.

Entonces, debemos estar orgullosos y orgullosas sabiendo que nuestro enfoque de trabajo es muy relevante globalmente, no sólo para nuestro entorno sino para el buen vivir de nuestras comunidades y sociedades.

Experiencias que mitigan el cambio climático, en voz de los pequeños productores

Conscientes de que tenemos mucho que aprender de los productores de nuestra región, CLAC desarrolló dos concursos con el objetivo de visibilizar el rol fundamental de distintas organizaciones que ya están tomando acciones concretas respecto a la adaptación y mitigación del cambio climático. Las dos grandes temáticas bajo las cuales los participantes enviaron sus experiencias fueron “Contribuciones de los pequeños productores frente al cambio climático” y “Suelos sanos para una vida sana“.

Gracias a las experiencias de las distintas organizaciones participantes es que reafirmamos el importante rol de la agricultura, puesto que un conocimiento adecuado y un buen manejo de prácticas sustentables de cultivo y residuos definen a los pequeños productores agrícolas como agentes de cambio fundamentales en la entrega de soluciones reales a la problemática del cambio climático. Es en este sentido que adquiere importancia la promoción y financiamiento de prácticas enfocadas al establecimiento de estándares que protejan el medio ambiente del daño provocado por prácticas y manejos agrícolas inadecuados. En los siguientes enlaces podrá encontrar los ganadores y una breve descripción de su experiencia.

CoopeVictoria, R.L, Costa Rica : Procesamiento de desechos sólidos de los proceso de Caña y Café y Producción de BIODIESEL a partir del reciclaje de Aceite Residual

Cooperativa Vitivinifrutícola La Riojana, Argentina : Adaptación y Mitigación frente al cambio climático para el cultivo de vid en la provincia de La Rioja

Productores del Valle de Aconcagua (Mi Fruta), Chile : Cambiando la forma de hacer las cosas

SOPPEXCCA, Nicaragua: Diques de retención y otras prácticas para la mantención de suelos saludables en Jinotega

 

Comercio justo beneficiando a las comunidades en Argentina

Los trabajadores y las trabajadoras de comercio justo de Argentina están desarrollando proyectos exitosos dirigidos a sus comunidades, beneficiando de esta manera, a sus organizaciones y familias, gracias al manejo efectivo de la prima de comercio justo.

Este es el caso de los trabajadores de finca Algarve, productora de uvas para vino, ubicada en el pueblo de Palmira, del departamento de San Martín en la provincia de Mendoza, quienes han priorizado a los niños y niñas como beneficiarios de sus proyectos.

Marcelo Arancibia, trabajador en Algarve, nos comparte su testimonio: “acá (por la finca) somos todos un solo grupo, los permanentes, los temporarios, todos. Siempre hemos tenido muy buena relación con los patrones pero ahora uno se siente muy bien ayudando a otros sin ningún interés. Esto nos ha fortalecido como grupo y nos llena de felicidad poder hacerlo”.

Por otra parte, los trabajadores de la Bodega Altavista, que integran la Asociación Flores del Monte, se organizaron y restauraron la plaza del Barrio Virgen de Luján. En el barrio viven unas 72 familias cuyos niños no podían disfrutar de un lugar de juegos. El municipio local tenía abandonada la plaza y el mantenimiento general del barrio durante muchos meses; así que el grupo de trabajadores aportó su trabajo, motivación, los materiales y la solidaridad.

Finalmente, también los trabajadores de la Bodega Vinecol en Argentina, decidieron trabajar sobre un plan de alimentación y cuidado de la salud basados en la experiencia de los trabajadores de la Asociación Flores del Monte. El municipio de La Paz, departamento donde se encuentra la bodega, proporcionó el asesoramiento permanente de una nutricionista y bajo su supervisión se armaron bolsones alimentarios para ser repartidos entre los trabajadores y sus familias. Los alimentos seleccionados fueron frutas, verduras, alimentos con bajo sodio y orgánicos. Como estos productos no son fáciles de encontrar en su pueblo, se tuvo que realizar la compra en Mendoza, Capital.

Uno de los principios y valores del Comercio Justo es y seguirá siendo la solidaridad, no solamente entre el norte y el sur, pero también de Sur a Sur.

Tejiendo una red solidaria con las universidades latinoamericanas.

En agosto de 2014, la CLAC lanzó la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, una idea que toma ejemplo de otras campañas a nivel internacional como, por ejemplo, la campaña “Universidades por el Comercio Justo” en España, “Fair Trade Universities” en Estados Unidos o en Australia. Sin embargo, la campaña latinoamericana tiene un fuerte enfoque de incidencia, sensibilización y educación; esto responde a la necesidad de desarrollar el movimiento por un comercio justo y solidario en el continente, donde el concepto y las prácticas de comercio justo y consumo responsable aún no están bien desarrollados.

JavierEcolsierra_acento

En este sentido, construir relaciones directas y estrechas entre las universidades y las organizaciones de productores, y coordinadoras nacionales de comercio justo en los diferentes países de la región, es muy importante y nos ayudará a despertar conciencias sobre la importancia de buscar un modelo más sostenible y comprometido de producción, comercialización y consumo.

Las universidades forman los presentes y futuros tomadores de decisiones políticas y privadas, y son fundamentales en todos los procesos formativos, de investigación y desarrollo. Es por estas razones, entre otras, que tienen un enorme potencial para convertirse en actores protagónicos para el fomento concreto de relaciones comerciales más justas y solidarias. Queremos llegar a los estudiantes, a los jóvenes de las zonas rurales y urbanas, para que conozcan los impactos y desafíos del comercio justo; para que entiendan la necesidad de construir vínculos directos con los pequeños productores, agrícolas y artesanales, y comprendan las diferencias, por ejemplo, entre la agricultura familiar a pequeña escala y el agronegocio; diferencias en términos sociales, económicos, alimentares y ambientales.

La concientización de los ciudadanos-consumidores, sobre patrones más sostenibles de producción y consumo, pasa inevitablemente por la educación. La concientización también toca a las mismas instituciones académicas: con aportes desde las investigaciones, el cambio de los contenidos de los cursos y nuevas políticas de adquisiciones internas, pueden dar un ejemplo concreto de que sí es posible construir otra economía.

mapa uni 7 copiaA finales de octubre de 2015, la campaña ya cuenta con 7 universidades oficialmente sumadas a la red: tres en Colombia (Uniminuto, Universidad Cooperativa de Colombia, UniNorte y Universidad del Valle sede Norte del Cauca), dos en Costa Rica (UTN y Catie) y una en Brasil (UFLA). Son nuestras pioneras, que empezaron a echar las bases de la red de universidades latinoamericanas por el comercio justo; pero ya estamos trabajando con otras universidades para que también se sumen. Una vez consolidada una buena red, comenzaremos a construir posibilidades de cooperación también a nivel latinoamericano. De momento, resaltamos las relaciones y los trabajos que las actuales universidades latinoamericanas por el comercio justo ya están desarrollando en pro del movimiento y sus actores protagónicos: los productores.

Para cualquier información relativa a la campaña se puede poner en contacto con Marco Coscione, Coordinador de Gestión de Recursos de Incidencia – CLAC, en el siguiente email: ulcj@claconline.com

Informe: Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Comercio Justo.

Esta semana, durante la celebración del #FairtradeDay (Día Fairtrade) en la EXPO de Milán, Fairtrade International ha presentado un informe en el que invita a los sectores público y privado, la sociedad civil y los ciudadanos a trabajar conjuntamente con el fin de hacer realidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) – aprobados por la Asamblea General de la ONU en Septiembre 2015 – son un ambicioso conjunto de 17 objetivos mundiales para combatir la pobreza, la desigualdad y lograr el desarrollo sostenible. Establecen la meta de acabar con la pobreza “en todas sus formas, en todas partes”, sin dejar a nadie atrás. Estos objetivos representan una poderosa oportunidad para mejorar las vidas de los 1,3 millones de pequeños agricultores y trabajadores agrícolas sobre los cuales depende el mundo para producir nuestros alimentos y proteger nuestro planeta.

El objetivo general es  poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todos los rincones – objetivo central también de la misión del sistema Fairtrade International. Todo nuestro trabajo se relaciona con este objetivo general, y con el Objetivo 10 (Reducción de las desigualdades), a medida que tratamos de asegurar medios de vida sostenibles para los pequeños agricultores pobres y trabajadores.

Cabe destacar que en el Plan de Acción para los próximos quince años, no hay apenas uno solo de los 169 puntos de acción que no esté de alguna manera relacionado con la alimentación y la agricultura. Esto significa que los ODS solo serán efectivos si también involucramos a las Organizaciones de Pequeños Productores y a las Asociaciones de Trabajadores de Comercio Justo para que jueguen un papel protagónico en la planificación y ejecución de las acciones.

Pero, ¿cómo puede el sistema Fairtrade jugar su parte de responsabilidad en el cumplimiento de los nuevos objetivos?

Los agricultores/as y trabajadores/as rurales del sistema Fairtrade, trabajan a nivel mundial para lograr un cambio duradero en sus vidas y las de sus comunidades. Nuestro enfoque único coloca a los productores “en el asiento del conductor”; son verdaderos actores de desarrollo y no “beneficiarios” de acciones que otros deciden por ellos.

Mientras que todas las metas son relevantes para los productores Fairtrade, la propia organización Fairtrade tiene un papel singular en el aspecto más comercial de las cadenas de suministro de los productos agrícolas. Este informe comparte algunos de los resultados e impacto de las relaciones de comercio justo en áreas clave de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mostrando resultados tangibles que se pueden alcanzar en asociación con productores y trabajadores.

El informe Objetivos de Desarrollo Sostenible y Comercio Justo (descarga – documento en inglés) está concebido principalmente como una herramienta para que los gobiernos entiendan las formas en las cuales el comercio justo puede apoyar el desarrollo y alcanzar con éxito los ODS; asimismo, el informe se dirige a instituciones y empresas que quieran conocer más sobre cómo pueden trabajar y colaborar con el movimiento por un comercio justo y solidario, para generar impactos reales y nuevos caminos hacia el desarrollo o el buen vivir.

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

El Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, desde 1993, se celebra cada año el 17 de octubre. Con él, la Asamblea General de las Naciones Unidas (resolución 47/196), quiere concienciar al mundo sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países. Este objetivo es un elemento fundamental del programa de desarrollo de las Naciones Unidas y sigue siendo el elemento central de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Objetivo 1: Erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo).

El tema del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza de 2015 es: «Construir un futuro sostenible: unirnos para poner fin a la pobreza y la discriminación».

Desde la CLAC nos unimos a este llamado a la acción y compromiso internacional, subrayando que la pobreza es causa directa de las enormes desigualdades presente en el mundo. América Latina y el Caribe, en particular, sigue siendo el continente más desigual, a pesar de no ser el más pobre.

Son muchas las instituciones internacionales que tienen un firme compromiso con el enfoque de desarrollo multidimensional que promueve el movimiento por un comercio justo ya que es considerado un verdadero sistema socio-económico de transformación social y empoderamiento integral de los pequeños productores y sus territorios.

El Comercio Justo promueve la justicia social y la igualdad, se trata de una solución tangible a la erradicación de la pobreza y una excelente herramienta para disminuir las desigualdades, para promover el empoderamiento de los actores menos favorecidos de las cadenas de suministro, para fomentar la protección infantil, el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático en nuestros países.

Este año, el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza reviste un carácter especial, en el marco de la nueva agenda mundial para el desarrollo sostenible que las Naciones Unidas acaban de adoptar con mira al 2030.

 

Celebramos hoy 16 de Octubre el Día Mundial de la Alimentación.

El tema del Día Mundial de la Alimentación de este año se centra en la protección social, ya que el apoyo económico o en especie de los planes de protección social evita que las personas sufran hambre a corto plazo. A largo plazo, las medidas de protección social estimulan la producción, lo que permite una mayor estabilidad de los ingresos y contribuye a reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria.

¡¡ Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza rural !! Este es el lema con el que hoy se celebra en el Mundo el Día Mundial de la Alimentación. O construimos un futuro sostenible para todos y todas o no habrá futuro aceptable para nadie: Seamos la Generación Hambre Cero!

El Día Mundial de la Alimentación se celebrará en un momento oportuno, poco después de la Cumbre de septiembre de 2015 y antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y brindará una oportunidad única para enviar una señal enérgica a los jóvenes ―la Generación del Hambre Cero― sobre la agenda para el desarrollo sostenible hasta 2030 y para motivarles acerca del desafío de erradicar el hambre y la pobreza de forma definitiva a lo largo de los próximos 15 años.

Además, durante esta celebración tan importante se conmemorará el 70.º aniversario de la fundación de la FAO.

La CLAC está representada en el esta celebración mundial en la Feria de Milán con la asistencia de nuestras compañeras Marike De Peña, actual Presidente de la CLAC y Fairtrade International, y Xiomara Paredes, Directora de la CLAC. Esta semana intensa de trabajo comenzó con la celebración del #FairtradeDayDía del Comercio Justo el miércoles 14, y durante ese mismo evento se presentación el informe desarrollado por Fairtrade: “Objetivos de Desarrollo Sostenible y Comercio Justo” (descarga – inglés). Una de las actividades destacadas de la jornada fue la charla “Comercio Justo: energía positiva para las personas y el medio ambiente”.

 

Día del Comercio Justo #FairtradeDay en la Expo de Milan

Durante todo el día de ayer se celebró el #FairtradeDayDía del Comercio Justo en la Expo de Milán. Una de las actividades destacadas de la jornada fue la charla “Comercio Justo: energía positiva para las personas y el medio ambiente”, donde Marike de Peña, Presidenta de la CLAC y Fairtrade International, junto con Harriet Lamb, CEO de Fairtrade International, Bharath Mandanna, miembro del consejo de Fairtrade International y Jocibel Belchior Bezerra, presidente de Cocajupi, estuvieron conversando sobre el contexto e impacto del Comercio Justo en relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) – aprobados por la Asamblea General de la ONU en Septiembre 2015 – son un ambicioso conjunto de 17 objetivos mundiales para combatir la pobreza y lograr el desarrollo sostenible. Establecen la meta de acabar con la pobreza “en todas sus formas, en todas partes”, sin dejar a nadie atrás. Estos objetivos representan una poderosa oportunidad para mejorar las vidas de los 1,3 millones de pequeños agricultores y trabajadores agrícolas sobre los cuales depende el mundo para producir nuestros alimentos y proteger nuestro planeta.

Así mismo, durante la jornada también se presento el informe desarrollado por Fairtrade: “Objetivos de Desarrollo Sostenible y Comercio Justo”. El informe (descarga – documento en inglés) está concebido principalmente como una herramienta para que los gobiernos entiendan las formas en las cuales el Comercio Justo puede apoyar el desarrollo y alcance con éxito de los ODS; así mismo, el informe también está dirigido a otras instituciones afines y empresas que quieren entender más sobre cómo pueden trabajar y colaborar con el movimiento de Comercio Justo para generar un progreso e impacto real y duradero.