Vacante: Especialista en Cumplimiento Social y Género.

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo (CLAC) es una Asociación constituida con personería jurídica en El Salvador, que agrupa y representa a las Organizaciones de Pequeños Productores (OPP’s) y Organizaciones de Trabajadores dentro del Comercio Justo del continente.

Nos encontramos en proceso de búsqueda y contratación de un Especialista en Cumplimiento Social y Género.

Para mayor información, por favor revisar los siguientes Términos de Referencia

Se requiere enviar hoja de vida con experiencias en trabajos similares, así como una carta de interés y motivación al correo electrónico talentohumano@clac-comerciojusto.org

  • Asunto: “Aplicación Vacante Especialista en Cumplimiento Social y Género.”
  • Fecha límite : Sábado 10 de Febrero de 2018.

CLAC participa en la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil

Para la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo (CLAC), la protección infantil es parte de nuestra labor y de nuestra Estrategia de Fortalecimiento. Durante el 2017 se han llevado a cabo diversas actividades con las organizaciones miembros y se han establecido alianzas estratégicas que permiten que esta labor vaya tomando más relevancia y fuerza. Como muestra del establecimiento de dichas alianzas, CLAC participó en la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida de Trabajo Infantil, que tuvo lugar del 14 al 16 de noviembre en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Dicha conferencia es organizada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En este evento se buscó reforzar las estrategias para avanzar hacia la erradicación del trabajo infantil para el 2025, tal como está propuesto en la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de las Naciones Unidas.

En representación de CLAC, el Gestor de Fortalecimiento y Desarrollo de Paraguay participó en el evento, en compañía de la delegación del Gobierno de Paraguay conformada por el Ministro de Trabajo, Guillermo Sosa; la Directora de Trabajo Infantil del Ministerio, Natalia Sosa Flores; así como representantes de la Secretaría de la Niñez, la Secretaría de Acción Social, gremios empresariales y de la sociedad civil. En esta ocasión, CLAC participó en paneles importantes relacionados a la erradicación de trabajo infantil, además de sostener reuniones con la Iniciativa Regional de Trabajo Infantil, Save the Children, y representantes del Gobierno de Brasil y de Argentina.

Al finalizar el Congreso, Paraguay emitió un compromiso sobre la erradicación del trabajo infantil y ha planteado que el 2025 será el año en el cual se habrá erradicado totalmente el trabajo infantil en el país. Desde CLAC seguiremos trabajando en alianzas con otras organizaciones para erradicar el trabajo infantil y promover una participación positiva de niños y jóvenes en el sector agrícola.

Organizaciones de Perú participan en Pasantía Técnica Internacional

En Santa Marta, Colombia, en el marco del proyecto “Mejora de la competitividad de banano orgánico de organizaciones de pequeños productores peruanos de Comercio Justo” se llevó a cabo del 21 al 29 de octubre una pasantía técnica internacional. Esta iniciativa organizada por CLAC, en convenio con la Coordinadora Nacional de Comercio Justo Perú (CNCJ-PERÚ), contó con el aporte financiero de Fairtrade Alemania y benefició al equipo técnico de seis organizaciones bananeras de la región de Piura, Perú: Jim Pool Loli de APBOSMAM, Karina Huamán de BOS, Erwin Ordinola de APPBOSA, Abel Cruz de APBOS, Michael Chau de APOQ, Roberto Carreño de CEPIBO y Jennifer Pacheco, Coordinadora del Proyecto Banano Perú-FA.

El objetivo de la pasantía fue lograr la interacción entre los equipos técnicos de los países participantes que fueron Perú, Ecuador, Colombia y República Dominicana, en la cual fue posible que los asistentes pusieran en práctica conocimientos sobre la elaboración de biofermentos, además de compartir los logros alcanzados en la producción de banano en Colombia. El intercambio incluyó la visita a las cooperativas bananeras de Colombia COOBAMAG, BANAFRUCOOP, COOBAFRÍO, EMPREBANCOOP, COOMULBANANO y ASOBANARCOOP.

Respecto al uso de biofermentos, Colombia presenta grandes avances incorporados directamente mediante el sistema de riego o foliar, ya que se ha trabajado en la sensibilización sobre la importancia de la conservación y protección del medio ambiente. Adicionalmente, el uso de biofermentos, en Colombia, también representa una oportunidad de negocio y una alternativa amigable con el medio ambiente para combatir las principales plagas y enfermedades, así como para el mejoramiento de la nutrición en el cultivo. Asimismo, los biofermentos ayudan a reducir los costos de producción, con impactos positivos en la economía familiar.

Jim Pool Loli, responsable del área técnica de APBOSMAM de Perú, expresó su agradecimiento y satisfacción por haber tenido esta oportunidad, ya que pudo reforzar muchos de los conocimientos que tenía sobre el banano y aprender a aplicar los biofermentos en los cultivos.  “Esto nos ayuda mucho para seguir adelante y así poder aspirar en ser una de las mejores regiones de banano en nuestro país y demostrar lo mejor de nuestro cultivo”, agregó.

Por su parte, Erwin Wagner Ordinola Gallo, parte del equipo técnico de la Cooperativa Agraria APPBOSA de Perú, indicó: “En lo personal es una linda experiencia, ya que tengo 5 años trabajando en la cooperativa agraria APPBOSA y es la primera  vez que salgo del país a una pasantía de este tipo, me ha cambiado la visión de mi vida personal y profesional, mil gracias a Fairtrade Alemania, a la Coordinadora Nacional de Comercio Justo Perú  y a CLAC por la oportunidad”.

Los(as) pequeños(as) productores(as): aliados(as) en la lucha contra el cambio climático

CLAC con su Programa de Cambio Climático está trabajando en concientizar y capacitar a las organizaciones miembro en el desarrollo, uso e implementación de medidas que promueven una agricultura sostenible. También, por su parte hay muchas organizaciones miembro que ya están desarrollando sus propios programas ambLa conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP23, se está desarrollando del 6 al 17 de noviembre en la ciudad de Bonn, Alemania. Después de un año en el que los eventos climáticos extremos impactaron fuertemente a Latinoamérica y el Caribe: como el fenómeno del niño costero en Ecuador y Perú que produjo fuertes lluvias, inundaciones y aluviones, más una temporada de huracanes en el atlántico que ha roto récords al haberse presentado cuatro huracanes seguidos; dos de ellos alcanzando la categoría máxima, Irma y María, que devastaron buena parte de las islas del caribe.

Lo anterior y el hecho de que Fiji preside la conferencia, plantea que gran parte de las discusiones se centrarán en los temas de pérdidas y daños asociados con los impactos del cambio climático, adaptación y la construcción de resiliencia para los países en desarrollo más vulnerables. Para ello, los países desarrollados han prometido incrementar el financiamiento y los mecanismos de acceso a este, como apoyo para lograr la meta de un billón de dólares anuales hasta el año 2020.

La Conferencia se plantea como meta definir normas, guías y procedimientos para la implementación del Acuerdo de París que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Dicho Acuerdo ha sido ratificado y firmado por todos los países, a excepción de Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases después de China. El Acuerdo y las nuevas metas de desarrollo sostenible hacen parte de la misma agenda mundial que promueve sociedades más resilientes y un desarrollo climáticamente inteligente, ya que lo que se ha logrado hasta el momento y el desarrollo a futuro está en riesgo debido al cambio climático.

Para lograr estas metas a largo plazo, durante las negociaciones se reforzará la necesidad imperativa de que todos los países incrementen sus contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional para el 2020 y así lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero drásticamente para evitar un aumento en la temperatura del planeta de 2°C que causaría daños irreversibles para billones de personas y la naturaleza.

Los actores no estatales como empresas y organizaciones no gubernamentales como la CLAC y sus organizaciones miembros poseen ahora la responsabilidad imperante de convertirse en socios críticos de la nueva agenda mundial y en la lucha contra el cambio climático pues sus esfuerzos se suman y contribuyen a lograr las metas que los gobiernos por sí solos no pueden lograr.

CLAC con su Programa de Cambio Climático está trabajando en concientizar y capacitar a las organizaciones miembro en el desarrollo, uso e implementación de medidas que promueven una agricultura sostenible. También, por su parte hay muchas organizaciones miembro que ya están desarrollando sus propios programas ambientales. Debemos trabajar cada organización desde su región y aunar esfuerzos que nos permitan cuidar y proteger nuestro medio ambiente.

El aporte del comercio justo al desarrollo sostenible

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y CLAC acaban de publicar conjuntamente otro valioso aporte a las investigaciones y publicaciones sobre comercio justo en la región. La idea del libro “El aporte del comercio justo al desarrollo sostenible” (Marco Coscione y Nanno Mulder, editores) nació a raíz del Encuentro Internacional “Comercio Justo: una alianza estratégica para el desarrollo sostenible” que CLAC y la Coordinadora Nacional de Comercio Justo de Bolivia desarrollaron juntos los días 10 y 11 de mayo de 2017, en La Paz (Bolivia), como una de las actividades más importantes de la Estrategia de Incidencia de CLAC en 2017.

En este encuentro se presentaron experiencias de incidencia desde el comercio justo en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y República Dominicana. Además de productores agrícolas y artesanales, del equipo CLAC y de otras entidades bolivianas, participaron representantes de la CEPAL, del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural del Estado Plurinacional de Bolivia. El encuentro logró visibilizar el aporte al desarrollo sostenible de las organizaciones de pequeños productores de comercio justo, de CLAC y las coordinadoras nacionales de comercio justo.

El primer capítulo presenta una caracterización del movimiento por un comercio justo, el desarrollo histórico e institucional de CLAC en la región, así como el enfoque de su Estrategia de Incidencia. Además, da un panorama general de los principales flujos de exportación. Todo ello bajo la mirada transversal del aporte que el movimiento hace al desarrollo sostenible. El segundo capítulo inicia con una revisión de la literatura académica sobre el impacto comercio justo en América Latina y el Caribe. Posteriormente, se presentan seis casos (E.P. de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y República Dominicana) de incidencia a nivel local o nacional. Finalmente, el libro presenta algunas potencialidades que la CEPAL y el IICA identifican, desde su quehacer, para ampliar el impacto del comercio justo en la región.

Agradecimientos particulares van a la Coordinadora Nacional de Comercio Justo de Bolivia, sus organizaciones y productores miembros, por todo el trabajo desarrollado durante el Encuentro Internacional “Comercio Justo: una alianza para el desarrollo sostenible” (La Paz, mayo de 2017). Dicho encuentro ha sido la principal fuente de inspiración para este libro. A los productores y productores que participaron del encuentro internacional, intercambiando sus experiencias de incidencia en políticas públicas y proporcionando contenido valioso para esta publicación. A todas las organizaciones de comercio justo, coordinadoras nacionales y redes de producto, miembros del Consejo de Directores y personal operativo de CLAC, que cada día trabajan para promover el comercio justo en y desde América Latina y el Caribe. A todas las personas que con su trabajo han aportado a los contenidos de esta publicación: Nemion Condori, Gerente de El Ceibo; Raúl Navarrete, presidente de la CNCJ-Chile; René Ausecha, Gerente de Cosurca; Vinicio Martínez, Presidente de la CECJ;Andrea Fuentes, Coordinadora de la Región Caribe en CLAC. A Marco Coscione, quien fue Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia en CLAC, y Nanno Mulder de CEPAL, por haber plasmado este proyecto.

Puede descargar el libro haciendo click sobre la imagen de portada siguiente:

 

Guardar

Tormenta Nate causa pérdidas en organizaciones de pequeños (as) productores (as) en Costa Rica

Durante los primeros días del mes de octubre la región centroamericana se vio afectada por el paso de la tormenta Nate. Uno de los países que más afectaciones sufrió fue Costa Rica, ya que dicha tormenta ha sido considerada como el peor desastre natural que ha impactado la zona en décadas, debido a la magnitud de los daños que causó en la agricultura, infraestructura y viviendas en tres cuartas partes del país según datos otorgados por el Gobierno. Se estima que hubo pérdidas en más de 124 mil hectáreas en cultivos y más de 20 millones de dólares en café, banano y otros productos a nivel nacional.

Como lo indica el reporte oficial, el paso de estos fenómenos naturales impacta al sector de la agricultura y por ende a los pequeños(as) productores(as). En el caso de las organizaciones miembro de CLAC en Costa Rica, luego de hacer una evaluación de los daños, podemos mencionar que han sido 6 las organizaciones afectadas: ALIANZA, COOPEASSA R.L., COOPEAGRI R.L., COOPECAÑERA R.L., COOPETARRAZÚ R.L. y COOPROSANVITO R.L.

En las organizaciones cafetaleras se reportan pérdidas en el cultivo y finca debido al agrietamiento y deslizamiento del terreno lo que imposibilita la actividad agrícola, la tormenta también provocó la caída del grano. Organizaciones como COOPROSANVITO reporta una pérdida entre 25 y 50% del área de sus fincas. De estas un 47.4% es debido al deslizamiento y un 36.8% debido a la caída del grano. COOPETARRAZÚ reporta la pérdida de la siembra nueva de plantas de café en más de 300 fincas. Además, en general las organizaciones han sufrido daños estructurales en sus organizaciones, así como en las viviendas de sus miembros y en los accesos a sus comunidades.

Respecto a la producción de azúcar, se reportan daños en las plantas para la cosecha de más de 20 productores, esto afectará el rendimiento de la caña de azúcar para la zafra 2018, puede significar hasta un 20% de descenso en la cosecha.

Las organizaciones en Costa Rica están aunando esfuerzos que les permita ir poco a poco restaurándose a nivel de organización y de comunidad. Las organizaciones de pequeños(as) productores(as) de Comercio Justo se enfrentan ante la necesidad de prepararse para prevenir y reducir los impactos climáticos negativos en sus territorios, comunidades, familias, fincas, cultivos, medios de sobrevivencia y ecosistemas. Para tal efecto, deberemos mejorar nuestro conocimiento sobre el cambio climático, y sobre todo, identificar y adoptar las mejores estrategias, sistemas, tecnologías y prácticas productivas, para facilitar la adaptación ante los efectos del cambio climático y asegurar la viabilidad de sus productos, fincas y comunidades.

En Perú se realizaron con éxito talleres de cambio climático y diagnóstico ambiental en cooperativas de café de comercio justo

El aumento del deterioro en la naturaleza, la falta de conciencia ambiental y los acelerados efectos del cambio climático son cada día más evidentes en todas nuestras regiones. Esta triste y preocupante realidad hace necesaria la toma de acciones que nos permitan  empezar a prepararnos para mitigar sus efectos catastróficos a corto, mediano y largo plazo, así como buscar estrategias de adaptación a las nuevas realidades en un futuro cercano cada vez menos halagador.

Ante esta situación, CLAC con el equipo de fortalecimiento a las organizaciones de pequeñas y pequeños productores de comercio justo viene desarrollando en Perú una serie de talleres regionales de Diagnóstico Ambiental y Cambio Climático, con los Técnicos(as) y Directivos(as) de las diferentes cooperativas cafetaleras. En estos talleres se imparten conocimientos, resultados, estadísticas globales y conceptos que ayudan a comprender mejor las causas y efectos del cambio climático, así como la importancia de abordar la problemática desde una perspectiva regional y eco sistémica.

Entre los principales objetivos de estos talleres están propiciar un espacio de formación a formadores y un marco de gestión para la aplicación de metodologías, dinámicas y herramientas en la socialización de las temáticas ambientales y de cambio climático a las comunidades.   Igualmente, dar las bases para la formulación de proyectos que permitan brindar respuestas apropiadas a las necesidades de los productores y productoras en relación a las transformaciones socio-ambientales causadas por el cambio climático a mediano y largo plazo. Así mismo, fomentar un desarrollo alternativo adaptativo y brindar las herramientas para el análisis de la información existente y las repercusiones sociales, económicas y ambientales del cambio climático, identificando diferentes posibilidades de adaptación y mitigación de acuerdo a las condiciones y recursos locales.

Los y las participantes aclararon dudas sobre las dinámicas naturales que el planeta genera y los efectos provenientes por la mano del hombre, aprendieron a reconocer las fuentes y sectores que generan los Gases Efecto Invernadero (GEI), revisaron información y resultados estadísticos con base científica. Con esta información dinamizaron sus trabajos en grupo donde constantemente identificaron, plasmaron e intercambiaron las experiencias y necesidades de mitigación y adaptación que se vienen implementando en sus comunidades y desde sus organizaciones. Se presentaron dos primeros módulos del curso de cambio climático de CLAC y se desarrollaron dinámicas sobre la visión del pasado y el futuro de las regiones y unos mapas que ilustran los riesgos y las oportunidades ambientales del territorio. Finalmente, las y los participantes mostraron su compromiso, no solo de replicar el taller con sus respectivos socios(as), sino también de crear un equipo impulsor para la formulación de un proyecto y la búsqueda de instituciones aliadas con las que se pueda complementar el plan de acción.

Los componentes del proyecto deben incluir acciones de sensibilización, educación, adaptación y mitigación, entre las principales actividades priorizadas para las organizaciones están:

  •         Gestión de residuos sólidos
  •         Reforestación con especies nativas
  •         Plantas de abonos y manejo de residuos orgánicos
  •         Educación ambiental comunitaria
  •         Buenas prácticas agrícolas (evitar quemas y tala, recuperación de agua y bosque)
  •         Contaminación y manejo de fuentes de agua
  •         Erosión y pérdida de suelos
  •         Incidencia política

Con el apoyo del equipo de CLAC, se presenta una oportunidad de incidir realmente en las organizaciones de pequeñas y pequeños productores, dando un acompañamiento a las propuestas de trabajo regional en cambio climático en las zonas de Quillabamba, Pichanaki y San Ignacio (Jaen). Donde se tiene la responsabilidad de apoyar las acciones de las organizaciones y conformar una red de trabajo de un programa nacional en Perú de cambio climático de las organizaciones de comercio justo y poder así mitigar las catastróficas consecuencias del deterioro ambiental a nivel mundial.

Es importante que podamos realizar un trabajo conjunto CLAC y organizaciones para poder ir visualizando y proyectando cambios importantes a nivel de la agricultura de pequeñas y pequeños productores y a favor de nuestro planeta.

El Día de la Mujer Rural: “¿Cómo entender la ruralidad para el empoderamiento de las mujeres?

El 15 de octubre es el día señalado por Naciones Unidas para celebrar el Día Internacional de la Mujer Rural. A nivel mundial se realizan diversas actividades que permiten poner sobre la mesa de los organismos, instituciones y de la sociedad en general la importancia de la mujer rural y su contribución al desarrollo agrícola, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza en el medio rural. Como Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo, CLAC, nos unimos a la celebración junto a otras organizaciones que comparten como fin común la búsqueda de la igualdad de género y el reconocimiento y respeto de los derechos de todas mujeres.

En ese sentido, el pasado 14 de octubre en El Salvador se llevó a cabo el foro: “¿Cómo entender la ruralidad para el empoderamiento de las mujeres?”. A este foro asistieron más de 140 lideresas de asociaciones y cooperativas campesinas de El salvador, las cuales impulsan su trabajo basado en los principios y  valores cooperativos  y la economía solidaria.

Dicha actividad fue convocada por las organizaciones copartes de TRIAS entre las que se encuentra CLAC. Se compartieron varias experiencias de lideresas jóvenes y adultas vinculadas a temáticas como el acceso a los recursos, el aporte de las mujeres en la vida productiva, situación de las mujeres jóvenes rurales y experiencia de participación en procesos de incidencia para aprobación de políticas públicas orientadas a las mujeres rurales, visibilizando el empoderamiento de las mujeres en todos sus ciclos de vida.

Por parte de CLAC, la Sra. Carmen Hernández, Productora de café y parte de la Junta Directiva de La Asociación Cooperativa Los Pinos del Municipio del Congo, compartió sus reflexiones y experiencias en torno a la “Situación del acceso a los recursos para las mujeres rurales”.

En el evento también se contó con la participación de la Secretaría de Inclusión  Social, El Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) y de La Comisión Nacional para la Micro y Pequeña Empresa(CONAMYPE), quienes socializaron los programas y proyectos que dichas instancias públicas ofrecen como servicios específicos para las mujeres.  Como parte culminante del evento las lideresas dieron lectura a un posicionamiento en donde visibilizan la situación de las mujeres rurales y demandas específicas para instancias del Estado.

A continuación, les invitamos a escuchar el testimonio de la socia Carmen Hernández y el pronunciamiento presentado.

COOPERATIVA LOS PINOS: Fue fundada en 1980 a partir de procesos de reforma agraria, tiene una membresía de 91 socios y socias. La Cooperativa se dedica en principal al rubro producción de café certificada en Comercio Justo y en la actualidad se dedica también a actividad en el rubro de turismo. Para mayor información puede acceder a su sitio web: www.cooperativalospinos.com.sv

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Finaliza con éxito la II escuela de liderazgo y empoderamiento para mujeres

El próximo 15 de octubre se celebra el Día Internacional de la Mujer Rural, éste fue decretado por las Naciones Unidas en el año 2007 como un reconocimiento a la importante y decisiva contribución de las mujeres rurales en el desarrollo agrícola. Según datos de esta misma organización a nivel mundial las mujeres constituyen el 43%[1] de la mano de obra agrícola y desempeñan un papel fundamental en la seguridad alimentaria de los hogares y comunidades. En ese sentido, destacar a las mujeres rurales dentro del sistema de comercio justo es muy importante y necesario.

A nivel de la membresía de CLAC, dentro de las organizaciones de productores(as) encontramos que un 20% son mujeres y en las organizaciones de trabajadores(as) representan el 27%. Es de vital importancia visibilizar el incalculable aporte de las mujeres en los procesos de producción agrícola; además de evidenciar la necesidad de continuar trabajando desde las organizaciones para potenciar el empoderamiento de  las mujeres, capacitándoles en diferentes áreas para fortalecer su liderazgo, así como fomentar su  acceso a los recursos y creación de oportunidades en las mismas organizaciones.

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños (as) Productores (as) y Trabajadores (as) de Comercio Justo (CLAC), como instancia comprometida con el desarrollo de sus membresías, fomenta el liderazgo y empoderamiento de las mujeres, muestra de ello, son las acciones estratégicas que se realizan en cada uno de los países miembro. Destacamos algunas acciones: realización de encuentros regionales, intercambios de experiencias, procesos formativos, desarrollo de materiales didácticos[2], campañas de visibilización “comercio justo inclusivo”[3]. Todas estas acciones permiten que la experiencia de empoderamiento pueda replicarse por otras organizaciones.

Un ejemplo significativo es La Escuela de Liderazgo para Mujeres, esta acción parte de una experiencia implementada en El Salvador de manera conjunta con TRIAS, cuya metodología ha sido todo un éxito en este país, dando como resultado el desarrollado de mujeres lideresas con mucha capacidad que ya están siendo parte activa de su comunidad y organización.

Es de mencionar que debido a la aceptación obtenida con esta metodología, impulsada por primera vez en el año 2014, en este año se desarrolló la segunda Escuela de Liderazgo y empoderamiento de las mujeres, fase que se llevó a cabo de junio a octubre. En ella, se contó con la participación de 19 mujeres  representantes de 3 organizaciones de productores y productoras de café y caña de azúcar. Quienes han culminado su proceso y asumen el reto de  replicar sus conocimientos con otras mujeres en sus organizaciones el próximo año.

Estos espacios están garantizando la participación democrática e inclusiva en las organizaciones de comercio justo,  donde la voz y participación activa de mujeres adultas y jóvenes es escuchada.

“He tenido un avance muy grande y así cada una de las mujeres, yo sé que nos llevamos algo, cosas nuevas de este proceso, pero también nos llevamos la fortaleza de todas”. Wendy Pineda, Cooperativa ATAISI.

[1]ONU –  http://www.un.org/es/events/ruralwomenday/

[2] Materiales didácticos: Manual Metodológico Escuela de Liderazgo   material radiofónico sobre género

[3] Campaña Comercio Justo es Inclusivo

CLAC participa en foro: “Transversalización de Género en Organizaciones de Base en El Salvador”

Los días 12 y 13 de septiembre, se llevó a cabo en la ciudad de San Salvador, el seminario denominado “Transversalización de Género en Organizaciones de Base en El Salvador”, convocado por TRIAS Centroamérica y sus copartes en El Salvador CLAC, CONFRAS, RUM y ADEL Morazán, esto como parte de los procesos estratégicos conjuntos de género, generacional.

Por parte de CLAC, hubo representación de la Dirección Ejecutiva, además delegaciones conformadas por mujeres y hombres que son parte del Comité de Inclusión de la Coordinadora Salvadoreña, CESPPO, representantes de la Comisión Nacional de Género de la Coordinadora Guatemalteca de Comercio Justo, así como una representante de la OPP Las Diosas de Nicaragua,  a nivel de Equipo Operativo de CLAC,  se contó con la participación  de 3 mujeres y dos hombres de Nicaragua y El Salvador.

En un primer momento, se desarrolló la socialización y el entrenamiento sobre el uso de la caja de herramientas metodológicas para la transversalización de género en organizaciones base. Dicha caja es el fruto del trabajo de un programa desarrollado en El Salvador durante 3 años (2014-2016) y que pretende brindar ideas para la puesta en práctica de procesos inclusivos dentro de las organizaciones, la metodología consta de 20 pasos prácticos distribuidos en 3 ejes temáticos: institucionalización, empoderamiento y alianza entre hombres y mujeres.

Luego, se desarrolló un foro que permitió intercambiar experiencias institucionales, tanto de TRIAS como de sus copartes, espacio en el que  la dirección ejecutiva de CLAC, ADEL Morazán y las presidencias de CONFRAS y RUM, compartieron  avances y experiencias organizacionales y personales enfrentadas en el camino  recorrido para la implementación de procesos de género, en dicho evento se contó con la presencia de la Sra. Carmiña Moreno, representante del BID en El Salvador, quien compartió  su visión y compromiso organizacional ante esta temática.

Al finalizar el evento las Direcciones Ejecutivas firmaron un compromiso mutuo de continuidad a  los procesos de inclusión dentro de las organizaciones que representan. Por su parte CLAC posee como ejes transversales el tema de género y de inclusión de jóvenes, por lo que seguirá impulsando este tipo de acciones que abonen  al entrenamiento, intercambio de conocimientos, estrategias y metodologías de trabajo.