Políticas públicas para el fomento del comercio justo en América Latina

En América Latina y el Caribe, aunque existan muchas organizaciones de productores de comercio justo, con sus redes nacionales y articulaciones regionales, los consumidores no están bien organizados, ni familiarizados con las propuestas y prácticas de consumo responsable. Al mismo tiempo, son muy pocas las entidades que se dedican al comercio justo y al consumo responsable; casi no existen tiendas de comercio justo, a parte en algunos países con presencia de fuertes comercializadoras solidarias. Por tanto, el anillo de la sociedad civil, fundamental para impulsar el movimiento, es aún muy débil.

En este escenario, en varios países latinoamericanos, se ha dado una convergencia entre productores e instituciones públicas, vistas como aliados clave para responder a los desafíos que viven los productores en sus sociedades, tanto en las zonas rurales como urbanas. De esta manera, poco a poco, los temas del comercio justo, el consumo responsable y, más en general, de la economía solidaria, se están insertando en propuestas de políticas públicas, planes y programas nacionales o regionales.

Es lo que podemos ver en el informe “Políticas públicas para el fomento del comercio justo y solidario en América Latina: los casos de Brasil, Ecuador y Colombia”, que CLAC acaba de publicar con el apoyo de la cooperación finlandés y Fairtrade Finlandia.

Autoridades estatales y de gobierno de varios países latinoamericanos, así como procesos de integración y organismos internacionales presentes en el continente, se están interesando en el comercio justo, como herramienta para el desarrollo sostenible, y como un aliado clave para construir alianzas público-privadas que mejoren la efectividad de las políticas de desarrollo. Además, se evidencia, cada vez más, la necesidad de incluir a los pequeños productores organizados en los procesos de construcción de políticas públicas para los sectores productivos. Los productores organizados son actores líderes en sus comunidades, y protagonistas de procesos económicos y sociales de mucha relevancia a nivel nacional y regional.

Desde la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC), les invitamos a leer y compartir este estudio. Ojalá podamos seguir profundizando este tipo de investigaciones también en otros países de la región, sobre todo gracias al apoyo de las Universidades que ya están adhiriendo a la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, así como otras universidades y centros de investigación.

POLÍTICAS PÚBLICAS PARA EL FOMENTO DEL COMERCIO JUSTO Y SOLIDARIO EN AMÉRICA LATINA: LOS CASOS DE BRASIL, ECUADOR Y COLOMBIA

(descarga el archivo completo)

Presentación del Estudio

(descarga solo la presentación)

Para ulteriores consultas, por favor escribir a Marco Coscione (marco.c@claconline.com), Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia en CLAC

Informe anual del Comercio Justo en España.

Para que todas y todos los que conformamos CLAC podamos seguir conociendo como evoluciona y cuáles son los retos del Comercio Justo a nivel global, hoy os compartimos el último informe que cada año realiza la Coordinadora Nacional de Comercio Justo en España. En este informe podemos extraer mucha información y datos de la evolución de las ventas de productos de Comercio Justo en España. (descargar informe aquí)

Por ejemplo, podemos destacar que 33,2 millones de euros fue la facturación de productos de Comercio Justo registrada en España en 2014, lo que supone un crecimiento del 8% respecto al año anterior. Así mismo, los datos del informe reflejan que la alimentación sigue siendo la protagonista indiscutible, con un 90% de la facturación. Solo un producto, el café, genera el 42% de los ingresos, aunque el azúcar va ganando terreno ya que ha aumentado en 4,5 puntos sus ventas respecto al año pasado. Los datos del informe reflejan que la alimentación (café, cacao, azúcar, frutas,  sigue siendo la protagonista indiscutible, con un 90% de la facturación.

De los productos de Comercio Justo vendidos, una mayoría (77%) cuenta con el sello Fairtrade, la certificación más extendida a nivel mundial que garantiza el cumplimiento de los principios del Comercio Justo. De ellos, una parte ha sido distribuida por las organizaciones importadoras de Comercio Justo, pero la mayor parte lo ha sido a través de empresas convencionales. Desde el 2008, año en que comenzó la expansión de Fairtrade en España, los productos certificados por dichas empresas han pasado de los 60.000 euros a los 19,6 millones en 2014.

El contenido del Informe es el siguiente:

Capítulo 1: Actualidad del Comercio Justo en Españaportada-200x275

La comercialización de productos de Comercio Justo en el Estado español en 2014

Capítulo 2: El mercado global del textil y sus desequilibrios comerciales

Introducción. Breve recorrido histórico por el algodón
Deslocalización y empresas transnacionales
Cadena de producción
Las condiciones laborales

Capítulo 3: El Comercio Justo como alternativa

Resistencias al mercado convencional del textil

Descarga-INFORME-EJECUTIVO-A

 

Informe: Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Comercio Justo.

Esta semana, durante la celebración del #FairtradeDay (Día Fairtrade) en la EXPO de Milán, Fairtrade International ha presentado un informe en el que invita a los sectores público y privado, la sociedad civil y los ciudadanos a trabajar conjuntamente con el fin de hacer realidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) – aprobados por la Asamblea General de la ONU en Septiembre 2015 – son un ambicioso conjunto de 17 objetivos mundiales para combatir la pobreza, la desigualdad y lograr el desarrollo sostenible. Establecen la meta de acabar con la pobreza “en todas sus formas, en todas partes”, sin dejar a nadie atrás. Estos objetivos representan una poderosa oportunidad para mejorar las vidas de los 1,3 millones de pequeños agricultores y trabajadores agrícolas sobre los cuales depende el mundo para producir nuestros alimentos y proteger nuestro planeta.

El objetivo general es  poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todos los rincones – objetivo central también de la misión del sistema Fairtrade International. Todo nuestro trabajo se relaciona con este objetivo general, y con el Objetivo 10 (Reducción de las desigualdades), a medida que tratamos de asegurar medios de vida sostenibles para los pequeños agricultores pobres y trabajadores.

Cabe destacar que en el Plan de Acción para los próximos quince años, no hay apenas uno solo de los 169 puntos de acción que no esté de alguna manera relacionado con la alimentación y la agricultura. Esto significa que los ODS solo serán efectivos si también involucramos a las Organizaciones de Pequeños Productores y a las Asociaciones de Trabajadores de Comercio Justo para que jueguen un papel protagónico en la planificación y ejecución de las acciones.

Pero, ¿cómo puede el sistema Fairtrade jugar su parte de responsabilidad en el cumplimiento de los nuevos objetivos?

Los agricultores/as y trabajadores/as rurales del sistema Fairtrade, trabajan a nivel mundial para lograr un cambio duradero en sus vidas y las de sus comunidades. Nuestro enfoque único coloca a los productores “en el asiento del conductor”; son verdaderos actores de desarrollo y no “beneficiarios” de acciones que otros deciden por ellos.

Mientras que todas las metas son relevantes para los productores Fairtrade, la propia organización Fairtrade tiene un papel singular en el aspecto más comercial de las cadenas de suministro de los productos agrícolas. Este informe comparte algunos de los resultados e impacto de las relaciones de comercio justo en áreas clave de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mostrando resultados tangibles que se pueden alcanzar en asociación con productores y trabajadores.

El informe Objetivos de Desarrollo Sostenible y Comercio Justo (descarga – documento en inglés) está concebido principalmente como una herramienta para que los gobiernos entiendan las formas en las cuales el comercio justo puede apoyar el desarrollo y alcanzar con éxito los ODS; asimismo, el informe se dirige a instituciones y empresas que quieran conocer más sobre cómo pueden trabajar y colaborar con el movimiento por un comercio justo y solidario, para generar impactos reales y nuevos caminos hacia el desarrollo o el buen vivir.