Organizaciones cafetaleras se fortalecen en el mercado nacional de El Salvador.

Comercio justo: un modelo alternativo y solidario

Primera degustación de Vinos Fairtrade en Argentina

El 28 de noviembre se realizó en la ciudad de Buenos Aires la primera degustación de Vinos Fairtrade en Argentina. La actividad estuvo organizada por CLAC y se llevó a cabo en el local comercial que posee la Cooperativa La Riojana en la zona de Puerto Madero, Buenos Aires. Al evento asistieron diferentes actores claves con los cuáles CLAC ha estado desarrollando relaciones durante este año. 

Entre otras personalidades participaron funcionarios de la Agencia de Promoción de Exportaciones de la Provincia de Buenos Aires, el responsable del Plan Belgrano Productivo dependiente del Ministerios de Producción de La Nación, la ONG ACDI de Santa Fé, los organizadores de la feria de Vinos Orgánicos, la dirección de La Escuela de Negocios Inclusivos de la Universidad Di Tella, representantes del INTA y representante de la Alianza de Cocineros de Slowfood. Los productores también tuvieron su espacio ya que participó el responsable comercial de la Plantación Berries Mesopotámicos, empresa certificada Fairtrade desde 2012 y representantes de pequeños productores de cultivos tropicales de la provincia de Formosa.

El evento comenzó con una descripción de las actividades de CLAC en Argentina brindada por el Gestor de Fortalecimiento de Argentina , Mariano Salerno. Dentro de esta presentación se destacó el deseo de las Organizaciones certificadas de Argentina en consolidar la Coordinadora Bi Nacional Argentina-Uruguay y promocionar el desarrollo del mercado Interno.

Luego se abrió un espacio de intercambio de experiencia entre los participantes donde cada uno comento su interés y los aportes que pueden hacer al desarrollo del comercio justo en Argentina. Para finalizar la licenciada Alejandra Gordillo de Cooperativa La Riojana comento la experiencia de 12 años que posee la Cooperativa bajo la certificación Fairtrade , mientras la somellier Paula Jareño brindaba información sobre las características técnicas de los vinos degustados.

Consultoría: Producción de audiovisuales sobre el impacto de Comercio Justo en Organizaciones en Perú

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo (CLAC) es una Asociación constituida con personería jurídica en El Salvador, que agrupa y representa a las Organizaciones de Pequeños Productores (OPP’s) y Organizaciones de Trabajadores dentro del Comercio Justo del continente.

Nos encontramos en proceso de búsqueda y contratación para consultoría de la Producción de audiovisuales sobre el impacto del Comercio Justo y uso de la Prima Fairtrade en las organización de Pequeños Productores en Perú.

Para mayor información, por favor revisar los siguientes Términos de Referencia

Todas las propuestas deberán enviarse al correo talentohumano@clac-comerciojusto.org con el título “Propuesta para audiovisuales Red Café en Perú”

Fecha límite : domingo 26 de noviembre de 2017

Los(as) pequeños(as) productores(as): aliados(as) en la lucha contra el cambio climático

CLAC con su Programa de Cambio Climático está trabajando en concientizar y capacitar a las organizaciones miembro en el desarrollo, uso e implementación de medidas que promueven una agricultura sostenible. También, por su parte hay muchas organizaciones miembro que ya están desarrollando sus propios programas ambLa conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP23, se está desarrollando del 6 al 17 de noviembre en la ciudad de Bonn, Alemania. Después de un año en el que los eventos climáticos extremos impactaron fuertemente a Latinoamérica y el Caribe: como el fenómeno del niño costero en Ecuador y Perú que produjo fuertes lluvias, inundaciones y aluviones, más una temporada de huracanes en el atlántico que ha roto récords al haberse presentado cuatro huracanes seguidos; dos de ellos alcanzando la categoría máxima, Irma y María, que devastaron buena parte de las islas del caribe.

Lo anterior y el hecho de que Fiji preside la conferencia, plantea que gran parte de las discusiones se centrarán en los temas de pérdidas y daños asociados con los impactos del cambio climático, adaptación y la construcción de resiliencia para los países en desarrollo más vulnerables. Para ello, los países desarrollados han prometido incrementar el financiamiento y los mecanismos de acceso a este, como apoyo para lograr la meta de un billón de dólares anuales hasta el año 2020.

La Conferencia se plantea como meta definir normas, guías y procedimientos para la implementación del Acuerdo de París que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Dicho Acuerdo ha sido ratificado y firmado por todos los países, a excepción de Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases después de China. El Acuerdo y las nuevas metas de desarrollo sostenible hacen parte de la misma agenda mundial que promueve sociedades más resilientes y un desarrollo climáticamente inteligente, ya que lo que se ha logrado hasta el momento y el desarrollo a futuro está en riesgo debido al cambio climático.

Para lograr estas metas a largo plazo, durante las negociaciones se reforzará la necesidad imperativa de que todos los países incrementen sus contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional para el 2020 y así lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero drásticamente para evitar un aumento en la temperatura del planeta de 2°C que causaría daños irreversibles para billones de personas y la naturaleza.

Los actores no estatales como empresas y organizaciones no gubernamentales como la CLAC y sus organizaciones miembros poseen ahora la responsabilidad imperante de convertirse en socios críticos de la nueva agenda mundial y en la lucha contra el cambio climático pues sus esfuerzos se suman y contribuyen a lograr las metas que los gobiernos por sí solos no pueden lograr.

CLAC con su Programa de Cambio Climático está trabajando en concientizar y capacitar a las organizaciones miembro en el desarrollo, uso e implementación de medidas que promueven una agricultura sostenible. También, por su parte hay muchas organizaciones miembro que ya están desarrollando sus propios programas ambientales. Debemos trabajar cada organización desde su región y aunar esfuerzos que nos permitan cuidar y proteger nuestro medio ambiente.

El aporte del comercio justo al desarrollo sostenible

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y CLAC acaban de publicar conjuntamente otro valioso aporte a las investigaciones y publicaciones sobre comercio justo en la región. La idea del libro “El aporte del comercio justo al desarrollo sostenible” (Marco Coscione y Nanno Mulder, editores) nació a raíz del Encuentro Internacional “Comercio Justo: una alianza estratégica para el desarrollo sostenible” que CLAC y la Coordinadora Nacional de Comercio Justo de Bolivia desarrollaron juntos los días 10 y 11 de mayo de 2017, en La Paz (Bolivia), como una de las actividades más importantes de la Estrategia de Incidencia de CLAC en 2017.

En este encuentro se presentaron experiencias de incidencia desde el comercio justo en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y República Dominicana. Además de productores agrícolas y artesanales, del equipo CLAC y de otras entidades bolivianas, participaron representantes de la CEPAL, del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural del Estado Plurinacional de Bolivia. El encuentro logró visibilizar el aporte al desarrollo sostenible de las organizaciones de pequeños productores de comercio justo, de CLAC y las coordinadoras nacionales de comercio justo.

El primer capítulo presenta una caracterización del movimiento por un comercio justo, el desarrollo histórico e institucional de CLAC en la región, así como el enfoque de su Estrategia de Incidencia. Además, da un panorama general de los principales flujos de exportación. Todo ello bajo la mirada transversal del aporte que el movimiento hace al desarrollo sostenible. El segundo capítulo inicia con una revisión de la literatura académica sobre el impacto comercio justo en América Latina y el Caribe. Posteriormente, se presentan seis casos (E.P. de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y República Dominicana) de incidencia a nivel local o nacional. Finalmente, el libro presenta algunas potencialidades que la CEPAL y el IICA identifican, desde su quehacer, para ampliar el impacto del comercio justo en la región.

Agradecimientos particulares van a la Coordinadora Nacional de Comercio Justo de Bolivia, sus organizaciones y productores miembros, por todo el trabajo desarrollado durante el Encuentro Internacional “Comercio Justo: una alianza para el desarrollo sostenible” (La Paz, mayo de 2017). Dicho encuentro ha sido la principal fuente de inspiración para este libro. A los productores y productores que participaron del encuentro internacional, intercambiando sus experiencias de incidencia en políticas públicas y proporcionando contenido valioso para esta publicación. A todas las organizaciones de comercio justo, coordinadoras nacionales y redes de producto, miembros del Consejo de Directores y personal operativo de CLAC, que cada día trabajan para promover el comercio justo en y desde América Latina y el Caribe. A todas las personas que con su trabajo han aportado a los contenidos de esta publicación: Nemion Condori, Gerente de El Ceibo; Raúl Navarrete, presidente de la CNCJ-Chile; René Ausecha, Gerente de Cosurca; Vinicio Martínez, Presidente de la CECJ;Andrea Fuentes, Coordinadora de la Región Caribe en CLAC. A Marco Coscione, quien fue Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia en CLAC, y Nanno Mulder de CEPAL, por haber plasmado este proyecto.

Puede descargar el libro haciendo click sobre la imagen de portada siguiente:

 

Guardar

Tormenta Nate causa pérdidas en organizaciones de pequeños (as) productores (as) en Costa Rica

Durante los primeros días del mes de octubre la región centroamericana se vio afectada por el paso de la tormenta Nate. Uno de los países que más afectaciones sufrió fue Costa Rica, ya que dicha tormenta ha sido considerada como el peor desastre natural que ha impactado la zona en décadas, debido a la magnitud de los daños que causó en la agricultura, infraestructura y viviendas en tres cuartas partes del país según datos otorgados por el Gobierno. Se estima que hubo pérdidas en más de 124 mil hectáreas en cultivos y más de 20 millones de dólares en café, banano y otros productos a nivel nacional.

Como lo indica el reporte oficial, el paso de estos fenómenos naturales impacta al sector de la agricultura y por ende a los pequeños(as) productores(as). En el caso de las organizaciones miembro de CLAC en Costa Rica, luego de hacer una evaluación de los daños, podemos mencionar que han sido 6 las organizaciones afectadas: ALIANZA, COOPEASSA R.L., COOPEAGRI R.L., COOPECAÑERA R.L., COOPETARRAZÚ R.L. y COOPROSANVITO R.L.

En las organizaciones cafetaleras se reportan pérdidas en el cultivo y finca debido al agrietamiento y deslizamiento del terreno lo que imposibilita la actividad agrícola, la tormenta también provocó la caída del grano. Organizaciones como COOPROSANVITO reporta una pérdida entre 25 y 50% del área de sus fincas. De estas un 47.4% es debido al deslizamiento y un 36.8% debido a la caída del grano. COOPETARRAZÚ reporta la pérdida de la siembra nueva de plantas de café en más de 300 fincas. Además, en general las organizaciones han sufrido daños estructurales en sus organizaciones, así como en las viviendas de sus miembros y en los accesos a sus comunidades.

Respecto a la producción de azúcar, se reportan daños en las plantas para la cosecha de más de 20 productores, esto afectará el rendimiento de la caña de azúcar para la zafra 2018, puede significar hasta un 20% de descenso en la cosecha.

Las organizaciones en Costa Rica están aunando esfuerzos que les permita ir poco a poco restaurándose a nivel de organización y de comunidad. Las organizaciones de pequeños(as) productores(as) de Comercio Justo se enfrentan ante la necesidad de prepararse para prevenir y reducir los impactos climáticos negativos en sus territorios, comunidades, familias, fincas, cultivos, medios de sobrevivencia y ecosistemas. Para tal efecto, deberemos mejorar nuestro conocimiento sobre el cambio climático, y sobre todo, identificar y adoptar las mejores estrategias, sistemas, tecnologías y prácticas productivas, para facilitar la adaptación ante los efectos del cambio climático y asegurar la viabilidad de sus productos, fincas y comunidades.

En Perú se realizaron con éxito talleres de cambio climático y diagnóstico ambiental en cooperativas de café de comercio justo

El aumento del deterioro en la naturaleza, la falta de conciencia ambiental y los acelerados efectos del cambio climático son cada día más evidentes en todas nuestras regiones. Esta triste y preocupante realidad hace necesaria la toma de acciones que nos permitan  empezar a prepararnos para mitigar sus efectos catastróficos a corto, mediano y largo plazo, así como buscar estrategias de adaptación a las nuevas realidades en un futuro cercano cada vez menos halagador.

Ante esta situación, CLAC con el equipo de fortalecimiento a las organizaciones de pequeñas y pequeños productores de comercio justo viene desarrollando en Perú una serie de talleres regionales de Diagnóstico Ambiental y Cambio Climático, con los Técnicos(as) y Directivos(as) de las diferentes cooperativas cafetaleras. En estos talleres se imparten conocimientos, resultados, estadísticas globales y conceptos que ayudan a comprender mejor las causas y efectos del cambio climático, así como la importancia de abordar la problemática desde una perspectiva regional y eco sistémica.

Entre los principales objetivos de estos talleres están propiciar un espacio de formación a formadores y un marco de gestión para la aplicación de metodologías, dinámicas y herramientas en la socialización de las temáticas ambientales y de cambio climático a las comunidades.   Igualmente, dar las bases para la formulación de proyectos que permitan brindar respuestas apropiadas a las necesidades de los productores y productoras en relación a las transformaciones socio-ambientales causadas por el cambio climático a mediano y largo plazo. Así mismo, fomentar un desarrollo alternativo adaptativo y brindar las herramientas para el análisis de la información existente y las repercusiones sociales, económicas y ambientales del cambio climático, identificando diferentes posibilidades de adaptación y mitigación de acuerdo a las condiciones y recursos locales.

Los y las participantes aclararon dudas sobre las dinámicas naturales que el planeta genera y los efectos provenientes por la mano del hombre, aprendieron a reconocer las fuentes y sectores que generan los Gases Efecto Invernadero (GEI), revisaron información y resultados estadísticos con base científica. Con esta información dinamizaron sus trabajos en grupo donde constantemente identificaron, plasmaron e intercambiaron las experiencias y necesidades de mitigación y adaptación que se vienen implementando en sus comunidades y desde sus organizaciones. Se presentaron dos primeros módulos del curso de cambio climático de CLAC y se desarrollaron dinámicas sobre la visión del pasado y el futuro de las regiones y unos mapas que ilustran los riesgos y las oportunidades ambientales del territorio. Finalmente, las y los participantes mostraron su compromiso, no solo de replicar el taller con sus respectivos socios(as), sino también de crear un equipo impulsor para la formulación de un proyecto y la búsqueda de instituciones aliadas con las que se pueda complementar el plan de acción.

Los componentes del proyecto deben incluir acciones de sensibilización, educación, adaptación y mitigación, entre las principales actividades priorizadas para las organizaciones están:

  •         Gestión de residuos sólidos
  •         Reforestación con especies nativas
  •         Plantas de abonos y manejo de residuos orgánicos
  •         Educación ambiental comunitaria
  •         Buenas prácticas agrícolas (evitar quemas y tala, recuperación de agua y bosque)
  •         Contaminación y manejo de fuentes de agua
  •         Erosión y pérdida de suelos
  •         Incidencia política

Con el apoyo del equipo de CLAC, se presenta una oportunidad de incidir realmente en las organizaciones de pequeñas y pequeños productores, dando un acompañamiento a las propuestas de trabajo regional en cambio climático en las zonas de Quillabamba, Pichanaki y San Ignacio (Jaen). Donde se tiene la responsabilidad de apoyar las acciones de las organizaciones y conformar una red de trabajo de un programa nacional en Perú de cambio climático de las organizaciones de comercio justo y poder así mitigar las catastróficas consecuencias del deterioro ambiental a nivel mundial.

Es importante que podamos realizar un trabajo conjunto CLAC y organizaciones para poder ir visualizando y proyectando cambios importantes a nivel de la agricultura de pequeñas y pequeños productores y a favor de nuestro planeta.

El Día de la Mujer Rural: “¿Cómo entender la ruralidad para el empoderamiento de las mujeres?

El 15 de octubre es el día señalado por Naciones Unidas para celebrar el Día Internacional de la Mujer Rural. A nivel mundial se realizan diversas actividades que permiten poner sobre la mesa de los organismos, instituciones y de la sociedad en general la importancia de la mujer rural y su contribución al desarrollo agrícola, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza en el medio rural. Como Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo, CLAC, nos unimos a la celebración junto a otras organizaciones que comparten como fin común la búsqueda de la igualdad de género y el reconocimiento y respeto de los derechos de todas mujeres.

En ese sentido, el pasado 14 de octubre en El Salvador se llevó a cabo el foro: “¿Cómo entender la ruralidad para el empoderamiento de las mujeres?”. A este foro asistieron más de 140 lideresas de asociaciones y cooperativas campesinas de El salvador, las cuales impulsan su trabajo basado en los principios y  valores cooperativos  y la economía solidaria.

Dicha actividad fue convocada por las organizaciones copartes de TRIAS entre las que se encuentra CLAC. Se compartieron varias experiencias de lideresas jóvenes y adultas vinculadas a temáticas como el acceso a los recursos, el aporte de las mujeres en la vida productiva, situación de las mujeres jóvenes rurales y experiencia de participación en procesos de incidencia para aprobación de políticas públicas orientadas a las mujeres rurales, visibilizando el empoderamiento de las mujeres en todos sus ciclos de vida.

Por parte de CLAC, la Sra. Carmen Hernández, Productora de café y parte de la Junta Directiva de La Asociación Cooperativa Los Pinos del Municipio del Congo, compartió sus reflexiones y experiencias en torno a la “Situación del acceso a los recursos para las mujeres rurales”.

En el evento también se contó con la participación de la Secretaría de Inclusión  Social, El Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) y de La Comisión Nacional para la Micro y Pequeña Empresa(CONAMYPE), quienes socializaron los programas y proyectos que dichas instancias públicas ofrecen como servicios específicos para las mujeres.  Como parte culminante del evento las lideresas dieron lectura a un posicionamiento en donde visibilizan la situación de las mujeres rurales y demandas específicas para instancias del Estado.

A continuación, les invitamos a escuchar el testimonio de la socia Carmen Hernández y el pronunciamiento presentado.

COOPERATIVA LOS PINOS: Fue fundada en 1980 a partir de procesos de reforma agraria, tiene una membresía de 91 socios y socias. La Cooperativa se dedica en principal al rubro producción de café certificada en Comercio Justo y en la actualidad se dedica también a actividad en el rubro de turismo. Para mayor información puede acceder a su sitio web: www.cooperativalospinos.com.sv

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

La miel Argentina de Comercio Justo y su camino en el valor agregado

La miel es el producto de Comercio Justo que mejor representa a las y los pequeños productores en Argentina. Hoy día son 4 las organizaciones certificadas Fairtrade en Argentina que no solo comparten el trabajo diario bajo los principios de Comercio Justo, sino también su pasión por la apicultura y sus proyectos de valor agregado. En total estas 4 organizaciones agrupan 350 socios en un amplio territorio del norte de Argentina que incluye a las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Santa Fe y Entre Ríos. La producción anual supera las 1000 toneladas que impacta en las economías locales generando ingresos dignos a los productores.

La pionera en el mundo de Comercio Justo en Argentina es la Cooperativa de Trabajo COOPSOL Ltda. La Cooperativa fue establecida en 1992, se define como una empresa social que promueve el empresariado social y los negocios inclusivos.

La Asociación de Productores Orgánicos del Norte Argentino (APONA) es una asociación civil formada en 2009, constituida con socios distribuidos en 15 comunidades rurales de la Región del Gran Chaco Americano. Se trata de un emprendimiento colectivo dedicado a la apicultura orgánica resultado del trabajo de desarrollo de CoopSol.

COSAR es una cooperativa integrada por más de 110 apicultores dedicados a la producción, proceso y envasado de miel pura de la más alta calidad. Sus 40,000 colmenas son trabajadas bajo las mismas especificaciones de calidad de producción que aseguran que el producto final permanecerá tal como sus abejas lo han producido.

La Cooperativa Norte Grande fue fundada en el año 2002 y se conforma por más de 100 pequeños apicultores del noroeste y noreste argentino.  El nacimiento de la Cooperativa Norte Grande está signado por la intención de concebir a la apicultura como una fuente genuina de trabajo, promoviendo la dignidad y la inclusión social en tanto principios centrales del Comercio Justo.

El próximo desafío de las 4 organizaciones es trabajar en conjunto para afianzar el Comercio Justo y la certificación Fairtrade en Argentina. Hace 5 años tuvieron la primera experiencia al realizar varias reuniones para la conformación de una Red Apícola de Comercio Justo, actividad que si bien no logró afianzarse, tuvo sus resultados tangibles ya que hoy existe La Red Miel de CLAC la cual es liderada por el Miguel Munguía.  Esta experiencia de trabajo en conjunto puede ser la punta inicial para la creación del Coordinadora Nacional CLAC Argentina.

Guardar

Guardar