Políticas públicas para el fomento del comercio justo en América Latina

En América Latina y el Caribe, aunque existan muchas organizaciones de productores de comercio justo, con sus redes nacionales y articulaciones regionales, los consumidores no están bien organizados, ni familiarizados con las propuestas y prácticas de consumo responsable. Al mismo tiempo, son muy pocas las entidades que se dedican al comercio justo y al consumo responsable; casi no existen tiendas de comercio justo, a parte en algunos países con presencia de fuertes comercializadoras solidarias. Por tanto, el anillo de la sociedad civil, fundamental para impulsar el movimiento, es aún muy débil.

En este escenario, en varios países latinoamericanos, se ha dado una convergencia entre productores e instituciones públicas, vistas como aliados clave para responder a los desafíos que viven los productores en sus sociedades, tanto en las zonas rurales como urbanas. De esta manera, poco a poco, los temas del comercio justo, el consumo responsable y, más en general, de la economía solidaria, se están insertando en propuestas de políticas públicas, planes y programas nacionales o regionales.

Es lo que podemos ver en el informe “Políticas públicas para el fomento del comercio justo y solidario en América Latina: los casos de Brasil, Ecuador y Colombia”, que CLAC acaba de publicar con el apoyo de la cooperación finlandés y Fairtrade Finlandia.

Autoridades estatales y de gobierno de varios países latinoamericanos, así como procesos de integración y organismos internacionales presentes en el continente, se están interesando en el comercio justo, como herramienta para el desarrollo sostenible, y como un aliado clave para construir alianzas público-privadas que mejoren la efectividad de las políticas de desarrollo. Además, se evidencia, cada vez más, la necesidad de incluir a los pequeños productores organizados en los procesos de construcción de políticas públicas para los sectores productivos. Los productores organizados son actores líderes en sus comunidades, y protagonistas de procesos económicos y sociales de mucha relevancia a nivel nacional y regional.

Desde la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC), les invitamos a leer y compartir este estudio. Ojalá podamos seguir profundizando este tipo de investigaciones también en otros países de la región, sobre todo gracias al apoyo de las Universidades que ya están adhiriendo a la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, así como otras universidades y centros de investigación.

POLÍTICAS PÚBLICAS PARA EL FOMENTO DEL COMERCIO JUSTO Y SOLIDARIO EN AMÉRICA LATINA: LOS CASOS DE BRASIL, ECUADOR Y COLOMBIA

(descarga el archivo completo)

Presentación del Estudio

(descarga solo la presentación)

Para ulteriores consultas, por favor escribir a Marco Coscione (marco.c@claconline.com), Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia en CLAC

Campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”

Cada vez más universidades se están interesando en la campaña por el comercio justo. Dos países han entrado oficialmente este año: Ecuador con la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), que ya cumple con 4 criterios y se espera que pronto pueda cumplir con la compra institucional de productos provenientes de pequeños productores de comercio justo. México, con la Universidad Politécnica de Huatusco, que tiene una muy estrecha relación con la Coordinadora de Productores de la Zona Centro del Estado de Veracruz – COORPROVER, y ya cumple con todos los criterios, también el de adquisiciones internas, comprando café directamente de la Coordinadora Mexicana.

La Coordinadora Ecuatoriana también está estrechando relaciones con la Universidad Nacional de Chimborazo y la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo. Mientras que, en Caranavi (Bolivia), se tienen los primeros acercamientos con el Instituto Tecnológico de Caranavi y la Universidad Pública de El Alto. En Costa Rica, la Universidad Estatal a Distancia (UNED) se está interesando, y con el apoyo de la Delegación de la Unión Europea en Costa Rica se ha desarrollado un encuentro sobre comercio justo América Latina-Europa en la Universidad de Costa Rica (UCR), en San José.

Esta campaña ayuda a llegar, poco a poco, a las sociedades de los países para construir relaciones de comercio justo, y consumo responsable también en la región.

¿Tiene contactos y buenas relaciones con universidades nacionales?

¿Creen que la universidad pudiera apoyar a su organización o coordinadora nacional en diferentes trabajos de investigación, extensión, educación?

Si es así, ¡entonces le invitamos a que conozcan mejor la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”!

Como CLAC queremos que las organizaciones de productores sean las protagonistas de este proceso de incidencia y sensibilización local; profesores, investigadores y estudiantes pueden ser aliados muy importantes del movimiento por un comercio justo y solidario.

 

Las universidades como un aliado clave del movimiento por un comercio justo y solidario

¿Usted tiene buenas relaciones con alguna universidad, profesor o investigador académico? ¿Ha pensado alguna vez que la universidad debería convertirse en un aliado clave del movimiento por un comercio justo y solidario?

Si es así le invitamos a conocer más sobre la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, una campaña de sensibilización e incidencia en torno a la importancia de establecer vínculos de comercio justo y consumo responsable en nuestras sociedades latinoamericanas y caribeñas. ¡Por un comercio justo también en nuestros países!

Su principal objetivo es visibilizar todas las acciones que las universidades ya están haciendo en ámbito de comercio justo y consumo responsable, y naturalmente fomentar nuevas acciones en conjunto. Estamos creando una red de universidades latinoamericanas y caribeñas que apoyan el comercio justo a través de actividades académicas, de extensión social y de vinculación directa con las organizaciones de pequeños productores de comercio justo. También a través de la compra directa a estas organizaciones de varios de los productos que producen y comercializan en los mercados locales y nacionales.

Así vamos a construir relaciones locales más fuertes y de largo plazo, valorizamos todos los productos de las organizaciones, fomentamos investigaciones y proyectos entre las universidades y las organizaciones de pequeños productores, llegamos a los estudiantes, los jóvenes de las universidades, quienes serán los futuros tomadores de decisiones en nuestros países y con los cuales debemos trabajar mucho los principios y valores del comercio justo y del consumo responsable.

¿Cómo se suma una universidad a la campaña? Muy simple… cumpliendo poco a poco con los siguientes criterios:

La universidad aprueba una declaración institucional de apoyo al comercio justo (y la campaña) y suscribe un convenio, por lo menos, con una organización de pequeños productores de comercio justo o una plataforma/coordinadora nacional.

La universidad cuenta con un grupo de trabajo sobre el comercio justo y apoya diferentes iniciativas sobre comercio justo y consumo responsable.

La universidad (o por lo menos una facultad) adopta una nueva política de adquisiciones y suministros, comprando directamente a organizaciones de pequeños productores de comercio justo.

La universidad apoya, por lo menos, una investigación o una publicación al año sobre Economía Solidaria, Comercio Justo y Consumo Responsable.

La universidad cuenta, por lo menos, con un curso académico al año en el cual se abarcan los temas de la Economía Solidaria, el Comercio Justo y el Consumo Responsable.

LOGO FB - horinzontalSi conoce alguna universidad potencialmente interesada o quiere promover la campaña a nivel local, no dude en contactar a Marco Coscione (marco.c@claconline.com) Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia de CLAC, y Coordinadora de las Campañas.

Guardar

Guardar

Guardar

Tejiendo una red solidaria con las universidades latinoamericanas.

En agosto de 2014, la CLAC lanzó la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, una idea que toma ejemplo de otras campañas a nivel internacional como, por ejemplo, la campaña “Universidades por el Comercio Justo” en España, “Fair Trade Universities” en Estados Unidos o en Australia. Sin embargo, la campaña latinoamericana tiene un fuerte enfoque de incidencia, sensibilización y educación; esto responde a la necesidad de desarrollar el movimiento por un comercio justo y solidario en el continente, donde el concepto y las prácticas de comercio justo y consumo responsable aún no están bien desarrollados.

JavierEcolsierra_acento

En este sentido, construir relaciones directas y estrechas entre las universidades y las organizaciones de productores, y coordinadoras nacionales de comercio justo en los diferentes países de la región, es muy importante y nos ayudará a despertar conciencias sobre la importancia de buscar un modelo más sostenible y comprometido de producción, comercialización y consumo.

Las universidades forman los presentes y futuros tomadores de decisiones políticas y privadas, y son fundamentales en todos los procesos formativos, de investigación y desarrollo. Es por estas razones, entre otras, que tienen un enorme potencial para convertirse en actores protagónicos para el fomento concreto de relaciones comerciales más justas y solidarias. Queremos llegar a los estudiantes, a los jóvenes de las zonas rurales y urbanas, para que conozcan los impactos y desafíos del comercio justo; para que entiendan la necesidad de construir vínculos directos con los pequeños productores, agrícolas y artesanales, y comprendan las diferencias, por ejemplo, entre la agricultura familiar a pequeña escala y el agronegocio; diferencias en términos sociales, económicos, alimentares y ambientales.

La concientización de los ciudadanos-consumidores, sobre patrones más sostenibles de producción y consumo, pasa inevitablemente por la educación. La concientización también toca a las mismas instituciones académicas: con aportes desde las investigaciones, el cambio de los contenidos de los cursos y nuevas políticas de adquisiciones internas, pueden dar un ejemplo concreto de que sí es posible construir otra economía.

mapa uni 7 copiaA finales de octubre de 2015, la campaña ya cuenta con 7 universidades oficialmente sumadas a la red: tres en Colombia (Uniminuto, Universidad Cooperativa de Colombia, UniNorte y Universidad del Valle sede Norte del Cauca), dos en Costa Rica (UTN y Catie) y una en Brasil (UFLA). Son nuestras pioneras, que empezaron a echar las bases de la red de universidades latinoamericanas por el comercio justo; pero ya estamos trabajando con otras universidades para que también se sumen. Una vez consolidada una buena red, comenzaremos a construir posibilidades de cooperación también a nivel latinoamericano. De momento, resaltamos las relaciones y los trabajos que las actuales universidades latinoamericanas por el comercio justo ya están desarrollando en pro del movimiento y sus actores protagónicos: los productores.

Para cualquier información relativa a la campaña se puede poner en contacto con Marco Coscione, Coordinador de Gestión de Recursos de Incidencia – CLAC, en el siguiente email: ulcj@claconline.com

Exitosas actividades de incidencia con la BRFAIR en Brasil

Del 19 al 22 de octubre de 2015, el Coordinador de Gestión de Recursos e Incidencia de CLAC, Marco Coscione, estuvo trabajando en Brasil con la BRFAIR, Coordinadora Nacional de Pequeños Productores Fairtrade el país.

Durante los dos primeros días se desarrolló el taller “Construcción de la estrategia de incidencia”. La finalidad del taller fue doble: el primer objetivo, recoger insumos para la estrategia de incidencia a nivel continental que se presentará al Consejo de Directores a mediados de Noviembre, antes de la Asamblea General. El segundo,  construir con los productores brasileños una estrategia de incidencia que la BRFAIR pueda tener como guía y plan para sus acciones hacia la sociedad brasileña, y sus actores públicos, privados y mixtos.

El análisis fue muy interesante y resaltó el gran interés que las organizaciones de pequeños productores tienen en divulgar los principios y valores del comercio justo, así como sus prácticas cotidianas y las experiencias de producción y comercialización solidarias y sostenibles. Los productores que participaron en el taller denotan que, a pesar de los recientes avances normativos, aún hay mucho desconocimiento sobre el movimiento por un comercio justo y su impacto en las áreas rurales del país.

Los representantes de las organizaciones participantes, subrayaron que a diferencia de otros países, donde la agricultura familiar y el comercio justo carecen de políticas públicas específicas, Brasil ya cuenta con un marco legislativo más claro y dirigido hacia los pequeños productores. Sin embargo, entre integrantes de BRFAIR aún hay poco conocimiento de las políticas públicas existentes, así como poca participación de los productores de comercio justo en la revisión y mejora de dichas políticas.

Los restantes días de la jornada fueron dedicados a acciones concretas de incidencia en la zona de influencia de las organizaciones. Se resaltan tres importantes reuniones: la primera, con la Universidad Federal de Lavras, que ya está participando de la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, para concretizar los siguientes pasos de cooperación con BRFAIR. La segunda, con el alcalde de Boa Esperança, pequeña ciudad donde se encuentra la sede de la BRFAIR y donde trabaja activamente la Cooperativa Dos Costas. André Luiz Reis, actual presidente de las dos organizaciones de comercio justo, participó de la reunión, subrayando la importancia que tendría para la ciudad participar de la campaña “Ciudades y Pueblos Latinoamericanos por el Comercio Justo”.

Con el objetivo de articular otra relación a nivel local, se desarrolló   una tercera reunión con la Fundación Cultural de Varginha, entidad que trabaja muchos de los aspectos sociales y culturales de la ciudad. Varginha es una de las ciudades más importantes en el mundo con respecto a la producción de café. El comercio justo, en este sentido, tiene una relevancia particular. La idea es construir nuevas relaciones locales directas entre pequeños productores, autoridades locales y sociedad civil de la ciudad, y empezar a trabajar concretamente en la campaña “Varginha Ciudad Latinoamericana por el Comercio Justo”.

CLAC continúa fomentando la campaña con universidades por un Comercio Justo

Construir relaciones estables y de mutuo beneficio entre las organizaciones de productores de comercio justo y el mundo académico es una tarea un tanto difícil y larga; sin embargo, los productores latinoamericanos han entendido que es un desafío muy importante para concientizar a los ciudadanos en nuestras sociedades y para educar sobre los valores y principios de una economía más solidaria, un consumo más responsable y comprometido, y un comercio más justo y equitativo.

 Nueve meses después del lanzamiento de la campaña, la Uniminuto de Bogotá fue declarada como primera universidad latinoamericana por el Comercio Justo. En Colombia, otras tres universidades están en los trámites internos para cumplir con los criterios, valorizando a través de la campaña todo el trabajo en comercio justo local que ya están desarrollando. En Costa Rica, otras tres universidades están interesadas en la campaña y se espera recibir pronto su compromiso formal para que se sumen a la red. En Ecuador, también se está trabajando con dos potenciales universidades por el comercio justo, así como en Nicaragua con una, y en Perú con dos más.

 En estos últimos meses hemos recibido varias cartas de apoyo a la campaña: de la Universidad de Cantabria (universidad española por el comercio justo), del Fair World Project (Estados Unidos), de la Coordinadora de Comercio Justo de Costa Rica y Panamá y de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo. Desde CLAC seguiremos fomentando este esfuerzo conjunto que confiamos dará muy buenos frutos para nuestro continente.

 Para más información sobre esta iniciativa consulte http://www.clac-comerciojusto.org/ulcj/

Inicia la campaña Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo

CLAC ha iniciado la campaña “Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo”, la cual es una iniciativa que busca sensibilizar e incidir en torno a la importancia de establecer vínculos de Comercio Justo y consumo responsable en nuestras sociedades latinoamericanas y caribeñas.

Su principal objetivo es crear una Red Latinoamericana de Universidades Latinoamericanas y Caribeñas que apoyan el comercio justo a través de varias acciones académicas, de extensión social y de vinculación con las organizaciones de pequeños productores de comercio justo.

Las universidades forman los presentes y futuros tomadores de decisiones políticas, y son fundamentales en todos los procesos formativos, de investigación y desarrollo, por lo que tienen un enorme potencial para convertirse en actores protagónicos para el fomento concreto de relaciones comerciales más justas y solidarias.

¡Súmate a la construcción de esta red latinoamericana y caribeña de universidades comprometidas tanto académicamente como activamente con las relaciones económicas y comerciales justas y solidaria!

¡Apoya a los pequeños productores organizados de nuestros países: conociendo sus experiencias y actividades comerciales solidarias; informando sobre los valores y las prácticas del comercio justo y la economía solidaria; cambiando tus hábitos de consumo y convenciendo la administración de tu universidad a hacer lo mismo a través de una nueva y solidaria política de adquisiciones y consumo interno!

Le animamos a descubrir cómo ser parte de esta iniciativa, visitando www.clac-comerciojusto.org/ulcj

Búsquenos en Facebook

Ecuador: Taller para la construcción de estrategia para el fomento del Comercio Justo

En el marco de la investigación “Sistemas de Certificación Agrícola, Organizaciones de Productores y la Co- Gobernanza de la Política Publica en Ecuador”, que se está desarrollando en el Ecuador con la participación de la Universidad de York (Canadá) y FLACSO-Ecuador, se ha llevado a cabo un taller de dos días que ha visto involucrados directamente a los pequeños productores ecuatoriano de la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo.

El 10 y 11 de julio, alrededor de 20 representantes de 5 organizaciones de comercio justo del país, han podido discutir sobre distintos temas que preocupan a las organizaciones de pequeños productores y han empezado a construir de manera consensuada un documento de posicionamiento frente a la “ESTRATEGIA ECUATORIANA PARA EL FOMENTO DEL COMERCIO JUSTO 2014 – 2017” que el Ministerio de Comercio Exterior del Ecuador presentó oficialmente a la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES) el día 23 de julio de 2014. La esperanza de todos, es que esta estrategia se traduzca pronto en una política pública que apoye los actores que construyen cotidianamente relaciones de comercio justo en el país.

Según el coordinador del proyecto de investigación en FLACSO-Ecuador, el canadiense Patrick Clark, “el taller que hemos desarrollado en conjunto con la CECJ es muy importante, sobre todo para dar un espacio de reflexión sobre las problemáticas que viven diariamente los productores y las organizaciones del sistema de comercio justo en Ecuador. Es importante que las organizaciones de productores de comercio justo tengan espacios para reflexionar sobre su realidad en la coyuntura actual. Desde la academia, este tipo de talleres nos ayuda a analizar la realidad ecuatoriana y generar nuevos análisis académicos sobre el comercio justo en varios de sus aspectos fundamentales”.