Mensaje de la Presidencia de CLAC

Desde su creación, la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC) está comprometida con el desarrollo económico, social y ambiental de las familias y comunidades rurales en las cuales trabajan sus miembros. Para tal fin, y siguiendo el enfoque multidimensional y multi-stakeholders que caracteriza el comercio justo, CLAC establece relaciones y alianzas estratégicas para construir, desde las comunidades mismas, un desarrollo más sostenible e inclusivo; además, es un aliado continental clave, para diseñar, implementar y evaluar políticas y programas efectivos, que permitan contribuir con la reducción de la pobreza y de las desigualdades en las zonas rurales de nuestro continente.

Nos encontramos en un momento crucial para definir las estrategias de sostenibilidad de todos los países del mundo y de la misma comunidad internacional. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) requieren de grandes compromisos y un trabajo conjunto entre gobiernos, sectores públicos y privados, organizaciones de la sociedad civil, para atender las necesidades de los países y poblaciones más marginadas y juntos construir sociedades mucho más equitativas, inclusivas y resilientes, en que hagamos riqueza de la diversidad humana, cultural, social y ambiental.

La construcción de un mundo más sostenible no debe quedarse en palabras, sino considerarse como una obligación hacia nuestros hijos e hijas,  y las futuras generaciones. Frente a los múltiples desafíos del desarrollo sostenible, el movimiento por un comercio justo ha propuesto, a lo largo de varias décadas, acciones concretas que garantizan a pequeños productores y trabajadores una mayor sostenibilidad económica, social y ambiental. Los logros del comercio justo se basan en buenas prácticas agrícolas y medioambientales, el respeto a la persona y los derechos humanos, y relaciones comerciales justas y de largo plazo.

El comercio justo trabaja desde un enfoque de desarrollo multi-dimensional (desde lo económico hasta lo cultural), multi-nivel (desde lo local hasta lo global) y multi-stakeholders (desde el productor agrícola hasta el consumidor final). Un comercio más transparente y sostenible es la base para que los anillos más débiles de las cadenas productivas y comerciales puedan construir el camino hacia el desarrollo.

De esta manera, posibilitando mejores condiciones económicas y sociales, Gracias al acceso al mercado en condiciones justas y equitativas, el comercio justo promueve el empoderamiento y liderazgo comunitario, demostrando que tanto pequeños(as) productores(as) como trabajadores(as), a través de sus cooperativas, organizaciones y asociaciones, pueden liderar procesos de desarrollo local y nacional, volviéndose actores fundamentales para la implementación de políticas públicas y planes de desarrollo territoriales.

Desde CLAC, como red de productores co-dueña del sistema Fairtrade International, trabajamos constantemente en el empoderamiento, apoyo y acompañamiento de las organizaciones de pequeños(as) productores(as) y asociaciones de trabajadores(as) de comercio justo en América Latina y el Caribe; así como en su representación a nivel continental e internacional. Visibilizamos sus necesidades – adaptación al cambio climático, acceso al mercado y al financiamiento, ingresos y salarios dignos, inclusión de mujeres y jóvenes, protección de la niñez, incidencia y sensibilización, entre otros temas neurálgicos – y las conectamos con los desafíos globales.

Construimos alianzas estratégicas en el continente y a nivel internacional; incidimos en instancias públicas y privadas para que, dentro de un sistema económico que aún genera demasiadas desigualdades, mucha exclusión y profundas crisis (ambientales, alimentarias, financieras, entre otras), se trabaje cada día para los más desfavorecidos, los mismos que nos alimentan cada día, enfrían el planeta y siguen brindándonos gratuitamente sus servicios ambientales.

Al reconocer estos esfuerzos cotidianos y mejorar el impacto del comercio justo en las vidas de nuestros productores(as) y trabajadores(as), como CLAC nos dedicamos con pasión y profesionalidad, sabiendo que otros también creen en nosotros y nos están acompañando en este largo camino.

Marike de Peña

Presidenta del Consejo de Directores de CLAC

2018 © CLAC - Textos y fotografías tienen todos los derechos reservados.