Os Objetivos de Desenvolvimento Sustentável

Os Objetivos de Desenvolvimento Sustentável (ODS), também conhecidos como Objetivos Mundiais, são uma chamada universal à adoção de medidas para pôr fim à pobreza, proteger o planeta e garantir que todas as pessoas tenham paz e prosperidade.

Estes 17 objetivos baseiam-se em realizações dos Objetivos de Desenvolvimento do Milênio, mesmo que incluem novas esferas como a mudança climática, a desigualdade econômica, a inovação, o consumo sustentável e a paz e a justiça, entre outras prioridades. Os Objetivos estão inter-relacionados, com frequência a chave do êxito de um envolverá as questões mais frequentemente vinculadas com outro.

Os ODS implicam um espírito de colaboração e pragmatismo para eleger as melhores opções com o fim de melhorar a vida, de maneira sustentável, para as futuras gerações. Proporcionam orientações e metas claras para a sua adoção por todos os países segundo as suas próprias prioridades e os desafios ambientais do mundo em geral.

Os ODS são uma agenda inclusiva. Abordam as causas fundamentais da pobreza e nos unem para conseguir uma mudança positiva em benefício das pessoas e do planeta.

CLAC y el sistema Fairtrade

CLAC y el sistema Fairtrade, a través del fortalecimiento de las organizaciones de productores(as) y la construcción de canales de comercialización diferenciados, garantizan a las poblaciones rurales más vulnerables el acceso a recursos, bienes y servicios, de los cuales, de otra manera, serían excluidos (Meta 1.4). Además, se fomenta las inversiones en productividad agrícola, generando mayores oportunidades para los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares (meta 2.3).

Así mismo, el Comercio Justo fomenta prácticas agrícolas resilientes (meta 2.4), sensibiliza y capacita sobre adaptación y mitigación al cambio climático (meta 13.3), estimula el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce (meta  15.1), la reforestación y la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad (meta  15.4 y 15.5, entre otros).

Otro gran aspecto del impacto positivo del Comercio Justo es la apuesta por la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública (meta  5.5); y suma esfuerzos de muchos actores para erradicar el trabajo forzoso y la explotación infantil (meta  8.7), promoviendo entornos laborales dignos (8.8).

El sistema Fairtrade es único gracias a que garantiza a los agricultores(as) un precio que cubre sus costes de producción y paralelamente les reconoce una suma adicional (prima) para invertir en proyectos de desarrollo para sus comunidades, a través de estas inversiones se incrementa las oportunidades de escolarización y educación de los hijos(as) de los productores(as) (ODS 4), y se fomentan inversiones comunitarias en servicios de agua potable y saneamiento (ODS 6). A través de la incidencia desde CLAC y Fairtrade, se estimulan políticas diferenciadas para el acceso de las pequeñas industrias y organizaciones, particularmente en los países en desarrollo, a los servicios financieros, incluidos créditos asequibles, y su integración en las cadenas de valor y los mercados” (meta 9.3).

Pero sobre todo, en CLAC y todo el sistema Fairtrade a nivel global trabajamos todos los días para reducir la desigualdad en los países y entre ellos (ODS 10) a través de una plena dignificación del trabajo y la promoción de la economía solidaria e inclusiva para garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles (ODS 12).

CLAC - 2016, CLAC – 2016, Textos e fotografias tem todos os direitos reservados.