Las organizaciones de productores se articulan también en Redes de Producto, a través de las cuales se encuentran y trabajan juntos los productores de un mismo producto pero de diferentes países del continente. Estos espacios permiten el intercambio de experiencias entre productores de un mismo producto y también la construcción de estrategias y planes de trabajo conjuntos a nivel continental. En la actualidad, la CLAC cuenta con varias redes ya constituidas y que llevan varios años trabajando: la Red Café, la Red de Miel, la Red de Banano, la Red de Cacao y la Red de Azúcar; y también con otras redes que están avanzando en sus primeros pasos, como la Red de Quínoa y la Red de Frutas Frescas y Jugos.

Algunas de las principales actividades de las Redes de Producto son:

  1. Realizar como mínimo una Asamblea cada dos años.
  2. Recabar y sistematizar la información que proviene de las coordinadoras nacionales en relación a productos específicos.
  3. Identificar productores y cantidad de producto disponible a ofertar en América Latina y El Caribe.
  4. Desarrollar estrategias de acceso al mercado internacional para cada uno de los productos de las Organizaciones de Pequeños Productores (OPP).
  5. Divulgar información actualizada apoyándose en las coordinadoras (donde existen éstas ó instancias que jueguen este rol), sobre los patrones del mercado internacional de cada producto específico.
  6. Articular y/o apoyar actividades con las Coordinadoras referente a proyectos específicos de producto.
  7. Organizar oferta y demanda de productos, con miras a maximizar volúmenes de venta de las OPP.
  8. Organizar y participar en ferias de productos específicos, para promover los productos de las OPP.
  9. Promover de diversas formas el producto, haciendo alusión a cada país de origen.
  10. Presentar documentos soporte de costos de producto y realizar análisis de costos, que sirven como insumo para realizar propuestas sobre fijación de precios mínimos.