Los(as) pequeños(as) productores(as): aliados(as) en la lucha contra el cambio climático

CLAC con su Programa de Cambio Climático está trabajando en concientizar y capacitar a las organizaciones miembro en el desarrollo, uso e implementación de medidas que promueven una agricultura sostenible. También, por su parte hay muchas organizaciones miembro que ya están desarrollando sus propios programas ambLa conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP23, se está desarrollando del 6 al 17 de noviembre en la ciudad de Bonn, Alemania. Después de un año en el que los eventos climáticos extremos impactaron fuertemente a Latinoamérica y el Caribe: como el fenómeno del niño costero en Ecuador y Perú que produjo fuertes lluvias, inundaciones y aluviones, más una temporada de huracanes en el atlántico que ha roto récords al haberse presentado cuatro huracanes seguidos; dos de ellos alcanzando la categoría máxima, Irma y María, que devastaron buena parte de las islas del caribe.

Lo anterior y el hecho de que Fiji preside la conferencia, plantea que gran parte de las discusiones se centrarán en los temas de pérdidas y daños asociados con los impactos del cambio climático, adaptación y la construcción de resiliencia para los países en desarrollo más vulnerables. Para ello, los países desarrollados han prometido incrementar el financiamiento y los mecanismos de acceso a este, como apoyo para lograr la meta de un billón de dólares anuales hasta el año 2020.

La Conferencia se plantea como meta definir normas, guías y procedimientos para la implementación del Acuerdo de París que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Dicho Acuerdo ha sido ratificado y firmado por todos los países, a excepción de Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases después de China. El Acuerdo y las nuevas metas de desarrollo sostenible hacen parte de la misma agenda mundial que promueve sociedades más resilientes y un desarrollo climáticamente inteligente, ya que lo que se ha logrado hasta el momento y el desarrollo a futuro está en riesgo debido al cambio climático.

Para lograr estas metas a largo plazo, durante las negociaciones se reforzará la necesidad imperativa de que todos los países incrementen sus contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional para el 2020 y así lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero drásticamente para evitar un aumento en la temperatura del planeta de 2°C que causaría daños irreversibles para billones de personas y la naturaleza.

Los actores no estatales como empresas y organizaciones no gubernamentales como la CLAC y sus organizaciones miembros poseen ahora la responsabilidad imperante de convertirse en socios críticos de la nueva agenda mundial y en la lucha contra el cambio climático pues sus esfuerzos se suman y contribuyen a lograr las metas que los gobiernos por sí solos no pueden lograr.

CLAC con su Programa de Cambio Climático está trabajando en concientizar y capacitar a las organizaciones miembro en el desarrollo, uso e implementación de medidas que promueven una agricultura sostenible. También, por su parte hay muchas organizaciones miembro que ya están desarrollando sus propios programas ambientales. Debemos trabajar cada organización desde su región y aunar esfuerzos que nos permitan cuidar y proteger nuestro medio ambiente.

Tormenta Nate causa pérdidas en organizaciones de pequeños (as) productores (as) en Costa Rica

Durante los primeros días del mes de octubre la región centroamericana se vio afectada por el paso de la tormenta Nate. Uno de los países que más afectaciones sufrió fue Costa Rica, ya que dicha tormenta ha sido considerada como el peor desastre natural que ha impactado la zona en décadas, debido a la magnitud de los daños que causó en la agricultura, infraestructura y viviendas en tres cuartas partes del país según datos otorgados por el Gobierno. Se estima que hubo pérdidas en más de 124 mil hectáreas en cultivos y más de 20 millones de dólares en café, banano y otros productos a nivel nacional.

Como lo indica el reporte oficial, el paso de estos fenómenos naturales impacta al sector de la agricultura y por ende a los pequeños(as) productores(as). En el caso de las organizaciones miembro de CLAC en Costa Rica, luego de hacer una evaluación de los daños, podemos mencionar que han sido 6 las organizaciones afectadas: ALIANZA, COOPEASSA R.L., COOPEAGRI R.L., COOPECAÑERA R.L., COOPETARRAZÚ R.L. y COOPROSANVITO R.L.

En las organizaciones cafetaleras se reportan pérdidas en el cultivo y finca debido al agrietamiento y deslizamiento del terreno lo que imposibilita la actividad agrícola, la tormenta también provocó la caída del grano. Organizaciones como COOPROSANVITO reporta una pérdida entre 25 y 50% del área de sus fincas. De estas un 47.4% es debido al deslizamiento y un 36.8% debido a la caída del grano. COOPETARRAZÚ reporta la pérdida de la siembra nueva de plantas de café en más de 300 fincas. Además, en general las organizaciones han sufrido daños estructurales en sus organizaciones, así como en las viviendas de sus miembros y en los accesos a sus comunidades.

Respecto a la producción de azúcar, se reportan daños en las plantas para la cosecha de más de 20 productores, esto afectará el rendimiento de la caña de azúcar para la zafra 2018, puede significar hasta un 20% de descenso en la cosecha.

Las organizaciones en Costa Rica están aunando esfuerzos que les permita ir poco a poco restaurándose a nivel de organización y de comunidad. Las organizaciones de pequeños(as) productores(as) de Comercio Justo se enfrentan ante la necesidad de prepararse para prevenir y reducir los impactos climáticos negativos en sus territorios, comunidades, familias, fincas, cultivos, medios de sobrevivencia y ecosistemas. Para tal efecto, deberemos mejorar nuestro conocimiento sobre el cambio climático, y sobre todo, identificar y adoptar las mejores estrategias, sistemas, tecnologías y prácticas productivas, para facilitar la adaptación ante los efectos del cambio climático y asegurar la viabilidad de sus productos, fincas y comunidades.

En Perú se realizaron con éxito talleres de cambio climático y diagnóstico ambiental en cooperativas de café de comercio justo

El aumento del deterioro en la naturaleza, la falta de conciencia ambiental y los acelerados efectos del cambio climático son cada día más evidentes en todas nuestras regiones. Esta triste y preocupante realidad hace necesaria la toma de acciones que nos permitan  empezar a prepararnos para mitigar sus efectos catastróficos a corto, mediano y largo plazo, así como buscar estrategias de adaptación a las nuevas realidades en un futuro cercano cada vez menos halagador.

Ante esta situación, CLAC con el equipo de fortalecimiento a las organizaciones de pequeñas y pequeños productores de comercio justo viene desarrollando en Perú una serie de talleres regionales de Diagnóstico Ambiental y Cambio Climático, con los Técnicos(as) y Directivos(as) de las diferentes cooperativas cafetaleras. En estos talleres se imparten conocimientos, resultados, estadísticas globales y conceptos que ayudan a comprender mejor las causas y efectos del cambio climático, así como la importancia de abordar la problemática desde una perspectiva regional y eco sistémica.

Entre los principales objetivos de estos talleres están propiciar un espacio de formación a formadores y un marco de gestión para la aplicación de metodologías, dinámicas y herramientas en la socialización de las temáticas ambientales y de cambio climático a las comunidades.   Igualmente, dar las bases para la formulación de proyectos que permitan brindar respuestas apropiadas a las necesidades de los productores y productoras en relación a las transformaciones socio-ambientales causadas por el cambio climático a mediano y largo plazo. Así mismo, fomentar un desarrollo alternativo adaptativo y brindar las herramientas para el análisis de la información existente y las repercusiones sociales, económicas y ambientales del cambio climático, identificando diferentes posibilidades de adaptación y mitigación de acuerdo a las condiciones y recursos locales.

Los y las participantes aclararon dudas sobre las dinámicas naturales que el planeta genera y los efectos provenientes por la mano del hombre, aprendieron a reconocer las fuentes y sectores que generan los Gases Efecto Invernadero (GEI), revisaron información y resultados estadísticos con base científica. Con esta información dinamizaron sus trabajos en grupo donde constantemente identificaron, plasmaron e intercambiaron las experiencias y necesidades de mitigación y adaptación que se vienen implementando en sus comunidades y desde sus organizaciones. Se presentaron dos primeros módulos del curso de cambio climático de CLAC y se desarrollaron dinámicas sobre la visión del pasado y el futuro de las regiones y unos mapas que ilustran los riesgos y las oportunidades ambientales del territorio. Finalmente, las y los participantes mostraron su compromiso, no solo de replicar el taller con sus respectivos socios(as), sino también de crear un equipo impulsor para la formulación de un proyecto y la búsqueda de instituciones aliadas con las que se pueda complementar el plan de acción.

Los componentes del proyecto deben incluir acciones de sensibilización, educación, adaptación y mitigación, entre las principales actividades priorizadas para las organizaciones están:

  •         Gestión de residuos sólidos
  •         Reforestación con especies nativas
  •         Plantas de abonos y manejo de residuos orgánicos
  •         Educación ambiental comunitaria
  •         Buenas prácticas agrícolas (evitar quemas y tala, recuperación de agua y bosque)
  •         Contaminación y manejo de fuentes de agua
  •         Erosión y pérdida de suelos
  •         Incidencia política

Con el apoyo del equipo de CLAC, se presenta una oportunidad de incidir realmente en las organizaciones de pequeñas y pequeños productores, dando un acompañamiento a las propuestas de trabajo regional en cambio climático en las zonas de Quillabamba, Pichanaki y San Ignacio (Jaen). Donde se tiene la responsabilidad de apoyar las acciones de las organizaciones y conformar una red de trabajo de un programa nacional en Perú de cambio climático de las organizaciones de comercio justo y poder así mitigar las catastróficas consecuencias del deterioro ambiental a nivel mundial.

Es importante que podamos realizar un trabajo conjunto CLAC y organizaciones para poder ir visualizando y proyectando cambios importantes a nivel de la agricultura de pequeñas y pequeños productores y a favor de nuestro planeta.